Conoce la Laguna de Gallocanta y su diversidad de aves

Actualizado En

La Laguna de Gallocanta es un cuerpo de agua salada cuya importancia generó el nombramiento de la Reserva Natural de Gallocanta. Figura como la más grande laguna salada de Europa, ubicada en Aragón a 1.000 metros sobre el nivel del mar y es el hogar de miles de aves migratorias. Te invitamos a conocer más sobre este maravilloso lugar lleno de vida silvestre.

LAGUNA GALLOCANTA

Ubicación

La laguna de Gallocanta se encuentra ubicada en el centro del Sistema Ibérico, específicamente en una planicie que se ubica a 1.000 metros sobre el nivel del mar. Está inmersa en una Reserva Natural ubicada entre Zaragoza y Teruel, específicamente entre la Comarca del Jiloca y el Campo de Daroca, esta zona abarca seis municipios: Gallocanta, Santed, Las Cuerlas, Torno, Berrueco y Bello.

Esta laguna se encuentra en una cubeta que ocupa una superficie de aproximadamente 1.400 hectáreas y tiene una profundidad máxima ocasional de apenas 2 metros. No obstante, la laguna de Gallocanta no se encuentra sola, pues está acompañada por otras lagunas que se ubican en la reserva natural llegando a formar un sistema lagunar, estas son las lagunas de Zaida, Guialguerrero y Santed, de estas últimas una es salada y otra dulce.

Su ubicación estratégica hace de este sistema lagunar un hábitat especial para diferentes tipos de aves acuáticas y migratorias, que utilizan estos espacios como zona de cría y también como hogar permanente. Se ha hecho famosa la laguna Gallocanta porque su ubicación permite la permanencia de las famosas Grullas, que huyendo del invierno se establecen por un período largo en este ecosistema.

Esta laguna fue declarada como una Zona Especial de Protección para las Aves (ZEPA) en el año 1987 y posteriormente en el año 1994 fue incluida en el listado de humedales de importancia internacional. A propósito de ello, la búsqueda de figuras jurídicas con impacto nacional e internacional que tienen como objetivo proteger este maravilloso ambiente no se ha detenido.

LAGUNA GALLOCANTA

Es así como para el año 2010 se apertura un Centro de Interpretación de la Laguna de Gallocanta, que cuenta con una exposición permanente en su interior y un mirador de aves que permite contemplar la riqueza natural de este privilegiado enclave, el objetivo es la educación y la creación de conciencia de propios y visitantes que permita la conservación de este mágico ambiente.

Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta

La Reserva Natural de Gallocanta se ubica en el sistema Ibérico en Aragón, España, entre las comarcas de Campo de Daroca y Jiloca, y entre las provincias de Zaragoza y Teruel. Además se encuentra rodeada por las localidades de Gallocanta, Tornos, Berrueco,  Bello y Las Cuerlas.

La laguna de Gallocanta forma parte de esta Reserva Natural y abarca una superficie de 1.924 hectáreas, mientras que los otros cuerpos lagunares que  la acompañan suman otras 4.553 hectáreas.​ Tiene una longitud máxima de 7 km y un ancho de 2 kilómetros, siendo la laguna de Gallocanta el mayor cuerpo de agua salada de origen natural en la península ibérica y Europa.

Esta Reserva Natural fue declarada bajo esta forma jurídica de protección el 30 de noviembre de 2006, bajo la ley número 11/2006 del Gobierno de Aragón, sin embargo la protección de la Laguna de Gallocanta tiene una historia más antigua que se remonta al año 1962 cuando la Oficina Internacional de Investigación de Vida Silvestre, elaboró el catálogo de zonas húmedas de Europa y África, con la finalidad de crear una Red Euroafricana de Reservas de Aves Acuáticas, entonces decidieron incluir a la laguna de Gallocanta con prioridad conveniente.

LAGUNA GALLOCANTA

Luego en el año 1972, el Ministerio de Agricultura y el Instituto para la Conservación de la Naturaleza, conocido por sus siglas como el ICONA, aprueban que la laguna de Gallocanta sea constituida como una Zona de Caza Controlada, con la finalidad de regular las cacerías de aves acuáticas.

En los años 70 la laguna Gallocanta sufrió un proceso de desecación notable que dio origen a la creación de un movimiento conservacionista. En el año 1985 se declaró como Refugio Nacional de Caza fundamentado en la Ley de Caza española.

Luego en el año de 1985 fue declarada como Zona de Especial Protección para las Aves y en 1995 fue declarada como Refugio de Fauna Silvestre por el Gobierno de Aragón. También forma parte de la denominada Red  Natura 2000, una zona de especial protección  para las aves debido a su  inclusión como lugar de importancia comunitaria.

