Conoce acerca del Lago de Tequesquitengo en México

Actualizado En

El Lago Tequesquitengo, se destaca como la principal fuente de almacenamiento hídrico del Estado de Morelos, a unos 111 kilómetros de la Ciudad de México; es una fosa tectónica bastante profunda, nacida entre cavernas que disolvieron sus rocas. Descubre todo sobre este lago; su historia, características, deportes (buceo, wakeboard, Wake surf, paracaidismo, Bungee jumping), leyendas y mucho más, no te lo pierdas.

Lago Tequesquitengo

Historia del Lago de Tequesquitengo

En esta oportunidad realizamos un recorrido para conocer todos los aspectos relevantes del Lago Tequesquitengo, comenzando por su historia, la cual está marcada por su inicio durante el año 1650, luego de que se estableciera en sus orillas un grupo indígena que realizaba la explotación del Tequesquite.

Esto es una sal marina natural, que era empleada para sazonar los alimentos, pero también se utilizaba como materia prima en la elaboración de jabón con el cual se purgaba al ganado vacuno y equino.

Este grupo indígena que habitaba la región se encargaba, entre otras cosas, de la siembra de ajonjolí y maíz. Asimismo contaban con edificaciones, entre las que se destacaba un templo ocupado por frailes dominicos pertenecientes al monasterio de Tlaquiltenango, con advocación a San Juan Bautista.

Posteriormente durante del siglo XIX, los dueños de una de las haciendas del lugar, identificada como San José Vista Hermosa, convirtieron los terrenos de este pueblo en siembras para la caña de azúcar. Pero al ser desviadas las aguas del riego de estos campos hasta el Lago Tequesquitengo, los habitantes de la región se vieron obligados a mudarse a zonas más altas.

Lago Tequesquitengo

Este hecho era vivido durante el año 1865, donde las aguas llegaron a cubrir totalmente el templo que existía en ese lugar. El pueblo se asentó en una región de grandes concentraciones de roca caliza, que con el paso erosivo del agua se iba disolviendo.

Este acontecimiento es citado por John Womack, en sus escritos sobre Zapata y la Revolución Mexicana, cuando textualmente comenta:

“De estos fracasos, el más impresionante fue sin duda el de Tequesquitengo. Los campesinos habían ofendido al dueño de la cercana hacienda de San José Vista Hermosa, el cual, a manera de represalia, metió su agua de riego al lago e inundó todo el pueblo…”

No obstante, mucho de esto cambia para el año 1940, cuando el gobierno expropió unas 505 hectáreas circundantes de la Laguna de Tequesquitengo, con la finalidad de crear un centro turístico en ese lugar. Donde no solo se afectaron las tierras de la hacienda de San José Vista Hermosa, sino también otras que eran conocidas como Xoxocotla, Tehuixtla y Tequesquitengo.

Lago Tequesquitengo

Por razones económicas, el estado de Morelos no dio avance a sus planes turísticos, por lo que fue expedido otro decreto de expropiación de las mismas tierras para el año 1942, enajenándolas a favor de una empresa denominada Terrenos y Turismo, S.A.

Pero esto tampoco prosperó como era de esperarse, por lo que para el año 1975 se expropiaron nuevamente y se le otorgaron los derechos al Fondo Nacional de Fomento Ejidal, con la finalidad de convertir el lugar en un fideicomiso, con la participación común de varios propietarios y organizaciones, entre las cuales se incluyeron:

  • Nacional Financiera, S.A.
  • Fonafe
  • Los ejidos de Tehuixtla
  • San José de vista Hermosa
  • Xoxocotla
  • Tequesquitengo

Con la participación de todos ellos, se logró que el Lago de Tequesquitengo cuenta con una infraestructura turística digna de las grandes ciudades, en la que se pueden hallar hoteles, restaurantes y todos los servicios necesarios para acoger cómodamente a una buena cantidad de turistas que lo visitan durante todo el año.

