Descubre todo acerca del increíble Mar Mediterráneo

El Mar Mediterráneo forma parte del Océano Atlántico, ya que se conecta con él mediante el Estrecho de Gibraltar y se encuentra rodeado por los continentes de Europa, Asia y África. Ha sido importante en la historia de la humanidad, pues vio el nacimiento de civilizaciones como los Fenicios, Hebreos, Egipcios, Griegos, Cartagineses y Romanos. Conoce aquí toda la información acerca de este gran mar: historia, características, clima, flora y mucho más, pues se encuentra rodeando a más de 20 países del mundo.

Mar Mediterráneo

Introducción

En esta ocasión les daremos a conocer muchos de los aspectos más relevantes del Mar Mediterráneo, una de las masas de agua más preciadas del planeta, ya que forma parte de importantes continentes como Europa, Asia y África; y para ellos este mar desde tiempos legendarios ha sido un elementos que les ha permitido obtener transacciones lucrativas, tanto comerciales como culturales.

Su enorme extensión ha permitido mantener una conexión entre estos continentes y además contar con aguas que bañan sus costas, presentándose como un cuerpo de agua independiente del Océano Atlántico, pero a la vez desembocando en este por su lado occidental. Con su nombre se hace referencia a que se trata de un mar rodeado por tierras.

Este mar durante la época del gran Imperio Romano, era lo que se conocía como Mare Nostrum, pues en su apogeo el imperio contaba con las aguas del Mar Mediterráneo para bañar sus costas; pero tiempo atrás esto era parte del poderío de los Fenicios, que lo empleaban para realizar su comercio.

Mar Mediterráneo

Era también la inspiración de los filósofos de la Antigua Grecia que transitaban por sus orillas y de igual manera, por su ubicación geográfica, fue el principal protagonista de Mitos y Leyendas, cuando sus aguas se convirtieron en el escenario perfecto para las conocidas batallas de seres mitológicos, que solían habitar en sus profundidades.

Incluso durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, el Mar Mediterráneo fue centro de interés para Mussolini, representante del fascismo italiano que intentó dominarlo, precisamente porque aquel que se proclamara como dueño de una masa de agua tan grande, tendría una serie de beneficios estratégicos que le darían ventaja ante sus enemigos. Pero Gran Bretaña no se quedaba atrás, pues ella dominaba la región Oriental de este Mar, imponiendo su presencia sobre Egipto, mientras que Francia se mostraba firme en el control del área Occidental.

Todo esto y mucho más nos da una idea de la importancia que reviste el Mar Mediterráneo para la subsistencia de muchas naciones desde la antigüedad, algo que aún en la actualidad se mantiene, pero ya no desde el punto de vista bélico, sino por considerarse un punto estratégico para el desarrollo de muchas actividades económicas y comunicaciones a nivel mundial. Les invitamos a permanecer con nosotros y conocer en detalle, todos los interesantes aspectos relativos a este cuerpo de agua salada.

Mar Mediterráneo

Historia del Mar Mediterráneo

El Mar Mediterráneo fue testigo de muchas de las importantes civilizaciones que se desarrollaron en la antigüedad y que particularmente tenían la posibilidad de estar en contacto con sus aguas.

Los romanos, por ejemplo, lo identificaban como Mare Nostrum, que significa nuestro mar; aunque la denominación de mediterráneo, corresponde a “Mar entre las Tierras” y esto se debe a que es precisamente una de sus características, ya que se encuentra rodeado de muchos países.

Se trata de una masa de agua que ha tenido un papel fundamental en el desarrollo de culturas, tanto orientales como occidentales, puesto que al navegar en sus aguas fenicios, griegos, persas, turcos, otomanos, romanos, vikingos, egipcios y muchos otros, lograron conquistar territorios y obtener grandes riquezas.

En este mismo orden de ideas, este punto clave dentro del planeta tierra ha sido eje de muchos sucesos y acontecimientos de la historia, donde se cuenta que romanos y fenicios, al igual que los griegos, sobrepasaron los límites de este mar, haciendo uso del Estrecho de Gibraltar hace más de tres mil años.

Mar Mediterráneo

El Estrecho de Gibraltar es el punto donde se produce la unión natural entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico; que es además el espacio que separa los continentes de Europa y África, y en la actualidad representa una importante vía de acceso; porque también se comunica con el Oriente y Asia mediante el Canal de Suez.

