Top 10 de Aviones hundidos ¿Por qué cayeron al océano?

Actualizado En

Los Aviones Hundidos, son máquinas voladoras que representan el vuelo de los pájaros, creados a base de metal y que le han permitido a los seres humanos, sentir la experiencia de poder volar, aprovechando a las vez esta gran invención de la humanidad; para desplazarse de manera rápida de un lugar a otro, sin tener obstáculos que detengan su camino a través del cielo. Pero no siempre se mantienen establemente en su recorrido, ya que pueden sufrir sin desearlo, accidentes que les hacen formar parte del fondo de los mares.

Aviones Hundidos

Top 10 Aviones Hundidos

Los aviones son máquinas increíbles que fueron desarrolladas por los seres humanos, mediante mucho ingenio y estudio, con la finalidad de proporcionarle al hombre la capacidad de volar por el cielo.

Se le ha atribuido a los hermanos Wright, la realización del primer vuelo a motor de manera prolongada, el cual se realizó el día 17 de diciembre del año de 1903; luego de lo cual, aunque de manera lenta, se siguieron realizando estudios con la finalidad de hacer este sueño realidad.

Especialmente buscando la manera de hacer que los aviones fueran estables en el aire, y que pudiesen servir como un medio de transporte para los seres humanos. Alrededor del año de 1910, eran empleados para trasladar el correo e incluso como naves para combatir durante la Primera Guerra Mundial.

Pero algo que se ha comprobado, según observaciones realizadas con la mayoría de los aviones siniestrados; es que las probabilidades de que sus pasajeros o tripulantes sobrevivían, son bastante remotas, casi podría decirse que una en un millón.

Los aviones pueden caer en cualquier parte de la superficie terrestre; pero aquellos que caen en el mar, son considerados Aviones Hundidos, por lo cual este artículo estará centrado en darles a conocer, algunas de estas aeronaves consideradas dentro del mundo, por su relevancia histórica, formando con ellas un Top 10, muy interesante.

F4U-1 Corsair

Iniciamos el recorrido dentro de este Top 10 de Aviones Hundidos, conociendo el F4U-1 Corsair, que era de Tipo Caza y perteneciente a los Estados Unidos, de la compañía Vought. El cual dentro de sus características contaba con un Motor radial Pratt & Whitney R-2800-8W, provisto de 18 cilindros de 2000 CV.

Su envergadura o lo que se conoce como la distancia de una a otra de sus alas, era de 12′ 49 m, contando con una longitud de 10′ 21 m y una altura de 4′ 72 m; la aeronave vacía contaba con un peso de 3.365 kilogramos y podía alcanzar una alta velocidad de 305 kilómetros por hora.

En lo relativo a su desplazamiento en trepada inicial, se considera que alcanzaba 881 metros por minuto. El F4U-1 Corsair contaba con seis ametralladoras de tipo Colt Browning de 12’7 mm; y llevando además dos bombas de 250 kg cada una, más cohetes HVAR.

Este interesante avión realizó su primer vuelo durante el año 1940, y fue una de las aeronaves desplegadas por los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, la cual se inició desde el año de 1939. Era empleado especialmente por tratarse de un Caza embarcado, que podía viajar a bordo de portaaviones.

Los enemigos solían identificarlo con facilidad, debido a sus alas peculiares, similares en cuanto a su forma, a una gaviota invertida; pero que para aquella época, fue considerado uno de los mejores interceptores contra los enemigos.

Esto aviones caza comenzaron a producirse para formar parte de la flota militar de los Estados Unidos. Por lo que la Compañía Vought a cargo del ingeniero Rex Biesel, se dedicó a producirlo en gran escala, siendo su prototipo identificado como XF4U-1; el cual luego de ser probado en el aire y corregidos todos sus detalles, terminó dando lugar al F4U-1 Corsair, rebasando todas las expectativas que se tenían de él.

Este avión al servicio de la armada estadounidense, obtuvo 2.140 victorias sobre los aparatos japoneses. En vista de que solamente se perdieron 189 de ellos, ya que eran naves caza sobresalientes; que se destacaron también en el seguimiento de bombarderos, especialmente en la Guerra de Corea y las coloniales que sucedieron en Indochina y Argelia.