Características

Al conocer las características del Lago de Tequesquitengo, contamos con la oportunidad de presentarlo al mundo haciendo distinción de sus particularidades en relación con otros lagos. En este sentido, es posible destacar los siguientes aspectos que identifican al lago:

  • En el lugar donde hoy en día se encuentra el Lago de Tequesquitengo, originalmente existía un pequeño lago en el fondo de una fosa y a su orilla es estableció el pueblo de San Juan Bautista Tequesquitengo.
  • A mediados del siglo XIX, este lago comenzó a aumentar su caudal y terminó por inundar completamente al pueblo.
  • Estas inundaciones dieron origen al Lago de Tequesquitengo en el Estado de Morelos, a 111 kilómetros de la ciudad de México y a tan solo 39 kilómetros de Cuernavaca. Exactamente entre Puente de Ixtla y Jojutla de Juárez.
  • Es un lago que tiene la forma de una gota, con una cuenca cerrada de unos 28 kilómetros cuadrados, creado en una fosa tectónica que cuenta con unos 130 metros de profundidad.
  • La superficie o espejo de agua del lago cuenta con 4,2 kilómetros de largo y su ancho es de 2,5 kilómetros; todo lo cual cubre un perímetro de 16 kilómetros, encontrándose a 887.37 metros sobre el nivel del mar.
  • Es la principal fuente de almacenamiento hídrico del Estado de Morelos, con una capacidad de 168.9 hectómetros cúbicos, incluso al llegar a este nivel puede inundar el resto de la región hasta por unos ocho kilómetros cuadrados a su alrededor. Esto se encuentra limitado por el umbral de un túnel vertedor, que se implementó para contener su cauce.
  • El lago recibe las aguas de varios afluentes, como son: el lago de Barranca Honda, y el lago de la Barranca del Muerto. Pero en general, se mantiene gracias al abastecimiento recibido de una serie de manantiales que llegan a diversos puntos del lago de Tequesquitengo.
  • Las aguas del lago son empleadas para la realización de actividades ganaderas, agrícolas, domésticas y turísticas.
  • El pueblo hundido en este lago, se puede encontrar gracias a que existe una boya, que marca la ubicación exacta de la cúpula de su iglesia; y que puede ser apreciada a tan solo seis metros de la superficie del lago.

Calidad del agua 

Una de las cualidades del agua del Lago de Tequesquitengo, que también es conocido como el mar de Morelos; es que presenta una alta concentración de sólidos disueltos; esto es debido al hecho de que este lago se alimenta primordialmente del acuífero Zacatepec, el cual posee agua cálcica bicarbonatada de una muy alta conductividad.

El oxígeno que está presente en las aguas del lago, se va degradando en valor a medida que se desciende dentro de este cuerpo de agua, por la presencia de una capa intermedia identificada como termoclina, donde no se mezcla el agua superficial con la del fondo.

Pero para finales del año, las aguas del fondo que están carentes de oxígeno emergen a la superficie, se mezclan y comienzan a ocasionar la mortalidad masiva de peces. Esto se debe a que, aunque es moderadamente potable, está provista de una dureza elevada, proporcionada por sus componentes cálcicos bicarbonatados.

Esto hace necesario que para preservar la salud de la población y evitar riesgos sanitarios, el agua del Lago de Tequesquitengo deba estar en constante monitoreo a lo largo de todo el año, por parte de las autoridades del Estado de Morelos. Pero en general, se ha determinado que sus aguas se encuentran cumpliendo con todos los parámetros de la Organización Mundial de la Salud, para uso recreativo y deportivo.

El Fenómeno del vuelco

Este es un fenómeno que está asociado a la calidad del agua y al descenso de la temperatura que ella experimenta durante el invierno. Este fenómeno ocasiona que las aguas al encontrarse más frías se vuelvan densas y faltas de oxígeno, por lo que se les considera anóxicas y comienzan a emerger, mezclándose con las aguas de la superficie que generalmente están oxigenadas.

En consecuencia, se ocasiona la desoxigenación del cuerpo de agua, lo que lamentablemente acarrea la muerte de muchos de sus peces. En este sentido, es habitual que las personas al observar este desastre masivo para la fauna del lago, lo atribuyen a factores contaminantes ocasionados por sus visitantes.

Porque incluso se desprende un olor azufroso, que es generalmente asociado con elementos de suciedad; pero en general los estudios han arrojado conclusiones donde se establece que para los meses de febrero hasta abril, este fenómeno se revierte, ocasionando con ello que sus aguas sean claras e incluso se puedan observar en ellas muchas de las edificaciones del pueblo hundido, entre las que destaca su iglesia.

