El río más oriental de la Asia Occidental, el Río Tigris

Río Tigris, hoy conoceremos sobre este río que cruza a través de tres países, un río que se ha convertido a través de los años, en el sustento de muchas civilizaciones, conoceremos sobre su flora y su fauna, de sus afluentes y algo más.

RÍO TIGRIS

Historia del Río Tigris

El río Tigris se encuentra ubicado en el continente asiático, tiene su origen en el gran Monte Tauro, una hermosa cadena montañosa que se encuentra en Turquía, es una gran barrera climática entre el clima continental y el clima mediterráneo.

Desde su naciente el río Tigris recorre aproximadamente 400 kilómetros del territorio de Turquía, continua su recorrido a través de Siria, en donde fluye a través de aproximadamente 32 kilómetros, por ultimo fluye en su trayecto más largo, a través de Iraq, bañando 1.418 kilómetros, para  encontrarse con el río Éufrates  cerca de Al-Qurnah, una ciudad que se encuentra al sur de Irak.

Ahora que ya conocemos donde nace el río Tigris y cuál es su recorrido, podemos tener idea de cuanta  historia guardan sus aguas, son más de 10 mil años de historia, de los cuales el río Tigris ha sido testigo del desarrollo y decadencia de diversas civilizaciones como los Asirios, Bizantinos, Romanos, Otomanos y más.

Hasankeyf, es una antigua ciudad que cuenta la historia del río Tigris, la misma se encuentra a sus márgenes y al sureste de Turquía, la cantidad de hallazgos arqueológicos, cuentan sobre el tiempo de su historia y ubicación, estos fueron algunos de los fundamentos sobre los cuales, la ciudad fue declarada área de Conservación Natural. En la actualidad existe un proyecto que afectaría de manera importante a esta antigua ciudad, ya que se quiere construir un embalse para crear una hidroeléctrica y además un sistema de riego.

RÍO TIGRIS

Lo llaman la presa de Ilisu, quizás se pregunten cuál es el problema, con poner en marcha un proyecto progresista que contribuirá con el desarrollo de Turquía, uno solo y es que el embalse borrará del mapa al 80% de  la ciudad de Hasankeyf , más casi 200 comunidades que se encuentran establecidas en el área que ocupará el embalse.

Se estima que serán más de 100 mil desplazados. Adicionalmente amenaza con poner bajo miles de litros de agua, los restos arqueológicos de las ciudades medievales, no tendrían posibilidad de seguir descubriendo la historia de los bizantinos y los otomanos.

El  “Proyecto de Anatolia del Sudeste” conocido por sus siglas como proyecto GAP, consta de 22 represas grandes con una capacidad para generar 8000 MW y regar casi 2 millones de hectáreas de tierra. El proyecto contempla un presa de 138 metros, que inundaría al río Tigris en un tramo de 136 kilómetros y un área aproximada de 313 kilómetros. Se producirá una modificación del cauce natural y por ende del ecosistema.

Este inmenso proyecto tiene más de 20 años, tras un comienzo polémico y bajo la presión internacional se comenzaron los trabajos para la construcción de la gran presa de Ilisu, sin embargo, el mismo fue abandonado por la empresa contratista que gano la licitación, porque los financistas aludieron que Turquía no estaba cumpliendo con las condiciones ambientales, sociales y culturales.

RÍO TIGRIS

La razón fue la fuerte presión hecha por la población y la campaña internacional, que promueve la preservación de los tesoros de Hasankeyf. El gobierno turco se reorganizó y comenzó la construcción nuevamente en el año 2010. El Gobierno de Ankara se comprometió a salvaguardar la herencia histórica. Luego el presidente Erdogan dijo haber encontrado la manera de “conciliar el progreso con la historia”, garantizaron que los monumentos más valiosos serán salvados de las aguas.

