¿Qué es una fragata? características de esta embarcación

Los navíos siempre han sido importantes en el desarrollo de la humanidad ya que no sólo ha permitido que se explore el mundo sino también se convirtieron en el principal elemento de defensa marítima en el mundo. A continuación hablaremos sobre la fragata una importante nave no sólo en Europa sino en el mundo.

Fragata

¿Qué es una fragata?

Podemos decir que una fragata es un buque de guerra el cual fue diseñado para actuar en misiones de guerra naval y antisubmarina, sin embargo esta nave puede disponer de sistemas que le permiten actuar como un buque de apoyo en diversas misiones.

El término fragata proviene de tiempo antes de la navegación a vapor y también de las escuadras de naves blindadas que datan de la segunda mitad del siglo XIX. Desde el siglo XVII las fragatas eran buques compuestos por tres palos haciéndolos así más ligeros que las naves de línea que conformaban el núcleo principal de las escuadras de vela.

Las fragatas poseían como máximo dos cubiertas y por lo general son artillados con una pequeña batería y con un número total de piezas las cuales raramente excedía de treinta, aunque se ha documentado que en ciertos casos llegaban a cincuenta.

Pese a su importancia, la fragata desapareció durante el último tercio del XIX y para la Segunda Guerra Mundial reaparecieron estas naves al denominarse de esta forma a un tipo de nave que era un poco más pequeña que un destructor, que tuviese un peso entre 1.500 y 2.000 toneladas, y que además se mantuviese especializada en lucha antisubmarina.

Posterior a la Segunda Guerra Mundial, pasaría a designarse como fragata cualquier buque que llegase hasta el tamaño de un destructor, aunque estas son un poco más reducidas y especializadas en una única misión pero pudiéndose desempeñar en  misiones secundarias.

En las flotas europeas, el uso de la fragata se popularizó durante la guerra fría en actividades antisubmarinas y antiaéreas con el fin de proteger la flota. La popularidad de la fragata era tal que incluso los Estados unidos construyó fragatas debido a que eran más económicas que los  cruceros y los destructores además de ser ideales para desempeñar tareas de escolta de portaaviones.

Por su parte, en España las fragatas fueron diseñadas y utilizadas para la defensa antiaérea tanto de corto como de mediano alcance, además de ser empleadas como escolta para el portaaviones Príncipe de Asturias, muy similar al uso dado por los Estados Unidos. Es importante resaltar que las diferencias entre fragata y destructor son pocas  y muchas de las naves que en Europa son catalogadas como fragatas multifunción podrían ser denominadas sin problemas como destructores.

Por otro lado, algunos buques catalogados como destructores podrían ser descritos como fragatas teniendo incluso un menor desplazamiento y capacidades que buques con esta denominación. Es por ello que la nomenclatura entre fragata y destructor va a depender en gran medida de la denominación que decida adoptar tanto la constructor de la nave como la armada propietaria del buque.

fragata

Historia

Para conocer un poco más acerca de la fragata, es imprescindible hablar sobre la historia de esta importante nave. A continuación nos pasearemos por el origen, uso e incluso las modificaciones y modernizaciones que se le han hecho a este navío para mejorar su desempeño en las tareas a las que es asignada.

Primeras construcciones

Lo primero que debemos decir es que el término “fragata” proviene del Mar Mediterráneo y data de finales del siglo XV haciendo referencia a una galera ligera con remos, velas y con un armamento ligero. Estas naves fueron construidas con el fin de ser rápidas y maniobrables.​

En el año 1.583, durante la Guerra de los Ochenta Años, la Casa de Habsburgo recuperaría los Países Bajos Meridionales de la rebelión alemana. Esto propició que los puertos fuesen ocupados por los corsarios que estaban al servicio de la corona española y que además se dedicaban a atacar a los holandeses y a sus aliados empleando para ello barcos ligeros los cuales se denominaron como fragatas.

El éxito de estos corsarios españoles hizo que el término fragata comenzara a aplicarse para aquellos barcos de guerra que fuesen bastante rápidos. Por su parte, los ingleses empezaron a describir sus barcos ligeros como fragatas a partir de la construcción del HMS Sovereign of the Seas en el año 1.651.

Fragata

Es importante destacar que la flota de la República de los Países Bajos sería la primera armada en construir fragatas con un gran tamaño y que además fuesen capaces de navegar en los océanos. Con la construcción de esta nave, los holandeses buscaban contrarrestar el poder de la flota española.

Para ello los Holandeses se plantaron tres objetivos fundamentales, estos fueron: Proteger la flota mercante holandesa, bloquear los puertos que fuesen aliados de España y finalmente infligir daños a los corsarios y a los aliados de la Corona Española para en última instancia evitar un desembarco de tropas.

Para cumplir con los dos primeros objetivos era necesario velocidad y la capacidad de navegar en las aguas superficiales de Holanda así como también la habilidad de transportar material y víveres con el fin de mantener los bloqueos. En lo que respecta al último objetivo, se requería un armamento pesado que fuese suficiente para hacer frente a la flota española.