Asimismo es oportuno mencionar, que la muerte masiva de peces no siempre sucede, ya que se han observado algunos años como desde el 2009 al 2012, en que esta manifestación no ha sido observada. Pero durante el año 2013, el lago presentaba manchas blancas en el fondo, que eran provenientes de la muerte de peces conocidos como platillas, aunque en pocas cantidades.

Actividades que se pueden realizar en el Lago Tequesquitengo

El Lago de Tequesquitengo es uno de los más atractivos lugares turísticos, que suele ser seleccionado por las personas a quienes les gusta practicar deportes acuáticos, bien sea esquí, paseos en lancha, natación o buceo, este lugar es ideal, especialmente para aquellos que desean conocer los restos de la iglesia del antiguo pueblo sumergido en sus aguas.

Durante el mes de mayo se celebra la fiesta en honor del Señor de la Ascensión, en la cual tiene lugar un paseo solemne en lancha alrededor del lago, que posteriormente sigue con la realización de una misa y toda una serie de eventos culturales, repletos de bailes tradiciones y ventas de artesanías típicas del pueblo de Morelos.

Por consiguiente, en esta época del año la afluencia turística hasta este lugar es masiva, con gran cantidad de hoteles y casas que se rentan para el fin de semana. Y es que en esta región de Tequesquitengo existen muchos atractivos, ya que se trata de la cuarta zona arqueológica en importancia de México; donde se destaca entre otros lugares la Ciudad Fortaleza de Xochicalco.

A tan solo unos 25 minutos de distancia se puede conocer esta Fortaleza, perteneciente al municipio de Miacatlán, que también se encuentra dentro del estado de Morelos y que ha sido considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1999, y aunque no está en la cercanías del lago es una visita que vale la pena realizar, pues es la cuna del culto del dios Quetzalcóatl, muy importante para las posteriores civilizaciones como los Mexica o los Toltecas.

Una vez en territorio del lago Tequesquitengo, encontramos las Grutas de Cacahuamilpa, bastante visitadas por los turistas, que incluyen un recorrido de unos cuarenta minutos en automóvil. Este es un paseo en el que todos pueden deleitarse contemplando los caprichos con que la naturaleza ha creado estas extrañas tierras.

También se puede llevar a los más pequeños, para que conozcan un zoológico zoofari, que está tan solo a veinte minutos del lago, donde se albergan animales en su entorno natural.

Pero como las actividades que se pueden realizar durante una visita al lago de Tequesquitengo son tan amplias, vamos a considerar describir de forma más específica algunas de ellas, para que todos nuestros lectores puedan llevarse una idea de los atractivos turísticos con los que cuenta el lugar.

Globos aerostáticos

Los globos aerostáticos son naves que emplean una bolsa donde se encierra una masa de gas que es más ligero que el aire, mediante el cual el globo se infla y comienza a subir en el cielo, controlado en función del peso y la entrada o salida de este gas.

Estos globos están provistos de grandes cestas, que sirven para transportar a los pasajeros, con la finalidad de trasladarlos en paseos donde pueden contemplar toda la belleza del panorama al alcance de su vista.

En el lago de Tequesquitengo, desde el año 2009 se comenzaron a promover los servicios de empresas encargadas de atracciones turísticas y una de ellas llegó con estos globos aerostáticos, que son un gran atractivo visual para todos los visitantes.

Tanto las familias como las parejas realizan vuelos al amanecer, especialmente porque las condiciones climáticas ideales se presentan entre las 6 y 7 de la mañana; cuando se inicia el vuelo panorámico, donde los turistas a bordo del globo observan el lago en toda su extensión, al igual que las ciudades aledañas.

Esta actividad ha sido complementada con los saltos en paracaídas, algo que se comenzó a practicar desde el año 2013, pero siempre bajo la supervisión de la dirección general de aeronáutica civil.

Lago Tequesquitengo

Buceo 

El Buceo es una actividad que es también conocida como submarinismo, o incluso escafandrismo; donde la persona sumerge su cuerpo dentro del agua, bien sea dulce o salada, con la finalidad de explorar su interior.

Muchos realizan esta actividad de manera profesional, pero otros lo hacen de forma recreativa. En las aguas del Lago de Tequesquitengo, el buceo generalmente se realiza con la finalidad de observar la flora y fauna; pero también de forma específica, para conocer el campanario de la iglesia que se encuentra sumergida dentro del lago.

Algunos de los buceadores se trazan el reto de obtener indicios para la recreación de los planos de construcción de esta iglesia, pero esto es algo difícil, debido a que se cuenta con poca visibilidad en el lugar.

