Top 10 de barcos hundidos y el motivo de su desaparición

Actualizado En

En este top 10 de Barcos Hundidos nos adentraremos en el maravilloso y vasto mundo de los  océanos, en el cual grandes cantidades de navíos han sufrido el infortunio de encontrarse lo peor, naufragar y llegar a las profundidades marinas; donde se han convertido en elementos que alimentan la curiosidad e imaginación de los seres humanos. Te invitamos a conocer a estos grandes representantes oceánicos de la historia.

Barcos Hundidos

Top 10 Barcos Hundidos

Muchas personas sienten que los naufragios son elementos que alimentan su curiosidad e imaginación, especialmente aquellos ocurridos desde hace ya muchos años; por lo cual son un imán para todos los buceadores que tienen sed de explorar, con la finalidad de tomar magníficas y originales o encontrar preciados tesoros, nunca vistos por otras personas.

A muchos les mueve su imaginación, el solo hecho de poder encontrarse transitando por alguno de estos barcos, sintiéndose como si en realidad estuviesen recorriéndolo cuando aún se encontraba a flote y realizaba su navegación sobre estas aguas.

Sentir lo que posiblemente podrían haber sentido sus tripulantes o ver indicios de lo que se encontraban realizando, justamente en el momento en que el barco se hundió. Una de las cosas más atractivas de los naufragios es, sin lugar a dudas, conocer la historia de la cual formó parte e imaginar cómo sería dicho barco si se encontrase todavía surcando los mares.

Hemos seleccionado para todos nuestros lectores 10 importantes barcos hundidos, que consideramos son algunos de los más intrigantes y que han dejado huella de su paso por el mundo, los cuales esperamos sean del agrado de todos y que con ello den rienda suelta a sus deseos de exploración marina.

Barcos Hundidos

Giannis D, Mar Rojo

Iniciaremos nuestro recorrido marino con un carguero denominado Giannis D; que es parte de los importantes barcos hundidos en el mundo, el cual fue construido como parte de las operaciones de la naviera japonesa Kuryshima, y echado a la mar en el año de 1969 bajo en nombre de Shoyo Maru; contando estructuralmente con 87 metros de longitud desde la proa hasta su popa.

Poseía un peso aproximado de unas 3.000 toneladas y estaba equipado con un motor a base de diésel, de unos 6 cilindros, lo que le permitía alcanzar una velocidad en medidas marinas de 12 nudos, lo que representan unos 22,23 kilómetros por hora.

Se trató de un carguero que realizó recorridos durante años, por lo cual para 1975 es vendido y sus compradores le cambian el nombre a Markos, con el que es identificado hasta ser nuevamente vendido durante el año de 1980; pero en esta ocasión a una compañía griega de nombre Dumarc.

Esta compañía es la que le asigna el nombre de Giannis D, el que lleva con orgullo hasta su destino final. Lo cual según reportes de los acontecimientos, se indica que ocurrió durante el mes de abril del año de 1983, cuando el barco viajaba con un cargamento de madera.

Salió en aquel entonces desde Croacia, específicamente del puerto de Rijeka y su destino era llegar hasta Jeddah, la segunda ciudad de mayor tamaño en Arabia Saudita; posteriormente siguió rumbo hasta Hudaydah, una ciudad ubicada al oeste de Yemen, en la costa del Mar Rojo.

Una vez que cruza el Canal de Suez, el cual se trata de una vía navegable que se encuentra en Egipto y que permite la comunicación marina entre el mar Mediterráneo y Mar Rojo; el carguero toma rumbo sur; no obstante que los registros indican que su rumbo fue desviado, y tomando en consecuencia la esquina noroeste del arrecife identificado como Abu Nuhas.

Este arrecife forma parte del Mar Rojo y el día 19 de abril del año de 1983, a las 4:00 de la mañana, el capitán de este barco emite una llamada solicitando auxilio, debido a que había chocado su casco contra este arrecife, lo que les había ocasionado daños considerables.

Entre todos los barcos hundidos, en este se destaca que el casco del carguero había sufrido un desgarre de 12 metros y la llamada de socorro era con la finalidad de contar con ayuda para el rescate de su tripulación. El daño estaba justamente debajo de la línea de flotación, la tripulación intentó achicar el agua que entraba en grandes cantidades a la bodega de la proa, pero todo fue inútil, pues en tan solo cinco minutos sabían que el deterioro era muy grave.