Una de las estrategias planteadas para darle un mayor plazo y una verdadera oportunidad a la historia que guardan las márgenes del río Tigris y las civilizaciones que se asentaron en sus cercanías, fue permitir las exploraciones arqueológicas durante todo el tiempo que duren las obras. Como indicamos Hasankeyf se encuentra protegido por declaratoria del gobierno Turco en el año 1.978 por el Gobierno de Ankara.

Existe un compromiso por parte del equipo de arqueólogos que trabaja en el rescate de la historia, trabajan con una fuerte resistencia que surge como movimiento civil, que nace en Turquía y se hace llamar Mantener Vivo Hasankeyf, el mismo sostiene que muchas de las piezas históricas no soportaran el traslado.  Uno de los tesoros más valiosos es la hermosa ciudadela árabe, construida por la dinastía ayubídas en el siglo XIII, situada en lo alto dominando el curso del Tigris.

También los restos del puente viejo que emergen del cauce del Tigris, las tumbas y palacios otomanos, cubiertos de delicados azulejos. La mezquita de El Rizk, mandada a construir en el siglo XIV, por el sultán Suleimán, quedará bajo las aguas. No solo es polémica la presa por la pérdida de la cultura que quedará sumergida bajo sus aguas, sino que la misma afecta a los países vecinos.

RÍO TIGRIS

El impacto social es enorme ya que muchas de la personas que viven en la ciudad, no poseen papeles de propiedad, por lo  que no serán compensadas, otras fueron obligadas a abandonar sus tierras a la fuerza por el ejército, cuando inició el proyecto en los años 80.

Otros son poblaciones nómadas. El Proyecto Ilisu se desarrolla en la Mesopotamia superior, la “cuna de la civilización”, fue en ese lugar en donde se produjeron los primeros asentamientos humanos, no hay tiempo suficiente para explorar más de 400 sitios arqueológicos, quedarán bajos las aguas un pueblo que tiene 12.000 años de antigüedad y con la historia del río Tigris, cambiará su curso.

Sus características

El río Tigris recorre miles de kilómetros bañando con sus aguas las tierras de Siria, Turquía e Irak, confluye con el Éufrates para no morir, sino fortalecerse con la unión de sus fuerzas, dando origen a un solo cuerpo de agua que tiene por nombre Shatt al-Arab, luego éste desemboca en el Golfo Pérsico. Como podemos imaginar el río Tigris ha sido fuente de agua y alimentos de todas las civilizaciones que se han establecido durante toda su historia y sigue siéndolo aún hoy en día.

El recorrido del río Tigris desde su naciente, pasa por una serie de ecosistemas que cambian de áridos a semiáridos. La cuenca que drena en el río Tigris tiene una superficie de 375 mil kilómetros cuadrados, descargando aproximadamente 1.014 kilómetros cúbicos por segundos, esto se debe a los afluentes del río Tigris que lo alimentan de manera constante, porque son ríos permanentes, en los que se encuentran el Jabur, el Diala, el Garzar, el Botan y el Gran y el pequeño Zab, haciendo del río Tigris el segundo río más grande de Asía Occidental.

También se alimenta de la nieve  de las tierras altas de Turquía, Irak e Irán. En la actualidad el río Tigris es una frontera natural entre Turquía y Siria. De las características resaltantes del río Tigris es que es un río navegable, por lo que ha sido utilizado como ruta de transporte, nace en las montañas de Turquía y mide aproximadamente 900 kilómetros navegables. Se convierte junto con el Éufrates en otro gran río que desemboca en el Golfo Pérsico, no sin antes formar parte de un gran Delta.

Cómo se formó el Río Tigris?

El río Tigris existe hace más de 13 millones de años, su origen y evolución han determinado la cultura y la civilización que conocemos hoy en día. Se conoce de donde se originan las aguas del río Tigris y su nacimiento, el cual ocurre en el monte de Taurus, pero es el origen que conocemos hoy en día, donde nació hace 13 millones de años, es poco lo que se conoce.