Algunos de los aviones F4U-1 Corsair fueron derribados y posteriormente se hundieron, quedando sus restos esparcidos en el mar, formado parte de su fondo marino, por lo cual algunos buzos han tenido la oportunidad de encontrar partes de ellos y otras con el paso de los años, se han integrado a todo el ecosistema de estos grandes cuerpos de agua, sin conocerse con exactitud la ubicación de ninguno de ellos.

Aviones Hundidos

A6M2-N Mitsubishi

Es siguiente en nuestra lista de aviones hundidos es un hidroavión identificado como Nakajima A6M2-N, cuyo tipo era Interceptor y Cazabombardero, que fue diseñado por Shinobu Mitsutake y Atsushi Tajima, y puesto en servicio durante el año de 1942, al servicio de la Armada Imperial Japonesa.

Este increíble avión fue ampliamente utilizado durante la Segunda Guerra Mundial, especialmente por tener la característica de poder aterrizar en las aguas del mar, se introdujo a partir del año de 1942 con el nombre de Suisen 2, empleándose en la mayoría de las oportunidades para operaciones defensivas.

De gran utilidad para detectar las lanchas torpederas enemigas durante la noche, y cuyo desplazamiento era difícil de ser registrado por los radares primitivos de la época. Su trabajo en algunos de los casos, era ametrallar a los buques o identificarlo con bengalas, para luego ser atacados por la artillería presente en los buques japoneses.

Las características generales del A6M2-N Mitsubishi, incluían contar con una longitud de 10,10 metros, con envergadura de 12 metros, para una altura de 4,30 metros; siendo su peso vacío de 2.460 kilogramos. Se desplazaban por el aire debido a una planta motriz con un motor radial de 14 cilindros, con lo que podían alcanzar una velocidad de 436 kilómetros por hora.

Contaba dentro de su armamento, con ametralladoras, cañones y dos bombas de 60 kg cada una. Que emplearon para el combate durante la Segunda Guerra Mundial, donde muchos de estos hidroaviones fueron derribados, otros explotaron completamente en el aire, cobrando la vida de su tripulante que generalmente era una sola persona; y algunos otros cayeron al mar, cuyos restos quedaron formando parte de los Aviones Hundidos en el mundo.

Aviones Hundidos

Bf 109 Messerschmitt

Este es otro de los aviones hundidos tipo caza alemán, identificado como Br 109 Messerschmitt, empleado durante el combate armado de la Segunda Guerra Mundial, cuyo diseño fue realizado durante el año de 1930 por Wilhelm “Willy” Emil Messerschmitt, y cuyo primer vuelo se realizó durante el año de 1936, a cargo de las fuerzas aéreas Alemanas.

Pero era un avión también empleado por los Húngaros, Italianos, Rumanos y muchos otros en aquella época, desde el año 1936 al 1965. Considerados como los primeros caza modernos, que destacaban por ser totalmente metálicos, con su cabina hermética y un tren de aterrizaje que se recogía de manera retráctil.

Era una de las armas vitales para los combates por parte de Alemania, dentro de su fuerza aérea identificada como Luftwaffe. Que estaba provisto de un motor de 12 cilindros en V invertido.

El Bf 109 Messerschmitt, originalmente era empleado como interceptor, que detectaba los aviones enemigos y los destruía. Pero posteriormente se aplicaron para tareas de escolta de bombarderos, como cazabombarderos y aviones de ataque a tierra; que también eran de gran utilidad para el reconocimiento o servicios de caza aérea diurna, nocturna o en cualquier tiempo.

Las características de este avión que fue creado para contar dentro de su tripulación con una sola persona, representada por su piloto; incluían una longitud de 8,95 metros y la envergadura o distancia entre una y otra de sus alas de 9,9 metros, para una altura de 2,6 metros.

Aviones Hundidos

Su peso estando vacío es de 2.247 kg y realiza su vuelo contando con una planta motriz cuyo motor V12 de tipo invertido es además refrigerado por líquido, identificado como Daimler-Benz DB 605A-1; cuenta también con hélices de tres palas; todo lo que le permite alcanzar una velocidad de 640 kilómetros por hora.

Con respecto a su armamento, estaba provisto de dos ametralladores colocados sobre su motor con unos 300 proyectiles cada uno, cañones, cohetes y bombas de 250 kg. Por lo cual fueron de gran utilidad para los combates armados entre las naciones que tenían confrontaciones bélicas, durante la Segunda Guerra Mundial.