Barcos Hundidos

Cabe destacar, que tan solo 15 minutos luego del accidente ya el barco estaba tocando fondo en el arrecife; lo que se encontraba a unos 27 metros de profundidad. Pero con la fortuna de que se salvó la vida de toda la tripulación e incluso la de su capitán.

Apenas pasado un año de este accidente y estando el Giannis D en el fondo, terminó partiéndose a la mitad. Pero la buena noticia es que hoy en día es posible entrar buceando a su proa, camarotes, puente y salas de máquinas, sin lugar a dudas representa un ícono entre los barcos hundidos.

Un lugar que la fauna marina ha tomado como hogar, especialmente para depositar sus cardúmenes; los visitantes más abundantes son los peces cristal, pez león, peces murciélago, venenosos peces piedra, morenas o peces loro búfalo, por mencionar algunos.

Como referencia les indicamos que para muchos de los exploradores en busca de aventuras marinas, estos barcos hundidos suelen ser identificados como Pecios, que son los pedazos o restos de una nave que ha naufragado o incluso cualquier parte de lo que ella contenía, para el momento de su hundimiento.

Fragata 356, Mar Caribe

La Fragata 356 fue un barco de guerra de menor tamaño que los destructores, pero con mayor velocidad y contaba con armamento para la defensa antiaérea y antisubmarina; que podía ser empleado generalmente a manera de escolta y forma parte de los barcos hundidos que son importantes de conocer.

Esta fragata se encuentra actualmente sumergida en las Islas Caimán, dentro de la aguas del Mar Caribe, específicamente a unas 150 millas de la Isla de Cuba y a unos 90 pies de profundidad, lo que representa unos 27 metros. Se comenta que fue hundido en posición vertical y luego debido a una tormenta ocurrida en el año 2004, esta embarcación se dividió en dos partes.

La fragata 356 fue construida por los soviéticos en el año de 1980, siendo posteriormente transferida como parte de la Armada Cubana; no obstante cuando se estaba preparando para entrar en servicio, fue derribada por parte de la propia URSS.

Pasó aproximadamente unos diez años formando parte de la chatarra de la chatarra en desuso, cuando es posteriormente adquirido por parte del gobierno de las Islas Caimán, con la finalidad de convertirlo en parte de la atracción turística para los amantes de las actividades de buceo.

En aquel momento, la fragata fue colocada al lado de un acantilado submarino que contaba con unos 6.000 metros de altura, el cual era identificado como The Wall; pero como parte de la influencia de las tormentas que se presentan en esta región, se ha ido desplazando, llegando hasta unos 100 metros de este precipicio, donde se ha hundido aún más.

Mar Sem Fim, Islas Shetland

El Mar Sem Fim era un yate brasileño de unos 20 metros de longitud o eslora; el cual era propiedad de un conocido escritor y periodista de nombre Joao Lara Mesquita, quien se encontraba navegando por la región de Bahía Fildes, cercana a las Islas Shetland, que se ubican al Sur de la Antártida. Uno de los barcos hundidos del mundo, que posteriormente fue rescatado.

La finalidad de este recorrido, era la creación de un documental; pero el yate quedó atrapado a causa del hielo presente en la región; hecho que ocurre el 7 de abril del año 2012, precisamente frente a la Base Antártica Chilena Presidente Eduardo Frei.

El hielo y las condiciones meteorológicas fueron precarias en aquel momento y comenzaron a realizar compresión del yate; por lo cual fue necesario evacuar a sus cuatro tripulantes, antes de que la nave se hundiera en el mar helado.

Ya por la noche, el capitán de este yate aprecio cómo solamente de él se podía visualizar la proa y el palo de sus señales. Curiosamente a finales de mayo de ese mismo año; llegaron dos expediciones al lugar, una China y otra Rusa, que navegando por la Bahía Fildes notaron que el hielo se había retirado y que el yate era todo un espectáculo a muy poca profundidad bajo el agua.

