Piedras preciosas del océano, los diamantes marinos

Actualizado En

Los Diamantes Marinos, unas piedras preciosas que son fabricadas durante miles de años en el fondo de los Océanos; y que han sido motivo de encanto para todos los seres humanos, debido a su gran belleza, y por ser considerados como joyas muy raras. gemas identificadas como lágrimas de los dioses o pedazos de estrellas caídas del cielo; pero siempre consideradas emblema de fuerza, riqueza y glamour. Te invitamos a conocerlos mediante la lectura de este artículo, no te lo pierdas.

Diamantes Marinos

Introducción

Nada se compara con la belleza de un diamante, una piedra preciosa que es además sumamente dura y cuyo valor generalmente puede ser incalculable; lo seres humanos han conocido los diamantes desde la antigüedad. Siempre asociados con el poder y la riqueza de las civilizaciones.

Empleados como parte del ornamento de grandes reyes, y como decoración dentro de muchos objetos que representaban a los imperios más poderosos del mundo.

Un diamante es básicamente un carbono puro que se cristaliza, pero donde además es considerado como el más duro de todos los cuerpos; incoloro al ser visto, pero dotado de gran brillo una vez que es tallado. De hecho sirve para cortar cristales; pero por otro lado es empleado durante la fabricación de muchas otras herramientas industriales, empleadas en perforación, pulido o lijado.

Por si solo una vez pulido, el diamante es en sí solo una joya, codiciada por muchas personas y la cual puede alcanzar un alto valor dentro del mercado comercial del mundo, de acuerdo con su originalidad y tamaño.

En esta oportunidad vamos a conocer esta maravillosa piedra, que es posible encontrar dentro de los océanos y conocido con el nombre de Diamantes Marinos; las joyas naturales de las profundidades, que forma parte de otra de las grandes curiosidades de nuestro planeta.

Teoría de sus Orígenes Oceánicos

Los estudios relativos a los diamantes, han determinado que son cristales de carbono, los cuales generalmente se desarrollan debajo de la corteza terrestre, específicamente en algunas parte bastante antiguas del manto.

Ellos pueden llegar a la superficie a consecuencia de algunas erupciones volcánicas, mediante lo que el conocido como magna e identificado bajo la denominación de kimberlita.

Pero los que se consideran como diamantes de gema, suelen formarse a base de carbono puro, algunos llamados como diamante fibrosos, que son opacos y generalmente menos atractivos para los joyeros. Pero los cuales al ser molidos, pueden ser empleados dentro de la industria para la fabricación de brocas.

Un estudio que fue publicado en la Revista Science Advances, dio a conocer que la mayoría de los diamantes, son originarios de los fondos marinos, enterrados aproximadamente a 200 kilómetros. Esta conclusión se basó en el hecho de que el agua del mar a nivel del fondo marino, reacciona de tal manera que con ello se puede alcanzar el equilibrio de las sales presente en el diamante.

Esto ha sido una teoría que se ha manejado durante ya algunos años, considerando dentro de ella que los diamantes se forman cuando las placas oceánicas se trituran debajo de las placas continentales; proceso que se presenta en zonas denominadas de subducción tectónica.

Diamantes Marinos

En si todo este proceso ocasiona que los minerales del fondo del mar se hundan a cientos de kilómetros, dentro del manto terrestre; y una vez allí se van cristalizando de manera lenta y gradual, expuestos a altas temperaturas y presiones.

Un ejemplo que avala esta teoría, puede ser observado con los raros diamantes azules, que debido a su llamativa belleza, son muy costosos, con lo cual se hace difícil el poder estudiarlos.

Los orígenes oceánicos de los diamantes, han sido objeto de estudios e investigaciones, como los realizados por los geocientíficos de la Universidad Macquarie en Sídney y la Universidad  Johannes Gutenberg de Alemania, entre algunas otras.