A partir del año 1987, un grupo identificado como Proteo comenzó una serie de trabajos de investigación bajo las aguas del lago, que ya para el año 1989 se convirtió en un comité científico, que emplea técnicas de buceo con visibilidad limitada para conocer cómo era exactamente el pueblo hundido mediante mediciones, diseños y fotografías.

Ellos han realizado avances en el conocimiento arquitectónico del lugar, al igual que planos, mediante los cuales cualquier turista que bucee puede llegar a donde se localizan las construcciones, lo que también ha servido para implementar las prácticas de clases de buceo de una forma más segura.

Wakeboard 

Con el término de Wakeboard se conoce la realización del esquí acuático sobre una tabla; lo que es básicamente una actividad en la que una persona que está provista de una tabla, se desliza por las aguas siendo arrastrado mediante una cuerda denominada palonier, la cual es tirada por una lancha o moto acuática.

Tequesquitengo es considerada la capital mexicana del esquí, lo que ha sido avalado por muchos atletas, ya que consideran que cuenta con dos elementos vitales: una excelente ubicación geográfica y un clima inmejorable.

Durante el año tienen lugar varios eventos deportivos de este tipo, como el Tour Nacional de Wakeboard, lo que atrae a muchos esquiadores que desean realizar demostraciones físicas de cada una de sus técnicas impecables.

La superficie del agua al igual que sus masas, son un escenario perfecto para el desarrollo de los giros de 360 grados en el aire, al igual que las magistrales representaciones de los saltos mortales. Con esta finalidad, son muchos los jóvenes que se dan cita en el lago alojándose en campamentos o asistiendo a los cursos profesionales que se dictan durante todo el año.

Wake surf

Otro de los deportes acuáticos que se practican en el lago de Tequesquitengo o como algunos lo conocen Laguna de Tequesquitengo, es el Wake Surf, considerado como un deporte de arrastre en el cual la ola permite la realización del surf, o también se puede emplear para ello el traslado en lancha.

En principio, para la realización de esta actividad deportiva se traslada a la persona montado en la tabla, siendo arrastrado mediante una cuerda, que posteriormente se suelta luego de alcanzar cierta velocidad, en la cual se puede tomar una ola. Lógicamente, el lago puede no contar con el oleaje característico del mar.

No obstante, el Wake surf es una modalidad de esquí acuático que ha cobrado fuerza dentro de las actividades deportivas que suelen ser realizadas por los turistas; algo que alcanzó su mayor auge luego de la visita del deportista Dominic Lagacé, durante el año 2010, quien realizó una serie de demostraciones y seminarios en su estancia.

Todo gracias a que el lago de Tequesquitengo en uno de los lugares favoritos de este deportista, por contar con aguas mansas, un clima favorable, pero en especial, por el afecto y la calidez de los lugareños hacia todos sus visitantes.

Paracaidismo 

El paracaidismo además de ser una actividad deportiva o estrategia militar, es básicamente una técnica de lanzamiento que es realizada tanto con seres humanos como con objetos que son lanzados a determinada altura en el aire y cuya caída es amortiguada por el desplazamiento de un paracaídas que les permite planear en el aire, hasta aterrizar, sin mayores dificultades, pues el propio paracaídas amortigua el descenso.

Esta técnica se puede poner en práctica desde cualquier aeronave, bien sea un avión, helicóptero o globo aerostático. Pero también desde algún objeto fijo que se encuentre a la altura necesaria para la segura apertura del paracaídas durante la caída.

A propósito de ello, el lago de Tequesquitengo cuenta con un centro de paracaidismo que ya es legendario, pues opera hace más de cinco décadas, siendo conocido no solo a nivel nacional sino también internacional.

Muchas personas con algunos conocimientos de paracaidismo visitan este lago durante sus vacaciones, con la finalidad de enfrentar sus miedos sobre realizar saltos desde un avión a 12.000 pies sobre el nivel del mar; y que durante unos 35 segundos, experimenta la velocidad de 220 kilómetros por hora.

Como referencia, se comenta que una de las modalidades de la técnica del paracaidismo es el salto Base, que se realiza desde un lugar fijo, donde se cuenta con un solo paracaídas y sin los sistemas de seguridad de apertura automática típicos de los salto de avión; debido a que los tiempos de reacción y distancia no son óptimos para estos sistemas.

