Minas Marinas, una poderosa armas táctica para batallas

Actualizado En

Las Minas submarinas son mecanismos explosivos, empleados por contar con una carcasa flotante, gran potencia y alcance, por lo cual era fácil que fueran desplegadas en el mar durante el desarrollo de las guerras mundiales; todo ello con la finalidad de destruir tanto a buques como submarinos pertenecientes al bando enemigo. Te invitamos a conocer estas armas mortales, empleadas con uso bélico, para ganar con ellas muchos de los combates realizados en altamar.

Minas Marinas

Introducción

En la antigüedad se desarrollan sangrientas guerras, que dejaron como saldo la pérdida de la vida de muchos seres humanos en el mundo; sin considerar todas las pérdidas materiales, como consecuencia de estas sangrientas batallas en donde generalmente se enfrentaban dos bandos principales, siendo cada uno de ellos apoyados por algunas naciones aliadas.

Una las armas bélicas empleadas fueron precisamente las Minas Submarina, que no eran otra cosa, sino bombas que tenían la característica de ser consideradas como armas que eran prácticamente ciegas; en virtud de que no podían distinguir entre amigos, enemigos o personas neutrales.

Fue este uno de los factores que llevó a que las Minas Marinas fuesen considerados elementos destructivos, que podían alcanzar una vez en el mar, a cualquier embarcación que se topara con ellas durante su desplazamiento, destruyéndose casi completamente, aunque no se encontraran formando parte de la guerra, pues las minas originalmente explotaban tan pronto alcanzaban cualquier objetivo.

Incluso con el paso de los años muchas de estas Minas Marinas, que eran también identificada como torpedos fijos; permanecieron en el fondo del mar, sin haberse activado, por lo cual seguían representando un peligro inminente dentro de los cuerpos de agua.

Minas Marinas

Estos dispositivos cuenta con variados mecanismos de detonación, algunos de los cuales son manuales, mientras que otros accionan ante la presión; incluso se crearon muchas de ellas a base de sofisticados mecanismos electrónicos, que les permitían ser activadas  con sonidos o mediante ondas magnéticas; siendo terribles sus consecuencias cuando alcanzaban a un submarino o a un barco.

Un ejemplo del daño que es posible ocasionar al lanzar una Mina Marina, se observó durante la Guerra de Secesión, que fue conocida como la Guerra Civil ocurrida en los Estado Unidos desde el año de 1861 al 1865; con el hundimiento del USS Cairo, que era un cañonero fluvial también de los Estados Unidos, formando parte del bando de la Unión.

Permanezcan con nosotros para conocer detalladamente este interesante tema, que es parte de la historia de la humanidad, pero que cuenta con puntos relevantes sobre la aparición de esta arma bélica empleada en la mayoría de las guerras que se desarrollaron en el mundo, y que se espera nunca más vuelvan a ser utilizadas.

Ya que independientemente de todas las pérdidas humanas y materiales ocasionadas con ellas; durante su detonación, también se llevaron la vida de innumerables criaturas marinas que poblaban los mares y destruyeron en consecuencia con la contaminación por ellas ocasionadas, infinidad de importantes ecosistemas en el planeta.

¿Qué son las Minas Marinas?

Una Mina Marina es un dispositivo o aparato explosivo, diseñado con la finalidad de destruir objetivos que se encuentre en el mar; bien sea barcos, submarinos o cualquier otra estructura que se encuentre a su paso.

Ellas pueden ser colocadas de muchas de maneras, siendo una de ellas, mediante la utilización de minadores, que son buques navales empleados durante las guerras, con la finalidad de desplegar en una determinada área, creando con ello amplios campos minados.

Pero también se pueden emplear otras naves con submarinos, aviones, barcos reacondicionados e incluso ser colocadas en un puerto de manera manual. Sus especificaciones suelen ser bastante amplias, por lo cual se pudieron crear tanto económicas como sofisticadas, que costaron para su realización millones de dólares.