Barcos Hundidos

Su aspecto era increíblemente fantasmagórico, ya que todo el que lo observaba comentaba que era como apreciar al Titanic, en tamaño pequeño; con la ventaja de poder admirarlo sin tener que sumergirse en las aguas frías.

Este espectáculo solamente quedó registrado mediante imágenes, ya que debido al riesgo de contaminación que podía ocasionar el combustible diésel almacenado en la embarcación, el cual era aproximadamente de unos 8.000 litros; fue necesario que se tomaran decisiones conservacionistas en este sentido.

Durante el año 2013, la Armada de Brasil, quien era la responsable de la creación de esta nave; realizó todas las actividades necesarias, para el rescate mediante reflotamiento de la misma, y que con ello se evitara la contaminación marina que suponen los barcos hundidos.

Por su parte, el escritor Joao Lara Mesquita aprovechó para redactar un documental sobre el rescate de su yate, al cual bautizó bajo el nombre de “Mar Sem Fim”, allí se comenta que se trata de un barco que fue a crear un documental en la Antártida, se hundió y terminó siendo el protagonista de su propia película.

Barcos Hundidos

Naufragio de Rusia, Mar Rojo

El Naufragio de Rusia fue conocido como parte de los barcos hundidos, denominado Khanka, el cual era una nave espía de la Unión Soviética, que terminó quedando en las aguas de Marza Alam, en la región sur del Mar Rojo.

Este barco no dejó ninguna evidencia sobre su hundimiento, pero se sabe que era empleada como buque de transporte y abastecimiento, que trabajaba bajo el gobierno de la URSS, siendo parte de las naves que fueron construidas en los astilleros rusos y polacos durante el período entre los años de 1967 y 1974.

Además era empleado como puesto de escucha de una red de apoyo durante esos años, con la finalidad de moverse por todo el océano para servir de espía de los movimientos realizados por los gobiernos extranjeros sin que llamara la atención, y con mayor facilidad que los puestos que eran colocados en tierra.

Esto fue parte de muchas de las estrategias desarrolladas durante la Guerra Fría, enfrentamiento económico, militar, político, social e informativo que se dio luego de la Segunda Guerra Mundial; y la cual era liderada por los Estados Unidos en representación del bloque Occidental, mientras que por el bloque Oriental se encontraba la Unión Soviética.

Este barco espía podía operar con facilidad, ya que en sus grandes bodegas contaba con sofisticados equipos de comunicaciones, que eran empleados en aguas internacionales para espiar de esta manera a los países cercanos; y por lo cual formaba parte de los buques destinados exclusivamente al espionaje.

Su hundimiento se convirtió en un misterio, pues nunca realizó llamados de rescate, ni tampoco se sabe en qué año exactamente ocurrió su desmoronamiento en el mar. Solo que fue descubierto durante el año 2003, en la realización de una expedición que buscaba a otro barco de nombre Maidan.

Lo sorprendente de este hallazgo, fue que se encontró una gran cantidad de antenas, cableado y equipamiento, nada usuales para tratarse de un barco pesquero o carguero, por lo que se llegó a la conclusión de que se trataba de un barco espía, algo que fue posteriormente corroborado.

En la actualidad sus restos se encuentran a 24 metros de profundidad en posición horizontal, en la bahía oeste de la isla conocida como Zabargad dentro del Mar Rojo, algo sorprendente al tratarse de un barco Ruso.

Su mayor interés para los amantes de la exploración marina, reside en que es el único en esta región, y que además forma parte de la historia del conflicto identificado como Guerra Fría, desarrollado en el siglo XX. Además cabe destacar que se encuentra en muy buen estado, en cuanto a su puente de mando y sala de máquinas, con todos sus accesorios, impresionante.

RMS Rhone, Islas Vírgenes Británicas

Con el nombre de RMS Rhone, fue conocido un barco de vapor construido en los talleres de los Millwall Iron Woks de Inglaterra, y a cargo de la empresa Royal Mail, la cual se encargaba del traslado tanto de pasajeros como de correo, desde la nación Inglesa hasta el Caribe, durante el año de 1865, el cual es otro de los barcos hundidos a conocer en este top.