Muchas de estas aeronaves cayeron a las profundidades del mar, como es el caso de uno de los ejemplares recuperados propiedad de los alemanes, el cual fue hallado en el Mar Negro y está siendo exhibido en Technikmuseum Speyer, al igual que otro en el Museo de la Automoción y la Tecnología de Sinsheim.

Los australianos también cuentan con una representación del Bf 109 Messerschmitt, el cual conserva de manera original todo su camuflaje al igual que sus marcas por haber pertenecido a la Luftwaffe, en su centro conmemorativo de guerra australiana, en la ciudad de Canberra.

Como estos ejemplares existen muchos otros que son parte de los museos de Brasil, Canadá, Estados Unidos, Finlandia, Reino Unido, Rusia o Sudáfrica; mientras que algunos de sus restos aún permanecen hundidos en el fondo del océano, como testigos de las trágicas guerras sufridas a través de la historia en el mundo.

Aviones Hundidos

F6F Hellcat

Con el nombre de Grumman F6F Hellcat se conoció uno de los aviones hundidos luego de ser derribados durante los combates que tuvieron lugar, durante la Segunda Guerra Mundial, que era de tipo Caza, y generalmente embarcado a bordo de algunos de los portaaviones de los Estados Unidos, que eran desplegados durante alguna de las amenazas de ataque por parte de los enemigos.

Se trató de un avión fabricado por la compañía norteamericana Grumman, la cual operaba desde el año de 1929. Caracterizado por contar con un nuevo diseño y empleado junto con el F4U Corsair, como los principales aviones que formaban parte de la flota a bordo de los grandes portaaviones estadounidenses.

El Hellcat se destacó por ser uno de los aviones de mayor éxito, de tipo Caza dentro de la fuerza naval, el cual llegó a derribar unos 5.163 aviones enemigos y unas 52 naves de este tipo tripuladas por marines británicos. Posterior a la guerra, se mantuvo relegado y fue retirado del aire aproximadamente durante el año de 1954.

Dentro de sus características de tipo general, se conoció que contaba con una longitud de 10,24 metros, su envergadura era de 13,06 metros, para una altura de 3,99 metros. Estando vacío alcanzaba un peso de 4.190 kilogramos y se desplazaba por el aire, a base de la energía suministrada por un motor radial de 18 cilindros de dos filas, el cual se refrigeraba mediante el propio aire.

Sus hélices eran de triple pala, lo que le permitía alcanzar una altitud en tan solo 7,7 minutos, llegando hasta los 6.100 metros, sobre el nivel del mar a una velocidad de 629 kilómetros por hora. Con lo cual hacía frente al enemigo, debido a que contaba con ametralladoras, bombas o torpedos, además de cohetes.

Muchas de estas aeronaves también fueron derribadas y por ello consideradas como aviones hundidos, además de que algunas de ellas, se perdieron en el fondo del mar; cuando eran atacados y hundidos los grandes portaaviones que las desplazaban por la superficie marina.

D3A Aichi

Es momento oportuno para incluir en nuestra lista de aviones hundidos al Aichi D3A Val, el cual representó en la historia un avión tipo Caza-bombardero en picado, que también podía ser embarcado mediante los portaaviones; perteneciente a la armada Japonesa, fue construido por la compañía de nombre Aichi. Su primer vuelo fue realizado durante el año de 1938, a pesar que comienza a ser introducido como instrumento de desplazamiento aéreo durante el año de 1940.

Como se ha indicado, esta aeronave se encontraba al servicio de la Armada Imperial Japonesa, con su nombre clave “Val”; siendo utilizado durante la Segunda Guerra Mundial, como el principal caza bombardero en picado que emplearon para la mayoría de los ataques, incluso el que tuvo lugar de manera sorpresiva en Pearl Harbor, contra la base naval de los Estados Unidos el 7 de diciembre del año de 1941.

Los japoneses emplearon con frecuencia este avión, destruyendo mediante su utilización varias bases estadounidenses en las islas Filipinas, al igual que hundió muchos de los buques Aliados; no obstante de que era considerado obsoleto, demostró ser muy efectivo para el combate aéreo.