Todos estos objetivos y la determinación de la Armada de los Países Bajos llevó a la construcción de la primera de las grandes fragatas neerlandesas en el año  1.600 las cuales operaban en las costas de Hoorn. Durante los últimos años de la Guerra de los Ochenta Años los holandeses decidieron sustituir todos sus barcos pesados por las fragatas que eran mucho más ligeras y que además eran capaces de cargar 40 cañones.

Fragata

La efectividad de las fragatas holandesas fue notablemente visible en la batalla de Las Dunas llevada a cabo en el año 1.639. Esto propició que otras armadas europeas se interesaran en adoptar este diseño, dentro de estas armadas destacamos a la de Inglaterra.

Ahora bien, la primera fragata que se construyó en Inglaterra sería la HMS Constant Warwick la cual contaba con 26 cañones y 380 a 400 toneladas. Esta fragata fue construida por Pedro Pett en el año 1.646 para el conde de Warwick quien después traspasaría la nave al gobierno de ese país. Pedro Pett tomó como inspiración un modelo de una fragata francesa la cual había visto en las aguas del Támesis.

La Armada de Inglaterra no se quedaría en este modelo de fragata, esto abrió paso a la fabricación de la fragata Southampton la cual fue construida en el año 1.667 siendo así el primer buque que cumple con las características de lo que se considera como una fragata moderna. En términos generales las primeras fragatas llegaron a medir entre los 12 y 30 metros de altura.

¿Para que se utilizaban?

En principio, la misión de la fragata en su época de la vela era muy similar del crucero protegido de finales del XIX y del crucero ligero de comienzos del siglo XX. La utilidad de estas naves era para proteger el tráfico mercante ultramarino debido a que la velocidad de la fragata le permitía luchar contra  corsarios por su velocidad y ataque al tráfico del enemigo en situaciones de guerra.

No podemos dejar de lado que uno de los últimos usos de la fragata se orientaba al combate en auxilio de los navíos de línea ya que estas naves desempeñaban un papel importante en la  exploración por delante y por los flancos de la armada, esta misión es destacable debido a que debemos situarnos en una época en la que no existían radares ni radios para alertar de donde se encontraba el peligro.

Mejoras y modificaciones

Los buques que eran denominados como fragatas continuaron desempeñando un importante papel luego de la aparición de la propulsión a vapor en el siglo XIX. En principio las armadas de muchos países experimentaron durante la década de los años 1.830 como grandes vapores de ruedas con piezas grandes artillería las cuales se situaban sobre la cubierta de la nave. A mediados de la década de 1.840 comenzarían a aparecer buques similares a las fragatas tradicionales de vela pero estas estaban equipadas con una máquina de vapor la cual accionaba una hélice.

Características de la fragata

La fragata desde su creación se convirtió en una nave sumamente popular por lo cual se realizaron una serie de innovaciones las cuales tienen unas características particulares dependiendo del uso que se les vaya a dar. A continuación hablaremos sobre las características que poseen cada una de las fragatas.

Clásicas

Las fragatas clásicas son ampliamente reconocidas en la actualidad  por su papel en las Guerras Napoleónicas. Es por ello que para hablar de las fragatas clásicas debemos remontarnos a los diseños franceses que datan del segundo cuarto del siglo XVIII, debemos mencionar que la fragata francesa Médée del año 1.740 es considerada con mucha frecuencia como el primer ejemplar de este tipo de barcos.

fragata

Estos barcos eran de vela cuadrada y transportaban todos sus cañones en su única cubierta superior. Por su parte, la cubierta inferior era conocida como la “cubierta de cañones”, ya que era usada para los camarotes de la tripulación y esta se encontraba por lo general debajo de la línea de flotación del barco.

Las fragatas clásicas un poco más modernas eran capaces de luchar empleando todos sus cañones en mares que eran considerados como bastante tormentosos para los barcos de doble cubierta. Estas fragatas modernas navegaban muy bien en estos mares por lo que se convirtieron en serios adversarios debido a su casco alargado el cual les permitía más velocidad y más capacidad para la artillería.

La Marina Real británica pudo capturar una de estas nuevas fragatas durante la Guerra de Sucesión Austriaca esto no fue tarea fácil quedando así  impresionados por la maniobrabilidad del barco sobre todo en zonas costeras. Con la captura de esta fragata, los británicos pudieron copiar el diseño y lo adaptaron a sus propias necesidades sentando así las bases para otras fragatas que construyeron.

Blindadas

Desde el año 1.859, comenzó a añadirse blindaje a las fragatas y a aquellos navíos de línea propulsados por hélice. El peso adicional de estas primeras naves blindadas implicaba que solo podían portar una cubierta armada con cañones por lo cual en teoría se debían considerar como fragatas pese a que fueran mucho más potentes que cualquier navío de línea de madera de la época.

El término “fragata blindada” o conocida también como “fragata acorazada” se mantuvo en uso por un buen tiempo denotando así que estaban equipadas con velamen, propulsión a vapor y además una batería lateral o reducto central blindado.