Son armas que suelen estar equipadas con dispositivos de sensores y que se pueden lanzar mediante cohetes o torpedos. Es por este motivo que fue parte del armamento de los enemigos menos poderosos; en donde se destaca que estadísticamente es más costoso quitarlas de un lugar que ponerlas.

Minas Marinas

En la actualidad y aunque parezca increíble, todavía existen campos minados navales que quedaron luego de la Segunda Guerra Mundial, que finalizó en el año de 1945, y que debido a su gran extensión no se han podido limpiar. Pero donde existe la posibilidad, de que muchas de ellas siguen siendo peligrosas.

Las Minas pueden ser consideradas como enemigos silencios que aguarda, para atrapar a quienes se les acerquen; empleadas de manera ofensiva en lagos, ríos, mares y océanos, al igual que armas psicológicas; debido a que una vez colocadas en aguas enemigas, eran empleadas para evitar el paso por muchas de las rutas comerciales, especialmente por busques que llevaban refuerzos o suministros para hacer frente a la guerra.

Con ellas se amedrentaban a las naciones de manera psicológica, evitando que pudiesen realizar envíos por dichas rutas comerciales, y que de esta manera lo llegasen en auxilio del enemigo.

Minas Marinas

¿Cómo Funcionan?

Las Minas Marinas son parte de la historia de la antigüedad, pero que aun en la actualidad siguen siendo efectivas dentro de la guerra naval moderna, no obstante que las actuales cuentan con un sistema de seguridad para garantizar su manipulación, lo que les permite ser almacenadas, contándose con la posibilidad de que se puedan autodestruir.

En general físicamente una mina naval contiene equipos de manipulación, más un completo dispositivo armado mediante una serie de explosivos en su carcasa; algunas tienen equipos de reconocimiento de objetivos y una batería.

Algunas de ellos explotan debido a que cuentan con un dispositivo que detecta disparos, movimientos, sonidos acústicos, ondas magnéticas o presión, con la cual ella es accionada. Todo ello dependerá específicamente del tipo de mina naval que se trate.

Muchas de ellas podrían no funcionar como se ha previsto; acercarse al objetivo sin explotar y en el momento menos esperado explotar repentinamente. Pero lo que es seguro en todas ellas, es que el daño que ocasionan es verdaderamente terrible.

Durante su utilización como arma de ataque en el desarrollo de los combates de la Primera Guerra mundial, eran empleadas tanto como elementos de carácter defensivo como ofensivo, con lo cual ponían en peligro la navegación de cualquier barco; consideradas además cono el mejor antídoto, para hacer frente a los submarinos, ya que con ellas se les impedía el paso por determinadas aguas.

Conocer cómo funcionan es uno de los elementos primordiales para poder hacerles frente; donde en general se debe saber que lo que se haga dependerá del tipo de sensores mediante los cuales ha sido provista, tal como se indicó anteriormente, puede ser acústico, sísmico, de presión o magnético. De manera simplificada les damos a conocer cada uno de ellos.

  • Magnético, la mina esta provista de magnetómetros que detectan campos magnéticos en cualquier dirección; una vez que pasa un barco, su señal es recogida por la mina y se convierte en pulsos eléctricos, que cuando llegan a determinado número, la mina explota.
  • Presión, en este caso los sensores detectan las presiones negativas, que posteriormente convierte en señales eléctricas; esto debido a que los barcos durante su desplazamiento en el agua, movilizan una cierta cantidad de esta, lo que es detectado por la mina, enviando las señales a su tren explosivos y detonándose en el momento preciso.
  • Acústicas, las ondas sonoras detectadas por el movimiento del agua, también debido al desplazamiento de un barco, activa señales eléctricas detectadas por la mina, especialmente por el ruido realizado por las hélices de la nave, durante su navegación; esta vibraciones son comunicada mediante la propia agua, y en consecuencia se detona la mina.
  • Sísmicos, eran bastante similares a los acústicos en lo referente  a su detonación; pero más sensibles que los anteriores, siendo posible incluso programados, para detectar el más mínimo movimiento dentro del agua.