Lo que observamos hoy en día sus meandros, valles y gargantas talladas con los años, la fuerza de sus aguas y su recorrido, son el resultado de su larga historia. El río Tigris el mismo que la Biblia nombra como Hiddekil, es el río que se ubica al oriente que conjuntamente con el Éufrates definieron el territorio de Mesopotamia, la cuna de la civilización, la tierra entre dos ríos, como se traduce su nombre.

Fluyen desde las montañas de Anatolia a través de Irak. Con una longitud aproximada de 1.800 kilómetros el río Tigris fluye al sureste hasta unirse al Éufrates al sur de Irak y ambos llamados en un solo nombre Shatt al-Arab, desembocan  en el golfo Pérsico.  En la Antigüedad y aún hoy en día, muchas de las grandes ciudades se establecen y se sirven del río Tigris.

Entre las ciudades más importantes de la antigüedad  debemos señalar a  Ctésifon, Nínive y Seleúcia, su importancia ha sido tal que la ciudad de Lagash irrigaba sus sembradíos a través de un canal, el cual fue construido 2.400 años antes de Cristo. Más que decir cómo se formó el río Tigris, el cual como indicamos conocemos que tiene su naciente en el Monte Taurus, podemos es decir con toda seguridad, que por la presencia del río Tigris, se formaron las civilizaciones que dieron origen a lo que somos hoy en día.

Afluentes

Los afluentes del río Tigris son varios y tiene afluentes en cada uno de los países por los que realiza su recorrido. El río Batman es uno de los más importantes afluentes del Tigris, se incorpora en el sureste de Turquía, también en las márgenes del río Batman se establece la ciudad del mismo nombre, por lo que el río funge de frontera natural entre Batman y la provincia de Diyarbakir.

En la antigüedad, el nombre del río era Kalat según los sirios, mientras que los árabes lo llamaron Satidama, que traducido al español, significa sangrienta, sirviendo en la antigüedad de frontera natural entre el imperio Bizantino y Pérsis sasánida , solo nos queda imaginar las batallas libradas y la razón del origen de su nombre. Actualmente se establece Silvan y en la antigüedad Martyropolis. Su nuevo nombre fue dado en el siglo XIX y antes de ser llamado Batman, lo llamaron Nymphius.

El nombre se dice proviene de Bati Raman una montaña que se encuentra en las cercanías. Se caracteriza por tener un cauce irregular y separarse en varios ramales, a pesar de ello es un río que produce un gran aporte de agua al Tigris y ha generado importantes inundaciones, que han provocado grandes daños en las ciudades establecidas en sus márgenes.

RÍO TIGRIS

Otro de los afluentes del Tigris es conocido como el Gran Zab, un río que tiene su nacimiento en las montañas de Turquía, tienen un recorrido aproximado de 426 kilómetros y desemboca en el río Tigris cerca de la ciudad de Mosul. Si se une el aporte del Gran Zab, con el aporte del río llamado pequeño Zab, podemos indicar que son los mayores afluentes del río Tigris.

El territorio que se encuentra entre ambos ríos fue donde nació la civilización Asiria y hoy en día existen poblaciones de Suryoyo, las cuales se encuentran adscritas a la Iglesia asiria de Oriente. El río Diyala nace en Asia Menor y tiene un recorrido entre Irán e Irak, con una longitud que supera los 400 kilómetros, aportando al río Tigris como afluente nada despreciable, ya que sobre Diyala drena una cuenca de 32.600 kilómetros cuadrados.

El Adhaim es otro de los afluentes del río Tigris, tienen su naciente en las montañas de Zagros y luego de recorrer 230 kilómetros se une al Tigris, sus mayores aportes son en los meses de enero y marzo. El río Karoum es uno de los más importantes de Irán tiene 720 kilómetros de longitud, tiene su naciente en las montañas ZardKuh. El río Karoum también tiene un recorrido que va con dirección al Golfo Pérsico, no sin antes aportar parte de sus aguas al río Tigris.

Flora y fauna

El río Tigris es un ecosistema que sirve como refugio para especies de aves migratorias y como hábitat permanente para una serie de especies, en las que se encuentran mamíferos, reptiles, aves e insectos, entre otros,  los cuales muestran una diversidad importante y se establecen en los diferentes ecosistemas que se desarrollan en las márgenes y áreas a lo interno del río Tigris.