Como podemos observar, la laguna de Gallocanta promovió entonces la creación de la Reserva Natural de Gallocanta. En ella se han encontrado piezas de cerámica y sílex, una piedra de sílice que genera bordes muy cortantes cuando se moldea o se rompe.

Estas piezas corresponden a la Edad de Bronce, entre el 1700 y 800 A.C, siendo los hallazgos más antiguos de poblaciones humanas en el municipio de Gallocanta. Pero no podemos dejar de reseñar los restos celtíberos de grandes muros de piedra, que se ubican en el casco urbano y muestran parte de las culturas medievales.

Todo ello: biodiversidad, cultura e historia, forma parte del acervo de la Reserva Natural de Gallocanta que cumple hoy en día un importante papel en la conservación y preservación de especies vegetales y animales de importancia mundial.

Características

La Laguna de Gallocanta tiene un área de 14,4 kilómetros cuadrados, una longitud de 7.7 kilómetros y un ancho de 2,8 kilómetros, su profundidad es en promedio entre 40 y 50 centímetros, aunque en temporadas de lluvia puede alcanzar una profundidad máxima de 2 metros.

Está ubicada a una altitud mayor a los 900 metros sobre el nivel del mar y se caracteriza por ser una cuenca endorreica, lo que quiere decir que se encuentra cerrada, sin salida de aguas al mar. La cuenca de la laguna de Gallocanta se encuentra entre las sierras de Santa Cruz y Pardos ubicadas al norte de la misma, mientras que al sur se encuentra la sierra Menera y al este la sierra de Caldereros.

LAGUNA GALLOCANTA

El agua de la laguna Gallocanta proviene de la lluvias y las aguas subterráneas, es por ello que son altas en salinidad, incluso con concentraciones más elevadas que el agua de mar. Esta característica permite la formación de costras de sal en períodos de sequía.

La alta salinidad de las aguas de la Laguna de Gallocanta no permite que sean habitadas por peces, pero es un ecosistema de alta riqueza en flora y avifauna. Se han identificado al menos 220 especies de aves, entre las que destacan ejemplares rapaces y acuáticas.

Esta laguna es un ecosistema preferido por las aves migratorias. En la época de invierno, puede llegar albergar al menos 100.000 aves, es por ello que se ha convertido en el lugar más importante de Europa para la conservación de la fauna silvestre, especialmente de ornitología.

Vale la pena mencionar que la Laguna de Gallocanta tiene su origen en el Pleistoceno hace dos millones de años aproximadamente, época de glaciares que dieron forma a las lagunas de la región. Para entonces existía una laguna que duplicaba la extensión de la actual, de la cual quedan vestigios como Gallocanta, Guialguerrero, La Zaida, Lagunica, entre otras.

LAGUNA GALLOCANTA

La cuenca se encuentra por encima de los valles identificados como Jiloca, Piedra y Ortiz, en su interior la depresión se encuentra llena de materiales provenientes de los períodos terciarios y cuaternarios, los cuales han creado un lecho impermeable que sustenta el agua de la laguna. Adicionalmente, la laguna de Gallocanta tiene su origen en un  fenómeno de hundimiento tectónico, el cual se dio en consecuencia al surgimiento de la falla del Sistema Ibérico.

Podemos entonces indicar que la laguna de Gallocanta es una cuenca cerrada y levantada a más de 900 metros sobre el nivel del mar, ubicada en un paisaje de montaña. Esto la convierte en un sistema endorreico con aportes de agua más abundantes que el de otras lagunas con características similares.

Sin embargo, la hidrología de esta laguna está condicionada por el régimen de precipitaciones de la cuenca, el ingreso de las aguas es por efecto de  escorrentía, también existen unos manantiales subterráneos que son conocidos como ojos, de condiciones fisicoquímicas diferentes a las aguas de escorrentía, lo que produce una mezcla de aguas dulces con salobres, calientes y frías que deriva en una serie de condiciones ecológicas que son definitivamente la base de la diversidad biológica que se establece en la laguna de Gallocanta.

Clima

El clima de la cuenca de Gallocanta es de tipo mediterráneo continental, donde se destacan los cambios de temperaturas entre los períodos de invierno y verano, registrando temperaturas de -25 °C en invierno, en comparación con los 30 °C manifiestos en época de verano.

LAGUNA GALLOCANTA

Con respecto a las precipitaciones se registra un promedio de 500 mm anuales, siendo determinadas por la altitud, sin embargo su distribución permite identificar una concentración de lluvias en las épocas de otoño y primavera, provocando pocas precipitaciones en épocas de verano e invierno. El seguimiento climático de la laguna de Gallocanta ha permitido identificar una frecuencia de alternabilidad entre períodos secos y húmedos que se presentan cada 12 a 15 años.