Se trataba de un hermoso barco que contaba con más de 300 camarotes para los turistas que se desplazan mediante este medio; con un gran diseño, único para la fecha, en virtud de que contaba al mismo tiempo con la energía que le era suministrada por el vapor generado por sus propulsores, una gran hélice de unos 14 metros de ancho, mientras que su largo de proa a popa era de 95 metros; y además contaba con velas.

Este era uno de los barcos más rápidos en la época del 1867; su capital era identificado como Woolley, y se comenta que decidió detenerse en Peter Island Great Harbor, debido a la presencia de un brote de fiebre amarilla que se estaba presentando en St. Thomas.

El RMS Rhone, estaba para aquel momento anclado junto con otro barco de nombre Conway; llegada la mañana del 29 de octubre de 1867, el tiempo comenzó a cambiar, estando como de costumbre en temporada de huracanes y sin alarmarse pues pensó que solo era una tormenta más de invierno.

Pero el viento se tornó aún más violento, formándose un terrible huracán; ambos barcos trataron de llegar hasta mar abierto para bajar sus velas y así capear la tormenta, estando lejos de los peligrosos arrecifes o los bancos de arena de las costas. Cuando apenas habían pasado Salt Island, una gran ola hizo que el capitán cayera por la borda y nunca más fue visto.

Luego todo el RMS Rhone fue empujado violentamente hacia las rocas y se golpeó contra Negro Rock Point, lugar así identificado en la zona; ocasionando una fractura de su casco por donde entró el agua fría, que al estar en contacto con la caldera caliente, ocasionó una gran explosión que partió al navío en dos; su popa se hundió a diez metros y el arco a unos 24 metros de profundidad.

Sus pasajeros se encontraban encerrados en los camarotes, donde lamentablemente murieron 124 de ellos, mientras que 23 personas lograron sobrevivir para contar esta tragedia. Los restos de este barco se encuentran en dos partes, ubicados fuera de las islas de Salt, en la región cercana de Negro Rock.

En la actualidad sus restos son considerados como una de las mejores representaciones de barcos hundidos del Mar Caribe; por lo cual es visitado por amantes del buceo, quienes pueden apreciar bandos de peces y una gran barracuda, que ha sido bautizada con el nombre de Colmillo, y reside en este lugar.

Este barco representa uno de los destinos de buceo recomendados por muchas revistas o programas como Nacional Geographic, donde se puede apreciar no solamente la fauna marina, sino además todo lo que queda de la estructura de este antiguo navío, que surco los mares durante la década del 1800.

Barcos Hundidos

Pelinaion, Bermuda

Con el nombre de Pelinaion fue conocido un barco de carga, el cual fue construido en Port Glasgow durante el año de 1907, empleando en su elaboración acero de gran calidad en su casco. Fue comprado para el año de 1939 por una compañía naviera griega, la cual le dio el nombre de Pelinaion, pero antiguamente era denominado Hill Glen.

Era considerado un gran barco de carga, que además contaba con una viga de 50 pies y durante su último viaje transportaba una carga de magnesio y hierro, que procedía desde África Occidental hasta Baltimore.

Transcurría el año 1940 y el mundo se encontraba enfrentando la Segunda guerra Mundial, la que se desarrolló como un conflicto militar de nivel global entre los años desde 1939 al 1945. Por lo cual los británicos, habían dejado sin funcionamiento el faro que se encontraba ubicado en esta región de las islas Bermudas, para evitar que los alemanes los espiaran.

Pero sin este faro el capitán del barco Pelinaion de nombre Janis Valikos, quien en otras ocasiones solía navegar por esta zona y se encontraba realizado su último viaje para retirarse, no pudo dar acertadamente con las islas, por lo que terminó encallando a una milla de la isla de Copper.

Esta isla estaba cerca de lo que es conocido como Sr. David’s Head. En este lugar el día 16 de enero del año de 1949, el Pelinaion cuando encalló se partió, dividiéndose en dos secciones.

Su condición en la actualidad, es que su proa está a 30 pies de profundidad en el arrecife y la popa se encuentra en la arena entre unos 65 a 70 pies de profundidad; mientras que muchos de sus restos están todos dispersos entre las aguas circundantes a las Bermudas, algunos a 20 pies y otros más profundos.