Historia

Las Minas al igual que otros explosivos, fueron inventadas por los chinos; contándose con documentos mediante los cuales ya eran descritas durante la existencia de la Dinastía Ming, Jiao Yu, durante el siglo XIV. En donde se habla de este tipo de arma, siendo empleada contra la piratería Japonesa.

Lógicamente para aquella época, su construcción era bastante rudimentaria, se decía que eran elaboradas con una caja de madera llena de explosivos y sellada con masilla.

Años más tarde la Mina Naval era descrita por el escritor Song Yingxing, en 1637 d.C. como aparatos provistos de una cuerda para ser accionada, mientras los soldados ocultos, esperaban para emboscar al enemigo. La finalidad de esta cuerda, era girar un mecanismo mediante el cual se producía una chispa que encendía el detonador de la mina.

Durante el año 1574, se comenzaron también a diseñar minas, que fueron presentadas a la reina Isabel I de Inglaterra, por parte de Ralph Rabbards; que posteriormente fueron creadas empleando un petardo flotante, pero esto fracasó; no obstante que los registros históricos indican que en 1627, los ingleses emplearon armas de este tipo durante el Asedio de la Rochelle, una guerra contra Francia.

En los acontecimientos de la Guerra de Independencia Estadounidense, librada contra los británicos, durante los años desde el 1775 a 1783, se empleó la primera mina naval norteamericana, desarrollada por David Bushnell.

En este caso se trató de un barril que fue sellado herméticamente, siendo posteriormente lleno de pólvora, el cual se lanzaba al mar, para que flotara hacia el enemigo y que se detonaba por un cierto mecanismo sensible, que ocasionaba chispas al golpear con un barco.

De esta manera la historia de las Minas Navales, comienza a evolucionar con el paso de los años, estando presente en cada una de la Guerras Mundiales que ocasionaron estragos a la humanidad. Considerando que probablemente anteriormente eran utilizadas con moderación, hasta que fueron parte de la Guerra Civil Americana, con lo cual el mundo conoció los estragos que podían ocasionar estos torpedos explosivos.

En el año de 1812, estando en el siglo XIX, un ingeniero Ruso de nombre Pavel Schilling, logra hacer que una mina naval se detone, mediante la utilización de un circuito eléctrico. Años más tarde lograron perfeccionarse en este campo con las ideas de Moritz Von Jacobi e Immanuel Nobel, estando entre los años de 1853 y 1856.

Estas minas eran identificadas como torpedos, y empleados en muchas de las contiendas que se desarrollaban en el mar. Donde se destaca que luego del año de 1865, los Estados Unidos adoptó a la Mina Marina como su principal arma para la defensa costera.

Un elemento bélico que también destacó durante el siglo XX, siendo empleados por las fuerzas imperiales china en su Rebelión de los Bóxers, un levantamiento interno que finaliza en el año de 1901. Ellos colocaron minas que eran detonadas a distancia dentro del río Peiho.

Minas Marinas

Se emplearon de igual manera en la Guerra Ruso- Japonesa que se desarrolló desde el año de 1904 al 1905; tratándose luego de detener su uso dentro de la Conferencia de Paz que se realizó en La Haya en el año de 1907. Pero esto no se logró, pues al llegar la Primera Guerra Mundial, se emplearon nuevamente al igual que durante la Segunda Guerra Mundial.

Las minas navales era un arma que no se dejaba de emplear en cualquier guerra; y aun en la actualidad están presentes, creadas para  matar  y destruir todo a su paso. Se ha visto como se ha minado el mar Rojo, puertos como Sandino de Nicaragua y empleadas durante la Guerra del Golfo en la cual estaban implicados 34 países durante el año de 1991.

Son armas que al parecer una vez que las conoces, cualquier nación desea emplearlas para su defensa, sin considerar las graves consecuencias que se le están ocasionando a la humanidad, esto es algo que se debe detener, para que las minas sean consideradas solamente como elementos a recordar de la historia, desactivadas en un museo y no dentro del agua, ocasionando muerte innecesarias.