En las cercanías del lago se encuentra el puente denominado Mezcala, que es empleado por muchos de los amantes del riesgo y de los deportes extremos, que llegan hasta él con la finalidad de realizar saltos desde 160 metros de altura, pero es indispensable tener una amplia experiencia en paracaidismo para evitar accidentes lamentables.

Aviones 

En el lago también se realizan actividades asociadas con el vuelo de aviones ultraligeros, ya que cuenta con excelentes condiciones climáticas la mayor parte del año. Aun en las temporadas de lluvias se pueden programar vuelos, pues estas generalmente se presentan por las tardes o noches.

Con lo cual se puede sobrevolar el lago y admirar todo el panorama, además de vivir la experiencia de sentir cómo se desplaza el avión por el aire. El lago se ha convertido en una referencia para la realización de este tipo de actividades, donde se ofrecen paseos turísticos y escuelas para la enseñanza de todos los que desean ser pilotos e incluso la venta de aeronaves.

Los aviones que se consideran como ultraligeros, son empleados generalmente a manera deportiva para la realización de vuelo libre, o lo que se conoce como Ala Delta; y también entran en esta categoría las avionetas provistas de motor, pero que cuentan con poco peso y que necesitan también poco combustible o lubricante para alcanzar el vuelo.

Generalmente durante los fines de semana se reúnen pilotos provenientes tanto del país como del exterior, con la finalidad de sobrevolar la región y aterrizar en las pistas del lago; intercambiando experiencias entre todos ellos, pero es importante mencionar que deben ser personas que cuenten con los respectivos certificados expedidos por la Dirección General de Aeronáutica Civil, para poder volar estos aviones.

Bungee Jumping 

El Bungee Jumping es un deporte extremo que consiste en la realización de saltos al vacío desde una determinada altura, que generalmente suele ser un puente o una plataforma; donde la persona se ata a nivel de los tobillos con una cuerda elástica, que le permite caer de manera acelerada, amortiguando su descenso al templarse la cuerda, que además le proporciona una serie de rebotes acelerados y constantes hasta perder su velocidad.

Esta emocionante actividad permite sentir la adrenalina a todos los turistas que la realizan en el lago de Tequesquitengo, quienes solo abren sus brazos y se dejan llevar por toda la emoción del momento.

Se trata de un salto que es realizado a más de sesenta metros de altura, desde una plataforma y provisto de un equipo especial, donde además se cuenta con personal experto en la materia, que sirven de instructores para todos los visitantes que desean realizar esta arriesgada actividad física.

Leyendas

Las leyendas son una parte indispensable de la historia, pues mediante ellas se da sentido o justificación a muchas de las cosas que ocurren en el entorno de las personas; son relatos con los que crecen y se transmiten de generación en generación.

Se trata de narraciones populares, bien sean reales o fantásticas, que forman parte del folclore del pueblo de Morelos y que se transmiten de manera oral a muchos de los turistas que desean escucharlas.

Una de sus leyendas más populares relata la existencia de un pueblo completo que se encuentra hundido en las aguas del tranquilo lago de Tequesquitengo, la que a continuación compartimos con todos nuestros lectores.

El Pueblo Hundido en Tequesquitengo

Se trata de una historia que ha sido contada una y otra vez desde el año 1845, cuando existió en la región donde hoy en día está el lago de Tequesquitengo, un pequeño pueblo llamado San Juan Bautista, el que se encuentra totalmente hundido en la aguas de este lago.

Según el relato, este pueblo estaba asentado en la región que es ocupada por el lago y fue completamente inundado por órdenes de los hermanos Mosso, quienes era los dueños de una hacienda cercana, conocida como San José de Vista hermosa.

Se contaba que en el norte de esta zona, existía una pequeña laguna que servía de sustento para los habitantes del pueblo y además ellos extraían de sus riberas el Tequesquite, mineral en honor al cual se le da nombre al pueblo; pero a raíz de las desavenencias que se venían presentando entre estos pobladores y los dueños de la hacienda, los hermanos Mosso colocaron canales que dirigieron todo el riego de sus siembras hacia el valle, inundándose por completo.