Ellos emplearon durante sus investigaciones los diamantes que hemos conocido como fibrosos, que son más comunes y en ello observaron depósitos de sedimentos salados. Estos diamantes como se ha comentado, no suelen ser empleados por muchos joyeros, ya que suelen estar empañados por la presencia de su contenido de sal, potasio y otros minerales; pero son muy importantes para su estudio científico.

Precisamente estas impurezas, es lo que permite que se pueda determinar, cuál es su origen subterráneo. Para ello se recreó todo el proceso al cual puede estar sometido en el fondo marino el diamante, hasta llegar a su formación final.

La conclusión en este sentido fue, que su crecimiento es impulsado por el reciclaje de los sedimentos marinos, tal como se había pensado, en las zonas consideradas como de subducción oceánica, es decir, el hundimiento de una placa litosférica bajo el borde de alguna otra, específicamente en un límite convergente.

Luego el lecho marino se desliza en el profundo manto que es la capa interna de la tierra, y allí está expuesto a las fuerzas de choque, con lo cual se dan las condiciones perfectas para que se formen los diamantes marinos en todo su esplendor.

¿Por qué el fondo marino podría llegar a convertir diamantes?

Hemos conocido la teoría que se maneja, sobre la posibilidad de que en el fondo marino se desarrollen diamantes, esto en base a que mediante las conclusiones alcanzadas con dicha teoría, se ha descubierto un ingrediente fundamental de la formación de este mineral.

Precisamente las impurezas encontradas en diamantes fibrosos, es el elemento que le ha permitido comprobar, que estas gemas preciosas se pueden formar en el fondo marino; siendo por ello posible, que con el paso de miles de años, todo este lecho marina se encuentre repleto de ellos.

Los científicos están demostrando que estas impurezas contienen diminutas cápsulas de tiempo, presentando en ellas pruebas de que son parte de los sedimentos que estaban presentes en los antiguos océanos. Aunque esta no es considerada como la última prueba, pues los estudios en esta materia continúan en la actualidad.

Cabe destacar que los diamante por línea general se forman a casi unos 160 kilómetros por debajo de la superficie de la tierra; y en dicho lugar se cristalizan, dando origen a raíces cratónicas, que son parte del manto antiguo y de una fundamental rigidez, debido a los procesos de apuntalamiento de la formación de los posteriores continentes.

Todavía existen muchos estudios que realizar; pues hasta el momento que considera que la mayor profundidad alcanzada mediante una perforación, ha sido de 12,2 kilómetros, por lo cual aún no se realizan estudios de una manera directa, como para tener completa seguridad de los que ocurre a nivel de estas extremas profundidades.

Los diamantes que se disfrutan en la actualidad, son aquellos obtenidos durante raras erupciones de los volcanes, ya que emanan de las profundidades junto el magma caliente, en forma de rocas fundidas; no obstante que el principio básico mediante el cual se debe su formación, es todo un misterio, aunque ellos revelan muchos sobre los conocimientos que se tienen sobre la tierra.

Es por este motivo que la información suministrada mediante los estudios realizados con los diamantes fibrosos, es muy interesante, ya que no se sabe que existen en las profundidades de la Tierra, pero si han sido asociados con los fondos marinos.

Un ejemplo de la presencia de diamantes en el fondo marino, es el caso de Beers, una compañía que tiene su sede en Johannesburgo, en Sudáfrica; la cual se encarga de la explotación, talla y comercio de diamantes. Con un cargamento valioso de estas gemas en el fondo marino del Océano Atlántico.

Ellos trabajan contando con un tractor submarino, desplazado mediante el buque minero Mafuta. Con dicho tractor gigante que desciende mediante una plataforma y comienza a realizar la succión del fondo oceánico, provisto de un tubo, a través del cual pasa tanto la grava del fondo del mar como los diamantes.

Esta exploración es realizada hasta a unos 150 metros de profundidad, frente a las costas de Namibia. Luego de un día de trabajo, terminan con una tabla detallada de la producción en quilates y la cantidad extraída de estos diamantes.