Pero aún destacan las notables calderas de vapor gigantes de este barco, su gran motor y una hélice de repuesto atada en su cubierta. Se encuentra rodeado de túneles y cuevas que comienzan en el arrecife y permiten que los buzos puedan nadar debajo de su casco, ver sus tornos de cubierta, ancla y muchos otros interesantes elementos de este naufragio.

Los exploradores buzos tienen la oportunidad de conocer la barracuda, al igual que el pez ángel azul, que vive en el lugar; no obstante se advierte que es posible desorientarse con facilidad, debido al gran tamaño del naufragio, no por ello deja de ser considerado muy atractivo y de formar parte del Programa Certificado de Naufragio de las Bermudas.

Cristóbal Colón, Bermuda

Es momento oportuno para conocer otro famoso buque que es parte de esta colección de barcos hundidos que les estamos presentando, uno que estaba identificado con el nombre de Cristóbal Colón, considerado como un fantástico vapor empleado para el correo.

Era parte de la flota de la Compañía Transatlántica; cuyos barcos eran construidos casi de manera exclusiva por parte de la Sociedad Española de Construcción Naval.

Este barco identificado como Cristóbal Colón, contaba con un casco de acero de cubierta corrida, su proa era recta y su popa similar a los cruceros. Contando con un equipo propulsor de siete calderas cilíndricas que eran alimentadas mediante carbón y con dos juegos de turbina de vapor, de la marca Curtiss-Parssons.

Estas turbinas eran las encargadas de mover dos hélices gemelas, con lo cual el barco se desplazaba a una velocidad de 17,5 nudos y mediante el consumo de 125 toneladas de carbón.

Por otro lado, el barco además contaba con la posibilidad de alojar aproximadamente a más de dos mil pasajeros dentro de varias categorías, contando con 243 puestos adicionales para su tripulación.

El Cristóbal Colón se mantenía navegando en la línea Norte de España, hacia Cuba y México. Por lo cual siempre cautivó la atención de todas aquellas personas que deseaban desplazarse por aquellos lugares, siendo incluso visitado por los Reyes en Santander, durante el año de 1928.

Los relatos históricos relativos a este imponente navío, cuentan que en los primeros años de la década de los treinta la compañía trasatlántica suprimió algunas de sus líneas navieras, lo que afectó de alguna manera a la considerada como N°1, que representaba los viajes del Cantábrico al Centro de América y que era cubierta por el Cristóbal Colón.

Durante el inicio de la Guerra Civil española, conflicto bélico entre el bando republicano y el nacional con la dirección de general Francisco Franco, que comenzó en el año de 1936; este barco se encontraba en México y prosigue con rumbo a la Habana, lo que era su trayecto normal; pero por órdenes especiales del gobierno español se dirige al puerto británico de Southampton.

Con todos sus 488 pasajeros, más todos sus tripulantes asustados, este barco fue incautado sin permitir el desembarco de sus ocupantes. Luego se le obligó a navegar hasta los puertos franceses de Le Havre y Saint Nazaire, con la finalidad de cargar armamento que sería llevado a la península ibérica.

A los únicos pasajeros que se les permitió desembarcar en estos puestos franceses, eran los que no tuviesen nacionalidad española. El barco continuó recorrido y llegó para el 25 de agosto de 1936 a Santander, atracando en el muelle Maliaño, desde donde parte nuevamente en septiembre rumbo a Cardiff, portando identificación falsa.

En su casco se había colocado el nombre de Bristol Canal, y lucía la bandera francesa. Esto dio resultado y llegaron con facilidad al puerto británico. Luego el barco cambia nuevamente su tripulación y capitán, manteniéndose con identidad falsa, para seguir cumpliendo su labor de transporte marítimo al servicio de cargas especial para España.

Pero para el mes de octubre este espléndido trasatlántico finaliza su viaje, quedando encallado en un arrecife de coral que se encontraba a unas ochos millas del Norte de las Bermudas. Con un agujero en su bodega número tres, el cual de manera casi instantánea se llenó completamente de agua.

Su tripulación pudo abandonar el barco, que fue considerado como una dolorosa pérdida para la flota española. Entre las causas de este percance, el capitán expuso que la Luz de North rock Beacon, una señalización dispuesta en el lugar,  se encontraba apagada.