De esta manera se pueden observar en las zonas menos intervenidas la presencia de mangostas, chacales, y jabalíes, son muy comunes la presencia de zorros, lobos y las hermosas gacelas. Dentro de la diversas  aves migratorias que tienen al Tigris como refugio temporal, se encuentran los pelícanos y las increíbles cigüeñas. No podemos dejar de resaltar a los halcones, águilas y buitres. La diversidad de peces de agua dulce es también numerosa en las aguas del río Tigris.

En cuanto a la vegetación abundan los árboles de roble, los bosques de fresno y de pistacho. En las márgenes del río Tigris han proliferado los cultivos de subsistencia, los cuales comparten espacio con las formaciones de juncos que se establecen en las marismas. También se establecen los sauces y por supuesta la famosa Palma datilera, la cual es explotada y utilizada para exportación.

Clima

Cuando hablamos del clima que tienen influencia sobre el comportamiento del río Tigris debemos recordar los 1.800 kilómetros que recorre, por lo que es importante tomar en cuenta, las precipitaciones que se suceden en las Tierras altas de Anatolia y Zagros, lo que produce grandes diferencias entre los caudales que se hacen presentes en el río Tigris.

Los cambios y aportes de las precipitaciones que se suceden tienen referencias históricas, ya que las mismas dieron origen a los primeros sistemas de control de agua, hace unos 2.700 años atrás. Debemos entonces suponer que el río Tigris recibe aportes hídricos bastante irregulares, siendo la época de mayor crecida en los meses de abril y mayo.

El clima en general es extremadamente duro y árido, se encuentra clasificado como un clima subtropical continental, llegando a presentar temperaturas promedio en la época de verano de 32 ºC, mientras que en la época de invierno se promedian temperaturas de 10 grados. Se generan variaciones importantes en el transcurso del día, con fluctuaciones que pueden alcanzar los 22 ºC.

Las precipitaciones son abundantes en la cabecera del Tigris y disminuyen de manera importante a lo largo de su curso bajo. La velocidad de los vientos promueven tormentas de polvo frecuentes durante todo el año, por lo que se produce el arrastre de partículas de arcilla y sedimentos mezclados con pequeños fragmentos de conchas.

La contaminación en el Río Tigris

La contaminación de los cuerpos de agua es un problema mundial por lo tanto, el río Tigris no escapa de él, existen varios factores que contribuyen con la contaminación del río Tigris, en donde la disposición de los desechos sólidos de manera inadecuada, así como la disposición de aguas servidas directo a las aguas del río Tigris, pueden ser señaladas como las más contribuyentes.

En la época de verano, se puede observar la cantidad de basura acumulada en sus orillas, lo que contribuye a la contaminación, no solo del agua, es una contaminación visual y ambiental, ya que los olores de descomposición también se hacen presentes. Las aguas residuales dispuestas sin ningún tipo de tratamiento, incrementan la concentración de los metales pesados en las aguas del río Tigris, afectado la flora y la fauna autóctona, generando la extinción de ciertas especies.

Adicional a estos problemas no podemos dejar de nombrar el efecto que tienen las canteras de arena que son especialmente perjudiciales. Es un río que ha dado vida durante miles de años y hoy muere a manos de la inconsciencia del ser humano, amenazado por el manejo inadecuado, el excesivo represamiento y la descarada forma de manejo en la que no se toma ninguna medida paliativa.

La contaminación de las aguas del río Tigris incrementa con los años y no hay conciencia para tomar medidas en un problema que es de todos y por ende necesita del involucramiento tanto de los ciudadanos, como de los entes del gobierno de los países que se sirven del río Tigris, para solucionar este grave problema.

Si este artículo ha sido de su agrado el invitamos a continuar la lectura de los enlaces que recomendamos a continuación:

(Visited 23 times, 1 visits today)