Se caracterizó por poder llevar dentro de su cabina a dos tripulantes, uno de los cuales era el piloto y el otro artillero; contando con una longitud de 10,20 metros, para una envergadura de 14,37 metros y altura de 3,85 metros; estando vacío su peso era de tan solo 2.408 kilogramos.

Estaba provisto de una planta motriz identificada como Mitsubishi Kinsei 44, de tipo radial, lo que le permitía alcanzar una velocidad de 389 kilómetros por hora, con lo cual su alcance llegaba a cubrir unos 1.472 kilómetros. Portando como parte de su armamento, ametralladoras, que estaban dispuestas en la parte trasera de su cabina y bombas de 250 kg.

Luego del año de 1943 este avión fue perdiendo su época dorada, en virtud de que los Estados Unidos comenzaron a desplegar mejores cazas como fue el caso del Corsair o el Hellcat; por lo cual los japoneses destinaron estos tipos de naves a trabajos de cazabombarderos que se encontraban en tierra, o para atender el ataque de frentes considerados como secundarios.

Entre los logros alcanzados con aviones como el D3A Aichi, figura el hundimiento del destructor norteamericano USS Aaron Ward, en el área cercana a la Florida o el USS Brownson, estando en aguas del Cabo Gloucester de Nueva Bretaña.

Una vez que se da por terminada la Guerra dentro del Pacífico, para el año de 1945 los aviones D3A Aichi tenían dentro de su récord personal haber eliminado 28 grandes embarcaciones de defensa, de los cuales cuatro de ellos eran portaaviones, dos cruceros pesados, unos cinco acorazados, más catorce destructores. Mientras que por otra parte también ostentan la destrucción de un cañonero, un carguero y un petrolero.

Algunos de los ejemplares rescatados del fondo marino, están siendo todavía restaurados en la ciudad de California, de los Estados Unidos, para formar parte de las exposiciones del Museo Aéreo Planes Of Fame de Chino, dentro del Condado de San Bernandino.

Mientras que otro de los D3A Aichi, se encuentra expuesto tal como fue encontrado, dentro del Museo Nacional de la Guerra del Pacífico, de la ciudad de Fredericksburg, en Texas, también dentro de los Estados Unidos.

Aviones Hundidos

C-46 Commando

El Curtiss C-46 Commando fue un avión para el transporte de militares, construido por la empresa norteamericana Curtiss-Wright que emprendió vuelo durante el año de 1941, estando al servicio del ejército de los Estados Unidos y lo estaremos conociendo en este apartado sobre aviones hundidos.

Su diseño original fue mediante el uso de un avión a base de un bimotor, que le facilitaba la realización de vuelos a gran altitud, siendo empleado para el desplazamiento de militares y funciones civiles, en el marco del desarrollo de los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial, desplazándose por el espacio aéreo bajo el apodo de “La Ballena” o como “La calamidad Curtiss”.

Sus cualidades físicas, fueron especialmente aprovechadas dentro del ambiente bélico asiático; por tratarse de un avión con capacidad para cuatro tripulantes y 62 pasajeros, de 23,27 metros de longitud, con envergadura de 32,9 metros y una altura de 6,63 metros; que estando vacío alcazaba un peso de 14.700 kg.

Se desplazaba mediante el funcionamiento de su planta motriz, que contaba con dos motores radiales de 18 cilindros, dispuestos en dos filas, los que eran refrigerados por aire, y provisto de una Hélice tripala por cada motor. Este imponente avión alcanzaba la velocidad de 433 kilómetros por hora, a pesar de su gran peso, ya que estando lleno llegaba a ser de 22.000 kg.

El C-46 Commando, a diferencia de todos los conocidos hasta el momento, no contaba con armamento para su defensa. Y luego que termina la guerra, continúa prestando servicios en manos civiles, llevando cargas y pasajeros hasta finales de los cincuenta; momento en que comienza a ser arrinconado y casi completamente olvidado.

No obstante que en la actualidad se conoce de compañías como la Buffalo Aiways, que continúan trabajando con ellos, o la Everts Air Cargo, que cuenta con su base en la ciudad de Anchorage, en los Estados Unidos. Realizando vuelos hacia regiones casi inaccesibles.