El barco se encuentra encallado a una milla de la región, al este del conocido castillete de la North Rock. No pudo ser recuperado, debido a los considerables daños sufridos por toda su estructura. Pero por sus cercanías a tierra firme, muchas personas colaboraron en recuperar muchos de los muebles, pinturas, esculturas y todos los objetos de valor que en él se encontraban, y algunos de ellos fueron colocados en sus propias casas.

Barco Patrulla P29, Malta

El barco conocido como Patrulla P29, forma parte de los más recientes barcos hundidos en el océano. En esta ocasión es un barco empleado por la patrulla marina de unos 167 pies de largo, el cual se hundió en septiembre del año 2007, y es en la actualidad parte de los barcos hundidos del mundo.

Esta embarcación pertenecía a la patrulla de Malta, un país insular que pertenece al continente Europeo, adquirido como parte de su flota durante el año de 1997. Se considera que una vez que dejó de tener utilidad para el patrullaje, se dio de baja y terminó siendo hundido; con lo cual ha generado un espacio excelente para la realización del buceo exploratorio.

Se encuentra a 36 metros de profundidad de manera vertical, y como antecedente histórico se comenta que durante su vida productiva, estaba dedicado a la lucha contra el contrabando, realizando operaciones de control en la frontera.

El barco Patrulla P29, se hundió con la finalidad de contar con un elemento idóneo para la práctica del submarinismo y como una forma de que se pudiese crear un arrecife artificial. Sus visitantes pueden entrar a la sala de máquinas, apreciar sus motores y ver todos los instrumentos, que todavía se mantienen intactos en su lugar.

Lusitania

El RMS Lusitania era un transatlántico británico, que comenzó a prestar servicios para el traslado de pasajeros con la Cunard Line, que era una compañía naviera también británica; iniciando sus recorridos durante agosto del año de 1907, y cuyo nombre era en honor a la provincia romana de Lusitania.

Se trató de uno de los barcos más grandes del mundo, hasta del nacimiento del RMS Olympic y del RMS Titanic, que surgieron en el año de 1911. El Lusitania sufrió su hundimiento frente a las costas de Irlanda, el día 7 de mayo del año de 1915.

La causa fue debida al ataque que sufrió por parte de un submarino alemán y lo que fue uno de los mayores desastres navales vividos durante la Primera Guerra Mundial, que fue una confrontación armada centrada especialmente en Europa y vivida entre el año de 1914 y 1918.

Luego de ser torpedeado por el submarino, se hundió en tan solo 18 minutos, en una región cerca del cabo de Old Heaad of Kinsales, perteneciente a la república de Irlanda. En esta tragedia murieron 1.198 personas y se salvaron unas 761. Esto trajo muchas opiniones en contra del proceder manifestado por los alemanes.

Pero por otro lado, se dice que contribuyó a que esta guerra entrara los Estados Unidos y fue un símbolo para el reclutamiento militar. Especialmente por tratarse de un barco indefenso, que no conocía de las técnicas adecuadas para la evasión de los ataques submarinos.

Entre todos los barcos hundidos este se destaca porque transportaba además de pasajeros civiles, municiones y material militar; por lo cual sus restos siempre han sido objeto del interés de muchas de las futuras exploraciones que se realizaron, con la finalidad de recabar toda la información precisa sobre su hundimiento.

Sus retos están descansando en el fondo del mar, con una inclinación hacia su estribor de 30 grados y a una profundidad de 93 metros; se ha deteriorado significativamente, aún más a prisa que el Titanic, barco hundido que conoceremos posteriormente.

Este deterioro es incrementado por las mareas invernales, además que debido a las cargas submarinas de explosivos lanzados en la segunda guerra mundial, que se dio entre los años del 1939 al 1945, muchas de las estructuras del Lusitania han desaparecido completamente.

Otras piezas han sido recuperadas, como es el caso de tres de sus cuatro hélices, rescatadas por la Oceaneering International, durante el año de 1982. Pero aún se pueden apreciar algunos elementos como es su nombre visible en la proa o algunos pescantes, que todavía cuentan con sus cuerdas originales.

Con lo que se puede afirmar, que todavía los amantes del submarinismo tienen la posibilidad de conocer algo de este emblemático representante de los barcos hundidos que son parte de la historia mundial.