A finales del siglo XIX, el término fragata comenzaría a decaer en uso por lo cual este ipo de buques pasarían a llamarse como acorazados o cruceros acorazados. Por su parte los cruceros protegidos solo poseían con una cubierta blindada y aquellos buques que no estaban blindados, incluyendo las fragatas, pasaron a clasificarse como “cruceros no protegidos”.

Fragatas de la Segunda Guerra Mundial

El término “fragata” se readaptó durante la Segunda Guerra Mundial para lograr describir un nuevo tipo de buque de escolta anti-submarino el cual era mayor que una corbeta pero más pequeño que un destructor. Sin embargo compartía el tamaño y capacidades semejantes a un Destructor.

La fragata sería introducida nuevamente con el fin de remediar algunos de los problemas que tenían las corbetas como el armamento limitado, un casco que no poseía la forma necesaria para navegar en mar abierto, un eje de transmisión único el cual limitaba considerablemente la maniobrabilidad y la velocidad de la nave y por ultimo falta de alcance.

Es por ello que la fragata fue diseñada y construida manteniendo los estándares de la corbeta y empleando astilleros que para ese momento no estaban adaptados a la construcción de barcos de guerra. La primera clase de fragatas llamada “clase River” se construyó en el año 1.941, eran en esencia una corbeta pero con un casco mayor y armada con las nuevas armas anti-submarinas Erizo.

Esta fragata posee un menor poder de ataque y velocidad que un destructor pero estas cualidades no son necesarias para la lucha anti-submarina. Esto se debe a que los submarinos eran lentos, no pudiendo superar los 20 nudos para realizar sus operaciones.

La importancia de la fragata durante la Segunda Guerra Mundial era tal que se encaminaba su construcción en masa para así dotarlas con las últimas innovaciones en guerra antisubmarina. Pero como el objetivo inicial de la fragata era acompañar a los convoyes y no para ser desplegada en una flota su alcance y velocidad estarían limitados.

Los buques contemporáneos nazis conocidos también como “Flottenbegleiter” o como  “F-Boats” eran en esencia fragatas. Estas naves se basaban en el concepto del OBK de preguerra el cual buscaba tener un barco ligero dragaminas, escolta mercante y de buque anti-submarino. Con el Tratado de Versalles, el desplazamiento era oficialmente inferior a 600 toneladas pero en realidad esta nave se excedía por 100 toneladas.

Los F-Boats estaban equipados con dos pabellones de fusiles y dos cañones de 105 mm. Pese a ello, el diseño de esta nave estaba errado ya que poseían un cuerpo estrecho y unas turbinas de vapor poco confiables. Por esta razón los F-Boats serán sustituidos por la Clase 35 y los torpederos de la clase Eilbing, sin embargo muchas de estas fragatas quedaron todavía en funcionamiento como barcos de entrenamiento.

No sería sino hasta la aparición de la clase Bay de la Marina Real británica en el año 1.944 cuando un diseño británico con el nombre de fragata se emplearía para una flota, sin embargo debemos destacar que la velocidad de estas naves era bastante limitada.

Estas fragatas anti-aéreas fueron construidas con cascos incompletos de la clase Loch los cuales eran similares a los destructores escoltas que diseñó la armada de Estados Unidos. Debemos destacar que estas naves americanas tenían una mayor velocidad y un armamento mucho más potente lo que lo hacía capaz de servir en el despliegue de una flota.  Finalmente, con la entrada en guerra de Estados Unidos estos destructores escoltas americanos colaboraron con la flota de fragatas británica por lo cual los ingleses pudieron emplear y mejorar sus propias fragatas.

Fragatas modernas

Con la introducción del misil guiado diseñado después de la Segunda Guerra Mundial cambiarían la función y diseño de las fragatas. En la Armada de los Estados Unidos estos buques son conocidos como escoltas oceánicos. Por su parte, la Marina Real británica ha mantenido el uso del término “fragata” de igual forma que lo ha hecho Armada Francesa. Con este término se refieren a los barcos equipados con misiles que son superiores a los cruceros.

En lo que respecta a la Armada Española, estos poseen dos clases de fragatas, la Álvaro de Bazán y la Clase Santa María. Durante las maniobras OTAN las fragatas de la clase Bazán realizan funciones de destructores. Es importante mencionar que en la actualidad todas las fragatas modernas se encuentran equipadas con misiles tanto para ataque como para defensa. Cuentan además con una importante cantidad de misiles guiados.

Las mejoras referentes a los misiles tierra-aire como lo son el misil Eurosam o el MBDA Aster les permite a las fragatas modernas conformar el núcleo de la gran mayoría de las armadas del mundo.  Estas actualizaciones y mejoras ha permitido además que las armadas no requieran de barcos especiales para la defensa anti-aérea.

En este artículo pudimos conocer acerca de la fragata una nave que se caracteriza principalmente por su velocidad y capacidad de ataque y defensa ante una gran cantidad de circunstancias. Este tipo de embarcaciones ha sufrido una gran cantidad de adaptaciones que no sólo les ha permitido perdurar en el tiempo sino también convertirse en la principal nave de las principales Armadas del Mundo. También te pueden interesar los siguientes artículos:

(Visited 282 times, 1 visits today)