Pero no todos los Curtiss C-46 Commando, sobrevivieron a la guerra, por lo cual forma parte de los Aviones Hundidos de este Top 10, muchos de los cuales cayeron al mar, y sus restos se diseminaron por todo el fondo

P-38 Lightning

Es el turno del Lockheed P-38 Lightning en nuestra lista de aviones hundidos, este fue un avión tipo Caza pesado, que fabricó la empresa Lockheed norteamericana y comenzó a realizar vuelo aéreo bajo la bandera de las fuerzas aéreas del ejercito de los Estados Unidos, durante el año de 1941. También de gran relevancia durante los combates bélicos que se desarrollaron durante la Segunda Guerra Mundial.

Conocido por ser rápido y poderoso, alcanzando con ello gran fama durante esta época de la historia. Estaba provisto de un fuselaje doble, con su cabina y armamento en una barcaza central, lo que se trató de un novedoso diseño, como respuesta a los requerimientos del ejército de los Estados Unidos, para hacer frente a cada uno de los ataques que recibían por parte del enemigo.

Su actividad estuvo dirigida a la realización de bombardero en picado, avión de ataque a tierra, bombardeo de vuelo plano y algunas misiones para el reconocimiento fotográfico del campo enemigo, además de ser empleado como escolta de largo alcance; debido a su alta capacidad, para el almacenamiento de combustible debajo de sus alas.

Su producción se mantuvo durante toda la participación de los Estados Unidos en la guerra, hasta la rendición de Japón; con lo cual se convirtió en un símbolo de terror para los cazas japoneses. Empleado por ejemplo en la destrucción de áreas que se encontraban a 885 kilómetros de su base, como el bombardero Mitsubishi G4M, a bordo del cual viajaba el almirante japonés conocido como Isoroku Yamamoto.

El P-38 Lightning podía llevar dentro de su tripulación a dos personas, contando con una longitud de 11,53 metros, envergadura de 15,85 y altura de 3 metros. Su peso vacío era de 5.800 kg, y se desplazaba a base de la operación de una planta motriz de dos motores lineales, que eran sobrealimentados con compresores de doble etapa y enfriamiento a base de líquido.

Contando por otro lado con dos hélices de tres palas y forjadas a base de duraluminio, una aleación de aluminio, cobre, magnesio, manganeso y silicio. Todo lo cual le permitió desplazarse a una velocidad de 713 kilómetros por hora; más un sistema adicional de potencia de emergencia a base agua-metanol activada, con lo que se podía en casos especiales proporcionarle una mayor velocidad, para escapar del enemigo.

Estaba provisto dentro de su armamento con ametralladoras, cañones, bombas, cohetes y un sistema de lanzahumo, que era empleado para engañar al enemigo. Una aeronave tan novedosa que ha sido el actor estrella dentro de varias películas contemporáneas, citando un ejemplo se encuentra Aces Iron Eagle III, del año de 1992, donde es empleado para la realización de exhibiciones aéreas.

A los amantes de los videojuegos, les comentamos que dentro de uno de esto atractivos entretenimientos, que se pueden instalar dentro de una Pc, está el juego conocido como Empire Earth, de estrategia en tiempo real, en el que los jugadores tienen la posibilidad de construir para su uso personal un P-38 Lightning.

Cabe destacar que esta aeronave fue bautizada como “Relámpago”, llegándose a fabricar un total de 9.942 unidades al servicio de los Estados Unidos y de algunos otros países, entre los cuales estaban Francia, Gran Bretaña, Australia y China que eran aliados; pero también empleados por Portugal y Honduras como naciones neutrales.

Algunos relatos históricos, narran que uno de estos aviones en solitario el 14 de agosto de 1942, localizó sobre Islandia un cuatrimotor alemán, el cual atacó por detrás con ráfagas de ametralladora, hasta que le hizo caer; considerándose esta la primera victoria de los Estados Unidos contra un aparato Alemán, durante la Segunda Guerra Mundial. Luego de la guerra en 1945, el P-38 Lightning se mantuvo en servicio hasta el año de 1949; no obstante de continuarse empleando en Honduras hasta el año de 1965.

Un reportaje realizado durante el año 2018, dio a conocer la aparición de un caza del escuadrón perdido de la IIGM, el cual apareció en un glaciar de Groenlandia, precisamente se trató de un avión P-38 Lightning, desaparecido desde el año de 1942.