Tipos de Minas Marinas

Las Minas Navales como se ha comentado, no son todas iguales, ellas pueden ser identificadas según su tipo y en virtud de la forma como se despliegan, utilizan o activan. En general estas se pueden considerar mediante los siguientes tipos.

De Tierra

Este tipo de minas generalmente se encuentran el fondo del mar, especialmente en lugares poco profundos; están especialmente diseñadas para que puedan hundirse una vez lanzadas al agua, quedando posteriormente varadas en el fondo, con la finalidad de cazar submarinos que se desplacen por estas aguas.

Ancladas

Este tipo de Mina Marina es colocada de manera anclada, para que se mantenga en algún lugar de la superficie flotando, y que explote al paso de barcos o submarinos.

Algunas de las minas que han aparecido en las playas, generalmente son de este tipo, donde seguramente se han desprendido de sus amarres y posteriormente se han desplazado flotando hasta la orilla.

Túnel

Dentro de esta tipo se encuentran las minas que eran colocadas flotando, creando con ellas unas ciertas barreras, en donde los barcos por contacto las hacían explotar a su paso. Se han empleado con moderación desde que se firmó el convenio de La Haya durante el año de 1907.

Otra forma como han sido clasificadas las minas es en función de su emplazamiento, dentro de los cual se pueden mencionar además.

Minas según la forma en que son colocadas para el ataque durante una guerra se pueden considerar como

Amarradas, se trata de las minas que hemos identificadas anteriormente del tipo ancladas, esta se mantiene flotantes a una determinada profundidad en el agua, empleando para ello un ancla. Donde además puede tener la característica de ser también de contacto, por lo cual se detonan al chocar contra los barcos.

Se considera que este tipo de mina, puede contar con una vida útil de unos 10 años, con un peso de 200 kg donde el menos 80 de estos están representados por explosivos.

Encadenadas, este tipo de minas suelen ser dispuesta empleando una cadena de acero, que las mantiene flotando, con una distancia de 18 metros entre cada una de ellas. Siendo su finalidad, ser arrastradas por los barcos a su paso, y detonándose a ambos lados de su casco, para ocasionar la mayor destrucción posible; algo frecuentemente empleado en la Segunda Guerra Mundial.

Ramo de Minas, el cual se trata de una sola ancla a la cual se sujetan un grupo de minas, que permanecen flotantes; con la finalidad de provocar una reacción en sucesiva de cada una de ellas, siendo por otro lado una disposición bastante sensible y poco fiable.

Minas de Fondo, empleadas en aguas de poca profundidad, especialmente cuando se desea atacar submarinos; siendo colocadas en el fondo del mar, en cuyo caso son bastante difícil de detectar, al igual que poder realizar su barrido adecuadamente.

Por otro lado en este caso se emplean generalmente minas muy pesadas que llegan hasta los 1.500 Kg, y con explosivos que pueden estar por el orden los 1.400 Kg de explosivos; en donde por otro lado suelen estar provistas de múltiples sensores, los que las hace sumamente peligrosas.

Minas a la Deriva, las cuales se encuentra colocadas de manera flotante en la superficie del mar, siendo arrastradas por las corrientes. Este tipo de mina fue empleada en algunas ocasiones, tanto en la Primera como en la Segunda Guerra Mundial.

No obstante estas minas servían para amedrentar al enemigo, ya que no era muy efectivas, a pesar de que muchas de las otras que se encontraban amarradas, podrían soltarse y quedar de igual manera a la deriva.

Las minas modernas, tienen la ventaja, de que en caso de soltarse, cuentan con un mecanismo que las desatiba, aunque no se debe uno fiar de esto, ya que dicha mina permanece viva y el mecanismo, podría fallar en el momento menos indicado.

Emergentes, son un tipo especial para la disposición o despliegue de las minas; siendo inicialmente ancladas, luego de los cual se liberan y se desplazan de manera vertical, de manera natural o mediante un motor que les es incorporado.

La idea de esta forma en que pueden ser colocadas las minas, permite que se observe una sola de ellas flotante, pero verticalmente las demás quedan a manera de cortina, y con ello pueden cubrir un mayor rango de profundidad, con lo cual son ideales para atacar un submarino.