Cuando los períodos son húmedos la laguna es una gran receptora de aguas de lluvia, incrementando sus niveles y superando sin problemas temporadas de sequía, sin embargo en los períodos secos puede llegar a cercarse por completo, por efecto de la evaporación del cuerpo de agua  y evapotranspiración de la vegetación circundante.

Flora y Fauna

La laguna de Gallocanta se caracteriza por presentar una alta riqueza biológica que se distribuye en función del relieve, por lo que podemos observar una disposición de mosaicos de especies vegetales. En las laderas se distinguen bosques degradados de Quercus rotundifoliae comúnmente llamadas encinas y en las zonas menos soleadas se establecen especies como Quercus pirenaica, llamado roble y Quercus lisitanica conocida como quejigos, son árboles que pueden llegar a superar los 20 metros de altura.

Las llanuras son utilizadas para el cultivo de cereales, formando parte importante de la economía local, entre los que destacan también la siembra de azafrán. En los márgenes de la laguna de Gallocanta, debido a las aguas de escorrentía se forman praderas que son comúnmente habitadas por especies herbáceas, mientras que en la medida en que se acumula el agua y saturan los suelos se establece el junco.

LAGUNA GALLOCANTA

Estas praderas van cambiando su contenido de salinidad en la medida en que se acercan a la laguna y logran entonces establecerse especies tolerantes a estas condiciones, entre las que podemos destacar a Puccinellia pungens, convirtiéndose en una de las especies endémicas de la laguna de Gallocanta, es decir, que solo podemos encontrarla en este ambiente.

Siguiendo el gradiente de salinidad se establecen las plantas especialistas como las halófitas, este tipo de vegetación cuenta con adaptaciones fisiológicas y biológicas que le permiten su establecimiento en este tipo de ambientes, ya que pueden bombear nutrientes que son absorbidos a través de sus raíces, equilibrados con el agua que son capaces de almacenar en sus engrosados tallos.

Estas halófitas se encuentran asociadas a las playas limosas salinas, en donde podemos encontrar especies como Salicornia ramosissima llamada comúnmente mamellada, Salsola kali una planta espinosa conocida con el nombre común de capitanas y Frankenia reuterii llamada tomillejo, entre otras.

En las zonas donde el agua se hace menos salina, se pueden encontrar especies vegetales catalogadas como individuos anfibios, ya que sus raíces se encuentran sumergidas en el agua y sus tallos erguidos en la superficie. Entre ellas se encuentran Thypha sp o espadañas y los conocidos carrizos de nombre científico Phragmites australis, como se debe suponer este tipo de especies se establece cerca de los ojos de agua, que son los manantiales que proveen de agua dulce a la laguna de Gallocanta.

Ya dentro del cuerpo de agua de la laguna encontramos una disminuida diversidad de productores primarios como el fitoplancton. A pesar de ser una laguna poco profunda en la cual ingresa una gran cantidad de luz solar que llega hasta el fondo de la misma, su alto nivel salino restringe la vida del plancton en sus aguas, donde se han reconocido apenas 30 especies

Adicionalmente sus aguas son pobres en nutrientes esenciales, como fósforo, potasio y nitrógeno, lo que afecta específicamente la riqueza de zooplancton, entre las que se destacan por su abundancia los copépodos, rotíferos y ciliados, los nombres científicos de las especies identificadas son Arctodiaptomus salinus, Brachionus plicatilis y Fabrea salina, respectivamente.

Mientras que dentro de las especies de productores primarios podemos señalar a Chromulina y Nannochloris como algas verdes y la Spirulina que es una cianofíceas. Sin embargo, es un ecosistema perfecto para el establecimiento de fanerófagas, algas que se enraízan en el fondo de la laguna, entre las especies identificadas se encuentran Lamprothamnium papulosum y Chara galoides, conocidas comúnmente como Ovas.

Los estudios realizados en la laguna de Gallocanta han permitido identificar estas especies como la base alimenticia de las aves buceadoras que viven en la laguna. En las oportunidades en las que se ha secado la laguna, se temía la pérdida de estas especies de Ovas, sin embargo se pudo determinar que sus oosporas pueden permanecer por largo tiempo en el suelo seco de la laguna y recuperarse con las primeras lluvias.

Se hace evidente hasta el momento la riqueza de la flora de la laguna de Gallocanta, en donde destacan las comunidades vegetales asociadas al litoral, por lo que reviste un importante interés ecológico y botánico. El hecho de ser un ambiente de estepa y también debido a la intervención antrópica es propio para el establecimiento de campos destinados a la agricultura, tal como indicamos anteriormente a la producción de cereales, pero también se realiza siembra de maíz, girasol, alfalfa y hortalizas.

Asimismo se observan árboles frutales como el almendro y manzano. Dentro de las especies endémicas del lago de Gallocanta se encuentran Puccinella pungenns, Luthrum flexousom y Anacamptis palustris. En referencia a la fauna se han identificado al menos 220 especies de aves, entre las que destacan los falconiformes como las águilas y buitres pero aún más importantes las grullas, entre otras.