En el artículo se hace referencia a que el equipo de búsqueda planeó realizar exploraciones lo antes posible, empleando una serie de técnicas avanzadas, para poder rescatar los restos de esta aeronave. Ya se sabe que estaba piloteado por el Teniente Coronel del Ejército Robert Wilson, luego de ser identificado el avión por el radar instalado en un dron, con la finalidad de escanear parte de este glaciar.

Posteriormente se pudo llegar hasta el P-38 Lightning, mediante una sonda térmica, con la cual se derritió el hielo. Con lo que se demuestra una vez más que el océano es un cementerio gigantesco de reliquias, que se encuentran a la espera de ser recuperadas, para aportar conocimientos históricos al mundo.

B-17 Boeing

Es momento oportuno para incluir en nuestra lista de aviones hundidos al Boeing B-17 Flying Fortress, bombardero pesado y estratégico, fabricado en los Estados Unidos por la compañía Boeing; formando parte de la fuerza aérea de los Estados Unidos desde el año de 1938, y empleado también por los británicos.

Se trató de un cuatrimotor que participó, al igual que muchos de los otros aviones que hemos conocido, en los acontecimientos bélicos que se presentaron durante la Segunda Guerra Mundial; donde se destacó por la realización de misiones siendo tripulado por naciones aliadas.

Era un avión que podía llevar una tripulación de diez militares, cada uno cumplía una misión primordial, tal como se indica a continuación:

  • Piloto.
  • Copiloto.
  • Navegante.
  • Bombardero/artillero de proa.
  • Ingeniero de vuelo/artillero de torreta dorsal.
  • Operador de radio.
  • Dos artilleros de ventanas laterales.
  • Artillero de torreta ventral.
  • Artillero de cola.

En cuanto a las especificaciones técnicas del B-17 Boeing, se sabe que contaba con 22,66 metros de longitud, una envergadura de 31,62 metros y 5,82 metros de altura. Su peso cargado llegaba a los 24.500 kg, y se desplazaba por el aire, estando provisto de cuatro motores Wright R-1820-97 radial, que eran turboalimentados con nueve cilindros colocados en forma de estrella simple.

Por cada uno de sus motores contaba con una hélice tripala, lo cual le proporcionaba una velocidad de desplazamiento aéreo de 462 kilómetros por hora. Para su defensa y ataque estaba provisto de ametralladoras y bombas que eran tanto de corto como de largo alcance, las cuales contaban con peso desde 2.000 kg hasta los 7.800 kg.

Durante toda la guerra este tipo de avión fue empleado para bombardear desde el aire las metrópolis que eran territorios del Tercer Reich, es decir, que eran parte de los frentes de mando alemanes. Una de las ciudades que sufrió intensos bombardeos por parte del B-17 Boeing, fue precisamente Berlín, ya que los británicos a cargo de algunas de estas aeronaves, realizaban ataques durante la noche.

Estadísticamente al B-17 durante sus combates a nivel de Europa, le fueron encomendadas 294.875 misiones, por lo cual llegó a 650.000 toneladas de bombas arrojadas. De las cuales aproximadamente 5.344 B-17 causaron bajas y 4.483 fueron derribados, mientras que 861 terminaron dañados de manera irrecuperable.

Una vez finalizada la guerra, la producción de estos aviones se detiene definitivamente, no obstante de seguir empleando estas aeronaves en muchas misiones de patrullaje naval, al menos hasta el año de 1959.

Momento a partir del cual quedó como parte de un mito de cultura popular, que puede ser conocido en muchos museos del mundo y también ha sido objeto de algunas películas que se han creado en honor a personalidades de la aviación, como por ejemplo Almas en la Hoguera y la conocida como Memphis Belle; donde sin lugar a dudas se ha incluido el B-17 por ser un icono de la aeronáutica.

G4M Mitsubishi

El siguiente en nuestra lista de aviones hundidos será el G4M Mitsubishi, un bimotor clasificado como bombardero medio, que contaba con su base en tierra y era operado por miembros de la Armada Imperial Japonesa. Fabricado por la empresa japonesa Mitsubishi, siendo introducido dentro de los vuelos aéreos durante la Segunda Guerra Mundial en el año de 1941.

Como este avión, se construyeron aproximadamente unos 2435, todos al servicio de los japoneses; y era identificado por parte de los aliados como Betty. Curiosamente durante la época de la guerra, se les daba nombres masculinos a las aeronaves de tipo caza y femeninos a los que eran torpederos, bombarderos o de reconocimiento del territorio enemigo.