Autopropulsadas, son minas generalmente identificadas como torpedos, que cuentan con dispositivos especiales que le permiten acechar al enemigo, e incluso perseguirlo. Provistas en general con espoletas para detectar señales acústicas y magnéticas de una manera computarizada.

Son minas de avanzada tecnología, siendo ejemplo de ellas la identificada como Mark 60 Captor o la 24; que tenía como nombre código Fido; empleadas por las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

En lo relativo a la forma como se lleva a cabo su detonación, como se ha observado, estas minas tienen la capacidad de mantenerse estables; hasta que sus sensores detectan movimiento u ondas, luego de lo cual se activan explotando inmediatamente, por lo que también han sido clasificadas de acuerdo con los siguientes tipos.

Contacto, donde sencillamente la mina explota tan pronto como choca contra su objetivo. Pero a la vez es identificada de Galvanoplastia, cuando activa al golpear la tapa sobresaliente de ella, en donde contiene una celda galvánica.

Por otro lado, alguna es provistas de antena, por lo que su activación tiene lugar, cuando este dispositivo de metal entra en contacto con el casco del barco o submarino, que representa su objetivo.

Sin Contacto, cuando la mina explota por sí sola, una vez que se activan debido a la presencia de sensores, bien por señales acústicas, magnéticas, hidrodinámicas o de manera combinada.

Multiplicidad, son más exigentes para su detonación, en vista de que solo lo hacen luego de realizar varias detecciones; por lo cual podría dejar algunos de los objetivos y explotar al paso del tercero o cuarto de ellos, según su programación.

Disparo, es cuando la mina es activada mediante la detonación inducida, bien por su propios sensores, o siendo controladas a distancia

Selectividad, las minas pueden por un lado accionarse con cualquier objetivo que se interponga en su camino; pero algunas de ellas tienen la capacidad de reconocer y atacar puntos específicos, en vista de que son programadas para detectar ciertas características, siendo ejemplo de ellas la BAE Stonefish.

Tipo de Carga, generalmente se emplean dentro de las minas TNT, al igual que otros explosivos; pero las hay con cargas provistas de ojivas nucleares, pero todas las conocidas son de tipo experimental y hasta donde se tiene conocimiento nunca se llegaron a producir masivamente.

Por otro lado existen las consideradas como ficticias, realizadas a base de tambores plásticos llenos de hormigón o arena; con la finalidad de confundir al enemigo y hacer que se les dificulten la remoción de minas en un área llena de ellas, debido a que tendrá que detenerse a investigar cada una de ellas, mediante su seguimiento con el sonar, donde son detectados sus impulsos.

Las Minas Marinas más peligrosas

Las Minas Marinas son todas peligrosas, a menos que se trate de ficticias; por cual es importante tener sumo cuidado ante su presencia, ya que el daño causado por ellas puede ser bastante considerable, en función de la cantidad de explosivos que contenga.

Con respecto a las Minas Marinas más peligrosas del mundo, podemos destacar que los soviéticos han sido grandes diseñadores de este tipo de arma bélica, con lo cual han tenido su lugar dentro de la historia; por lo cual les daremos un recorrido por algunas de esta Minas que son consideradas como muy letales, sin entrar de detalles sobre su explosivos, debido a que esto es un elemento considerado como secreto, dentro de la nación que fabrica el arma bélica.

La M-26

Es una mina sumamente terrible y empleada antes de la Segunda Guerra Mundial; siendo diseñada por los Rusos en el año de 1920, con una capacidad de carga de 250 kilogramos, tipo ancla, pero provista de un detonador mecánico.

Fue una mina ampliamente utilizada por Rusia, llegando incluso a tener más de 27.000 de ellas, debido a que era posible situarla de forma horizontal mediante el uso de un ancla, siendo generalmente empleada en el Mar Negro o contra las fuerzas armadas del Japón.