Titanic, Terranova

Es momento oportuno para conocer dentro de nuestro top 10, al último de los barcos hundidos que consideraremos dentro de este recorrido; pero uno de los más reconocidos a nivel mundial, ¿quién no ha escuchado hablar del célebre Titanic?.

Este barco ha estado rodeado de un sinfín de misterios y curiosidades, debido a la trágica manera como se dio su hundimiento. Sin considerar que este hecho que se suscitó un día 14 de abril del año de 1912, tuvo como consecuencia el fallecimiento de más de 1.500 personas, la pérdida de cuantiosos tesoros, obras de arte y del sueño de su fabricante, de contar con un gran barco a prueba de todo.

Tal como se ha conocido a través de la historia, este barco luego de colisionar con un iceberg que le perforó una parte de su casco, en poco tiempo se fue llenando del agua fría de Terranova, así terminó hundiéndose y posteriormente partiéndose en dos mitades, las cuales quedaron en el fondo del mar.

Este hermoso y elegante barco identificado como RMS Titanic, era un transatlántico, lo que se identifica como un barco que está especialmente equipado para atravesar el Océano Atlántico, de origen británico y perteneciente a la Línea White Star, también británica.

Se encontraba realizando su viaje inaugural con una ruta que iba desde Southampton, puerto del Reino Unido, para llegar finalmente a la ciudad de Nueva York en los Estados Unidos.

Era un importante viaje que por ser el primero, y en un barco de tal magnitud, muchos deseaban realizar; por lo cual contó con muchas personalidades adineradas de la época entre sus pasajeros, al igual que personas humildes, cuyo dinero solo les permitió alcanzar un puesto en tercera clase; donde prácticamente solo observaban el mar mediante las pequeñas escotillas del barco.

El golpe contra el iceberg se produjo a las 23:40 de la noche y en tan solo unas dos horas con veinte minutos el barco se hundió. Muchas de las personas fallecieron a causa de los golpes sufridos por el desplazamiento de las estructuras del barco y otros siendo arrastrados por el mismo mientras se hundía, en total se perdieron 1.513 vidas, e incluso los que lograron permanecer a flote murieron posteriormente por hipotermia en la aguas heladas.

Las causas fueron catalogadas como naturales y humanas; por un lado el iceberg se presentó cuando no contaban con tiempo para maniobrar y evitar chocar contra él, ya que era una noche oscura, el barco se desplazaba a demasiada velocidad y los vigías no divisaron a tiempo sobre la presencia del hielo en el mar.

Por otro lado, no se realizó apropiadamente la evacuación de los pasajeros, pues a pesar de contar con capacidad en los botes salvavidas para unas 1.178 personas, solamente sobrevivieron unas 705.

Luego de todo esto, con el paso de los años se realizaron muchos proyectos exploratorios con la finalidad de llegar hasta los restos del maravilloso Titanic, hasta el 1 de septiembre del año de 1985, cuando por fin son encontrados por una expedición dirigida por Jean-Lois Michel y Robert Ballard, pertenecientes a la Institución Oceanográfica de Woods Hole.

Sus restos se encontraron a 3.821 metros de profundidad y a 650 kilómetros del sureste de Terranova, isla de la costa noreste de Norteamérica, y a esa profundidad es imposible el buceo sin el adecuado equipo.

Se encontró el buque divido en dos partes, con lo cual se ampliaron muchos de los conocimientos con los cuales se contaba sobre su hundimiento, comentándose que es posible que el iceberg no abriera un boquete, pero el choque sí ocasionó que los remaches sobre el casco saltaran, permitiendo con ello la entrada de agua al barco.

Luego de este desastre se creó una compañía en el año de 1914 denominada Patrulla Internacional del Hielo, a cargo de la guarda costera de los Estados Unidos, para alerta sobre el desplazamiento de los icebergs en el Atlántico Noroeste, evitándose de esta manera cualquier catástrofe asociada con los movimientos de estas grandes rocas de hielo sobre el mar.

Si el contenido de nuestro artículo, les ha permitido conocer más sobre algunos de los más famosos barcos hundidos a través de la historia, les recomendamos la lectura de los siguientes e interesantes temas.

(Visited 70 times, 1 visits today)