Los escépticos consideran que la verdadera causa de este acontecimiento fue debido a la presencia de un fuerte sismo ocurrido el 7 de abril de 1845, el cual ocasionó una fractura en el sistema acuífero, que en consecuencia terminó inundando todo el valle. Sin embargo, los habitantes de este pueblo no lo abandonaron, sino que optaron por ubicarse en las partes más altas de esta región y de esta manera poder continuar con su vida, tal y como venían haciendo hasta ese momento.

La Maldición al Pueblo del Lago Tequesquitengo

Otra leyenda cuenta que hace ya muchos años, en la parte sur del Lago que hoy día conocemos en el Estado de Morelos, cerca de Zacatepec, existía un pequeño pero pintoresco pueblito que era llamado Tequesquite; su nombre se debía a que en aquella región abundaba la piedra que era identificada con ese mismo nombre, la cual se mezclaba en las cazuelas con alimentos como el maíz, cacahuates o semillas de calabaza para darle un sabor único.

Muchas de las cocineras de este lugar eran famosas por sus deliciosos platillos; entre los cuales destacan los guisos de granos de elotes (maíz) que preparaban asados con calabaza y chile. A este particular guiso se le dio como nombre Esquites y con ello se distinguía del preparado en cualquier otro sitio del país.

Se cuenta que Tequesquite se llenó de muchos viajeros, que llegaban hasta ese lugar por el peculiar sabor de sus magistrales platos. Muchos se intrigaban y querían conocer cuál era la receta que las mujeres empleaban para preparar tales delicias. Para mantener su secreto, las mujeres recolectaban los Tequesquite mientras los jóvenes del pueblo vigilaban, para evitar se espiados por cualquier intruso. Mientras los hombres en general se dedicaban a labores en el campo.

Pero según cuenta la leyenda, alguien dentro del pueblo los traicionó y se decía que había sido el brujo, conocido como Pedro Molesto, quien negoció con un viajero para entregarle una porción de Tequesquite a cambio de algunas mercancías.

lago Tequesquitengo

Para ello Pedro siguió a las cocineras mientras recogían las piedras y cuando una de ellas se separó del grupo, la amenazó para que le entregara parte de su cargamento, pero ella se negó y terminaron forcejeando, la lucha terminó cuando el brujo la golpeó con su bastón, ocasionándole la muerte.

Luego de esto llevó el cuerpo sin vida de la mujer hasta unas rocas, con la finalidad de aparentar que había muerto en un trágico accidente y se adueñó del cargamento de Tequesquite, dirigiéndose rápidamente hasta su choza, para esperar a que cayera la noche y escapar del pueblo con su preciado botín.

La familia de la cocinera se preocupó al no verla llegar y de inmediato comenzaron a buscarla, hasta que dieron con su cadáver y comenzaron el velorio, una vez allí el viudo comentó que era raro que no hubieran podido encontrar el Tequesquite junto a su cuerpo.

Ante tales circunstancias comenzaron a sospechar que se trataba de un asesinato, en lugar de un accidente; y todas las señales apuntaban hacia el brujo Pedro Molesto, ya que sabían que deseaba apoderarse de estas piedras que eran recolectadas por las cocineras.

Todo el pueblo se dirigió al lugar donde fue encontrado el cuerpo de la difunta mujer y descubrieron las huellas de Pedro. Luego de lo cual, se fueron enardecidos hasta su choza, encontrándolo frente a un altar lleno de calaveras humanas y animales disecados; quien al verse amenazado comenzó a lanzarle a las personas todo lo que tenía a su alcance, incluso los Tequesquite.

Pedro es capturado, confiesa su crimen y es sentenciado a morir en la hoguera; pero antes de quemarse, este hechicero hace del conocimiento de todos los presentes que el pueblo será destruido, ya que había lanzado una maldición sobre Tequesquite.

Lo cierto es que al día siguiente el pueblo amaneció inundado; además la historia dice que el brujo había colocado, sin que nadie le viera, una botella con arena de mar, de la cual comenzó a brotar agua salada precisamente al centro del pueblo.

Se dice que las casas comenzaron a derrumbarse por la fuerza devastadora del agua y de esta manera nació el Lago de Tequesquitengo, que por cierto no es de agua salada sino dulce y una de las principales fuentes hídricas del Estado de Morelos.