La KB

Posteriormente en el año de 1941, se crea una mina antibuque de espoleta KB, frecuentemente empleada como arma antisubmarinos. Las características de este nuevo diseño eran que utilizaban conos de seguridad en hierro. Pero estos conos eran sujetos a la mina con pasadores y una cincha de acero con fusible de azúcar.

Su activación era interesante, pues se instalaba retirando los pasadores que sujetaban los conos y posteriormente cuan se derretía el azúcar, la cincha se soltaba y explotaba posteriormente la mina, llamada por ello, la muerte azucarada.

La KRM

Años posteriores a la guerra, estando en el 1957 los Rusos crearon el misil subacuático autopropulsado; que era identificado como una mina KRM, la cual sirvió de modelo para la creación de nuevos tipos de armamento.

Este tipo de mina, tenía la propiedad de detectar y clasificar su objetivo, debido a que contaban con un sistema acústico tanto activo como pasivo, que se encargaba de poner en marcha el motor, con lo cual se detonaba la mina. Estaba equipada con una carga explosiva de 300 kilogramos, y se colocaba hasta en unos 100 metros de profundidad.

PNR 1 y 2

Eran misiles minas antibuque, pero también se crearon algunas novedosas durante los años sesenta como fueron los misiles-minas y las minas-torpedo. Estaban provista de un sistema de doble canal, con lo cual tenían la capacidad por un lado de detectar al enemigo, y por el otro podían clasificar los objetivos, siendo empleadas en profundidades incluso de 600 metros.

Este tipo de minas fue incorporado al armamento de la Armada Soviética desde el año de 1973;  Posteriormente en el año de 1981, se creó la primera mina torpedo antisubmarina rusa, que es de carácter universal.

La UDM-2

Fue considerada como la mina antisubmarina, que se ha mencionado como universal, con la cual se contaba con un arma bélica que tenía la capacidad para destruir tanto barcos como submarinos de cualquier clase.

Se trató de una mina que se podía traslada con facilidad en barco o avión, y ser posteriormente soltada sin paracaídas; luego de lo cual explotaba al caer en el agua o en tierra; considerándose además que sin estar llena de explosivos, tenía un peso de 1.350 kilogramos.

Durante el desarrollo de las guerras vividas durante la historia, muchas naciones han hecho uso de las minas marinas, como es el caso de Alemania, Japón, Unión Soviética, Inglaterra, Estados Unidos y algunos otros; cada uno con las minas disponibles a su alcance, como parte de su armamento bélico.

Pero muchas de esta minas no llegaron a explotar, quedando como parte del lecho marino, y representando una amenaza para todo este ecosistema; por un lado como elemento que ensucia el fondo del mar y por el otro el peligro de que su contenido sea alcanzado por muchas de las especies marinas que hacen vida en estos lugares.

Algunas de esta minas, se encuentran dentro de barcos o submarinos que se hundieron sin que ellas explotaran, y por lo cual ha quedado como una amenaza latente, ya que las naves con el paso de los años se van deteriorando, y este armamento se puede salir de ellas y ser detonado con facilidad, con el paso de algún pez de gran tamaño, entre los cuales se pueden mencionar ballenas, delfines o tiburones, e incluso las tortugas marinas, muchas de las cuales están en peligro de extinción.

Es muy triste que luego que han pasado tantos años de la sangrienta guerra vivida en el mundo, todavía exista la posibilidad de encontrar miles de estas minas sin explotar, que pueden estar ocultas en las profundidades del océano, sin saber en dónde buscarlas, a menos que alguien se tope con ellas.

Obviamente las que se encuentran dentro de los restos de barco y submarinos, ya han sido identificadas; pero no son la únicas, pues como se ha visto durante el desarrollo de nuestro artículo, se crearon amplios campos minados en el mar, donde muchas de estas minas se podían soltar y quedar desplazándose a la deriva, sin que no exista un registro de cuantas explotaron o de la cantidad de ellas sin explotar.

Si el contenido de este artículo, te ha permitido conocer la Minas Marinas, te recomendamos la lectura de los siguientes temas.

(Visited 14 times, 1 visits today)