Se caracterizaron por ser aviones de un alcance y velocidad excepcionales pero que a la vez contaban con una serie de dificultades, debido a que sus depósitos de combustible no eran autosellantes, por lo cual eran derribados con facilidad durante el combate.

Eran eficaces para las tácticas como torpederos, debido a su gran tamaño, que contaba con un buen sistema de aproximación, pero ineficaces cuando se emplearon contra objetivos estacionarios; no obstante que podían aparecer de repente y desaparecer de la misma manera, sin que los cazas oponentes, pudiesen interceptarlos.

Se destaca que estando ya a finales de la guerra, el G4M fue empleado como plataforma de lanzamiento del cohete suicida Ohka, un pequeño avión conocido como Yokosuka MXY-7, empleado por los pilotos suicidas Kamikaze, a quienes los estadounidenses llamaron Baka, que en japonés significa “estúpido”.

Las características generales del G4M era tener capacidad para un tripulante, con 6,1 metros de longitud, envergadura de 5,1 metros y una altura de 1,2 metros; con un peso vacío de 440 kg. Dotado de tres cohetes de propergol sólido que le generaban velocidad, alcanzando unos 805 kilómetros por hora. Dentro de su armamento generalmente cargaba una ojiva de 1.200 kg de trinitoaminol, consideradas como bombas de tipo atómico.

Provisto también de cañones, ametralladoras, torpedos y una bomba volante tipo Ohka, que hemos conocido como su cohete suicida. Con todo esto consiguió al servicio de los japoneses un récord en el hundimiento de portaaviones, cruceros y acorazados, que no fue superado por ninguno de sus otros aviones.

DC-3 Douglas

Finalizamos nuestro recorrido por el Top 10 de Aviones Hundidos, conociendo el DC-3 Douglas, un avión de tipo comercial y transporte, que fue una verdadera revolución durante los años treinta y cuarenta del siglo XX. Creado por un grupo de ingenieros entre los cuales se encontraba Arthur E. Raymond, ingeniero aeronáutico de Pasadena California.

Este avión surcó los cielos por primera vez durante el año de 1935, y desde entonces y hasta ahora, todavía realiza vuelos hacia diferentes partes del mundo.

Como se puede ver, este no era un avión de guerra, pero que surgió durante aquellos años donde la mayoría de la fabricación aeronáutica se centraba en la creación de aviones para el combate. Creado en principio para competir con el recién aparecido durante el año de 1933 y conocido como Boeing 247 de características similares.

Era una aeronave que estaba dotada de una serie de características de seguridad únicas, con su tren de aterrizaje hidráulico, sistema para el detenido del giro de sus hélices, cuando el motor se apaga, calentadores de carburados, para prevenir su enfriamiento extremo, controles automáticos de vuelo, posibilidad de aterrizar aun sin tren de aterrizaje y un avanzado sistema de radionavegación.

Dentro de sus características generales se puede destacar que contaba con la capacidad para llevar tres tripulantes y unos 32 pasajeros. Provisto de una longitud de 19,7 metros, con una envergadura de 29 metros y una altura de 5,16 metros. Su peso aproximado cargado era de 11.430 kg; realizando su recorrido aéreo por estar provisto de una planta motriz de dos motores radial de 14 cilindros dispuestos en doble estrella y refrigerado mediante aire.

Contando también con dos hélices tripala de paso variable y cuya velocidad se mantenía constante, por lo cual alcanza una velocidad de 370 kilómetros por hora y se desplazaba a 2.590 metros sobre el nivel del mar.

Como nuestro top se basa en Aviones Hundidos, les comentamos que para los amantes del submarinismo existen en las aguas de Gran Canaria, los restos de un avión del modelo DC3 Douglas, identificado como Zorro 33, en las costas sudestes de esta isla, muy cerca del aeropuerto; no obstante de ser un destino sugerido para buceadores experimentados.

Esta imponente aeronave cayó al mar y posteriormente se hundió, durante el año de 1971, partiéndose en tres fragmentos, los que han formado parte de una rica vida marina.

Si el contenido de este artículo les ha permitido conocer los mejores Aviones Hundidos en el mundo, les sugerimos la lectura de los siguientes temas:

(Visited 7 times, 1 visits today)