Los ancianos que viven en las orillas de este lago desde hace muchos años, comentan que en las noches de luna y especialmente cuando no llueve, se puede divisar en medio de este enorme cuerpo de agua, la punta del campanario de la iglesia donde alguna vez se reunieron los habitantes de Tequesquite.

lago Tequesquitengo

El Tequesquitengo, mucho más que un Lago

Durante el recorrido realizado sobre el lago de Tequesquitengo hemos conocido una serie de actividades bastante variadas, pues algunas de ellas son acuáticas, otras son aéreas y unas pocas son de riesgo y aventura, para los amantes de los deportes extremos.

Lo cierto que se trata de un lugar especial para compartir en pareja o en familia, que cuenta con un excepcional clima en cualquier época del año y con tantos recursos turísticos que su disfrute y diversión están garantizados.

Como hemos podido apreciar, este lago también cuenta con una trayectoria histórica importante y además dentro de él se han desarrollado una serie de clubes de playas, donde se ofrecen planes a los turistas para la realización de una serie de actividades acuáticas, contando además con piscinas o albercas, para que todos sus visitantes puedan tomarse un descanso y relajarse del estrés de vida rutinaria.

Si bien dentro de la instalaciones del lago se activa toda la adrenalina, luego en los restaurantes, bares y otras áreas, se cambia a un ambiente más tranquilo y relajado en el que se degustan exquisiteces de la gastronomía mexicana e internacional.

Todo esto hace que el Lago de Tequesquitengo sea el tercer destino más visitado por el turismo a nivel nacional, en lo que respecta a salud y bienestar; pues se ofrece un bienestar integral a través de las actividades de sanación que pueden encontrarse dentro de sus amplios y variados spas, como es el caso del Hotel Villa Béjar, que cuenta con un certificado diamante para ello.

Los habitantes de la región desean demostrar con un trato amable y servicial que esta es una experiencia única, que deben probar todos los visitantes del Lago de Tequesquitengo, especialmente si realizan una visita con la finalidad de descansar y contar con un momento de relax y completa sanación espiritual en contacto con la naturaleza.

Otra interesante alternativa es la que se ofrece cerca del lago Tequesquitengo, en el pueblo conocido como Tehuixtla, donde realizan salidas al río Amacuzac, en el que se puede nadar y realizar rafting, que consiste en el descenso a través de la corrientes rápidas de sus aguas, en un bote sin motor, y que tiene lugar a partir de mes de julio, cuando se incrementan las corrientes de agua en este río.

Por todo lo antes expuesto, les invitamos cordialmente a visitar el lago de Tequesquitengo, aprovechando la oportunidad para conocer todas las regiones cercanas, ampliando su recorrido dentro del Estado de Morelos en México.

lago Tequesquitengo

Las personas que se encuentran dentro de este país pueden llegar al lago mediante un automóvil, dirigiéndose por la carretera hacia Cuernavaca-Acapulco 95D; a tan solo diez minutos luego de pasar los Jardines de México, donde se encuentra la salida Jojutla-Morelos 9-Tequesquitengo y luego de esto en cinco minutos más, pueden estar disfrutando de este mar de Morelos, que hemos conocido como Lago de Tequesquitengo.

Solo deben preparar su rutina itineraria, pues contarán con tantas actividades, que probablemente les faltarán días para hacerlo, por tanto les recomendamos realizar una lista de todas las cosas que les gustaría realizar durante su visita al lago, pero si solo desea descansar y tener tranquilidad, les sugerimos una tranquila jornada de pesca de trucha, la cual puede degustar posteriormente dentro de su cabaña.

Si por el contrario lo que desea es respirar aire fresco y mirar lo hermoso del paisaje, solo realice una caminata de senderismo, con varios parajes que cuentan con subidas y descensos, en donde conocerá todo el ambiente a plenitud y podrá estar en contacto con la flora, la fauna y por supuesto, la majestuosidad del Lago de Tequesquitengo.

Para finalizar ofrecemos un último dato curioso sobre este lago, y es que para mejorar y promover el turismo sus habitantes crearon una marca que le sirve de promoción identificada bajo el nombre de TEQUES, convirtiéndose con ello en el primer destino turístico que cuenta con una marca, por encima de la correspondiente al Estado de Morelos, dentro de lo cual Teques toma la ventaja sobre otros destinos turísticos como: Cuautla, Cuernavaca o Tepoztlán, gracias a la fuerza de la publicidad.

lago Tequesquitengo

Si la información encontrada en este artículo ha sido de su agrado, le invitamos a descubrir más a través de los siguientes enlaces:

(Visited 22 times, 1 visits today)