Además figuran las abubillas, aves de espectacular plumaje con una corona de plumas en su cabeza que la hace muy distintiva; las fochas que pertenecen al orden gruiforme con un plumaje de color negro a modo de escudo frontal y su pico blanco. El lago de Gallocanta es el ecosistema más importante de aves acuáticas de Aragón y se erige como el segundo más importante de la península ibérica, el primero es el conocido como Doñana.

En el grupo de mamíferos este ecosistema es el hogar de los corzos, el venado más pequeño de la región y otros mamíferos carnívoros como los tejones, comadrejas, martas, zorros, gatos monteses; herbívoros como los conejos y omnívoros como los jabalíes. En cuanto a anfibios y reptiles podemos nombrar sapos, ranas, lagartos, lagartijas y algunas serpientes.

En función al mosaico de vegetación que se presenta en los distintos niveles de la laguna de Gallocanta, las especies animales están asociadas a ciertas comunidades vegetales, altitudes y formaciones.

Han sido identificadas alrededor de 250 especies de vertebrados, distribuidos de la siguiente manera:

  • 10 especies de mamíferos.
  • 220 de aves.
    • 91 de ellas son permanentes del lago de Gallocanta.
  • 10 especies de reptiles.
  • 7 de anfibios.
  • 3 especies de peces que se encuentran en las cabeceras de algunos arroyos.

Siendo las aves el grupo de vertebrados más importante del lago de Gallocanta, realizaremos un breve bosquejo de la distribución de algunas de las especies identificadas, así como su asociación y distribución en este diverso ecosistema. En las llanuras se pueden observar las aves esteparias, entre ellas Melanocoryza calandra conocida como calandria, las hermosas alondras cuyo nombre científico es Alauda arvensis y alcaravanes de nombre científico Burhinus oedicnemu, entre otros.

En los juncales y praderas húmedas podemos observar las aves de invierno Vanellus vanellus y las lavanderas conocidas científicamente como Motacilla sp. En los carrascales de las sierras hay abundancia de palomas torcaces, tórtolas y perdices rojas de nombres científicos Columba palumbus, Streptopelia turtur y Alectoris rufa.

En los ojos de aguas donde se establecen los carrizos se avistan aves insectívoras, entre ellas Emberiza schoeniclus, los carriceros de nombre científico Acrocephalus sp., el Panurus biarmicus conocido comúnmente como bigotudos y los hermosos ruiseñores los Cettia cetti. También se observan aves más robustas como el Circus aeroginosus o aguilucho lagunero y la Fulica atra o fochas negras.

Asociados al cuerpo de agua de la laguna de Gallocanta se encuentran los hermosos patos Netta rufina, así como la Anythia ferina. La abundancia de aves buceadoras también es importante en la laguna, asociadas a las aguas someras están especies como Anas strepera, Anas clypeata, Anas penelope, entre otras. No podemos dejar de nombrar una especie que se cree extinta, ya que no ha sido avistada en los últimos años, su nombre es Otis tarda, también llamada Aragón auca.

Como hemos podido apreciar, la laguna de Gallocanta es un humedal de gran importancia ecológica, biológica y conservacionista de nivel internacional, por su importancia como zona de invernadero para aves migratorias y por el patrimonio natural que significa para toda Europa.

El espectáculo de las grullas en la Laguna de Gallocanta

Con la llegada del Otoño comienza el vuelo de las Grullas desde el Norte de Europa hacia la laguna de Gallocanta , son miles de ejemplares que viajan buscando temperaturas más cálidas y sin saberlo realizan uno de los espectáculos más hermosos que brinda la naturaleza, en este apartado rincón.

Cuando llega la hora en que el sol comienza a retirarse, en la laguna de Gallocanta se inicia el bullicio de las miles de grullas que buscan con cierto atractivo desorden ubicarse en sus dormideros, esto es en definitiva uno de los espectáculos de la naturaleza más bellos que podemos observar.

El sonido característico de una sola de estas bellas aves puede ser escuchado a largas distancias, por lo que solo imaginen miles de aves cuando salen y a su llegada en horas del atardecer. Suelen volar para buscar su alimento en las praderas o sembradíos cercanos al río Jiloca.

Tienen una estructura en su vuelo caracterizada por una hermosa formación en V que hacen en grupos. Cuando retornan en horas del atardecer, es el mejor momento para observarlas, porque su vuelo está enmarcado por múltiples colores que regalan el mar y el cielo, lo que hace de este momento algo verdaderamente inolvidable.

Si artículos como este son de su agrado, lo invitamos a continuar la lectura con los siguientes enlaces:

(Visited 94 times, 1 visits today)