Su trabajo lo realizan bajo las más estrictas normas de seguridad, especialmente relativas al posible valor del tipo de mineral que están obteniendo del fondo del mar. Todo es ya un proceso automatizado, en donde conocer previamente las zonas donde es posible obtener la mayor cantidad de estas gemas.

Cuentan con máquinas que colocan los diamantes en latas provistas de códigos de barra, que son selladas, sin necesidad de ser tocadas por la mano humana. También tienen bastidores vibratorios y tambores que trabajan de manera rotativa, para aplastar los sedimentos y convertirlos en piedras pequeñas. Finalmente se puede agregar que los diamantes son transportados en helicóptero, hasta llegar a tierra firme, donde son colocados en bóvedas seguras.

¿Cómo se Forman los Diamantes Marinos?

No se tiene certeza sobre la formación de los diamantes marinos, pero con experimentos se han recreado las condiciones posibles presentes en el interior de la tierra, con lo cual se establece que son producto de antiguos fondos marinos.

Por lo que los científicos consideran que estos diamantes se forman dentro del fondo de los océanos, como parte de su proceso de reciclado. Michael Forster, investigador a nombre de la Universidad Mcquarie, mediante algunas declaraciones indicó:

“Nuestra investigación mostró que procedían de sedimentos marinos”

Mientras que por otro lado llegó a la conclusión de que: “Sabíamos que debía haber algún tipo de líquido salado mientras los diamantes crecían, y ahora hemos confirmado que el sedimento marino encaja a la perfección”

Todo esto es lo que da una idea sobre el ambiente donde se forman los diamantes marinos, del cual se conoce que contiene sodio, potasio y algunos otros minerales.

Entre otras de las informaciones obtenidas mediante sus experimentos, se comprueba que los minerales resultantes de sus pruebas, son los mismos ingredientes que se encuentran presente en la formación de los magmas de kimberlita, precisamente las que transportan los diamantes hasta la superficie de la tierra, durante las erupciones volcánicas.

No obstante, los científicos consideran que para que se de esta formación de diamantes marinos, es necesario que gran parte del lecho marino se deslice hasta una profundidad de al menos 200 kilómetros de la superficie terrestre y de forma rápida; activándose el proceso que es conocido como subducción.

Lo cual es básicamente el hundimiento de una placa de la región oceánica, bajo otra placa de algún borde convergente, ocasionando un choque; en donde entran en acción dos fuerzas tectónicas; algo similares a lo experimentado con los terremotos pero de mayor magnitud.

Según manifiestan los investigadores, es necesario que se presente este hundimiento de manera rápida, para que el sedimento logre comprimirse con una presión alta presión atmosférica, para que puede fundirse, tal como si estuviesen expuestos a temperaturas por encima de los 800 grados Celsius, que es mediante la cual se funde  el magma.

Como se puede observar, durante muchos años el petróleo ha sido considerado el material más valioso que se podía encontrar debajo del mar; pero con todo lo hemos conocido sobre los Diamantes Marinos, ya esta idea cambia, pues se comienza a encontrar en el lecho de los Océanos estas hermosas y valiosas gemas.

Esta es una actividad a la cual se están dedicando productores de diamantes del mundo, como es el citado caso de la compañía Beers; que se dedica a perseguir este tipo de mineral de Namibia, que es arrastrado por el río Orange desde Sudáfrica; para ser posteriormente depositado en el fondo del Océano, luego del paso de millones de años.

La producción de este tipo de diamantes es considerada con pocos defectos, mientras que sean fragmentadas de piedras mayores durante su recorrido hacia el fondo marino.

A muchos nos gustaría la idea de encontrar uno de estos diamantes mientras disfrutamos de un baño en la playa; pero con se ha visto, los que han sido obtenidos, era parte del fondo marino a más de 150 metros de profundidad; por lo cual, si llegara uno de ellos hasta nosotros, sería por casualidad.

Si el contenido de este artículo les ha permitido conocer que son Diamantes Marinos, les invitamos a realizar la interesante lectura de los siguientes temas sugeridos.

(Visited 41 times, 1 visits today)