Claro está que cuando las antiguas civilizaciones realizaban el recorrido del Mar Mediterráneo, pensaban que el agua encontrada luego del Estrecho de Gibraltar se trataba de un gran río, entonces no conocían nada más. Tanto es así que el nombre de Océano proviene del término griego Okeano, que era su denominación para río.

Todo esto fue cambiando a medida que los grandes navegantes fueron obteniendo registros de los puntos claves de estas aguas y creando las correspondientes cartografías náuticas; que con el paso de los años sirvieron para establecer e identificar a los mares y los respectivos Océanos.

Origen

Conocer cómo se formó el mar mediterráneo es de gran relevancia para entender la presencia de este cuerpo de agua dentro de la naturaleza; ya que según los estudios realizados, se dice que su formación es parte de una de las mayores catástrofes naturales que ha conocido el mundo.

Esto se dio en consecuencia de una inesperada inundación en la cuenca, que hizo que el nivel de sus aguas se incrementara a un ritmo de diez metros por día, durante muchos años.

Pero hace más de seis millones de años, se presentaron movimientos en las placas tectónicas que ocasionaron que el mediterráneo primitivo se aislara de su unión con el Estrecho de Gibraltar, lo que ocasinó un descenso progresivo en su nivel de agua.

Debido a la evaporación, esta cuenca quedó convertida en un amplio desierto salino, ubicado a tan solo 1.5 kilómetros bajo el nivel del mar; pero posteriormente se dio una nueva alteración por movimientos de estas placas tectónicas, hace unos 5.3 millones de años, con lo que se abrió nuevamente este camino.

A raíz de esto la cuenca se llenó de nuevo con las aguas provenientes del Océano Atlántico, pero esto ocurrió de una forma muy rápida, que ha sido evidenciada por nuevos estudios realizados al lecho marino, lo que desmiente la teoría de que se llevó unos 10.000 años.

Mar Mediterráneo

Las pruebas encontradas indicaron que existe un canal erosionado en el fondo marino, entre el Mar de Alborán y el Golfo de Cádiz, con lo que se demostró que la historia hasta ahora conocida en este sentido, era distinta.

Se deduce que una vez que comenzó la inundación que dio origen al actual Mar Mediterráneo, se presentó un desnivel entre ambas masas de agua que formó un río, cuyo caudal era equivalente a unas 1.000 veces el tamaño del río Amazonas. Lo que a la vez ocasionó una fuerte erosión del fondo marino, con lo cual se dio origen a un canal de medio kilómetro de ancho y unos 200 de longitud, conocido en la actualidad como el Estrecho de Gibraltar.

A través del paso por este canal, el Atlántico lleva sus aguas a la cuenca del Mediterráneo, lo que en la antigüedad hizo a centenares de kilómetros por hora. Todos estos hallazgos han permitido disipar muchas de las dudas que existían sobre la formación del Mediterráneo.

Con base en lo anterior, se puede afirmar que el Mar Mediterráneo se formó a partir de aguas del Océano Atlántico, mediante un intercambio; y dejando una clara evidencia de que la naturaleza puede ser muy violenta y abrumadora cuando menos se espera, y que el planeta Tierra aún hoy en día se encuentra en constante cambio.

Ubicación

El Mar Mediterráneo es un cuerpo de agua del interior del Océano Atlántico, al cual está unido mediante el Estrecho de Gibraltar; y se encuentra rodeado por los Continentes Europeo, Asiático y Africano.

Este mar se encuentra localizado específicamente en zonas templadas y subtropicales, rodeado casi completamente por tierras continentales, salvo el área de su cuenca que se abre hacia el Estrecho de Gibraltar, que cuenta con unos 12,8 kilómetros de longitud y con una profundidad de 900 metros.

Se comunica además con el Mar Negro, mediante el Estrecho de Dardanelos; pero también con el Mar Mármara y con el Estrecho del Bósforo. Por su lado Sureste, entra en contacto con el Mar Rojo, mediante el canal de Suez, con lo cual entran al Mediterráneo especies tropicales provenientes de este mar y del Océano Índico.

Mar Mediterráneo

La ubicación exacta del Mar Mediterráneo, puede ser identificada con facilidad al conocer sus límites, los que les indicamos a continuación:

  • Este mar tiene en sus costas del Norte a los siguientes países: Italia, España, Gibraltar, Francia, Mónaco, Eslovenia, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Montenegro, Albania, Grecia y Turquía.
  • En sus costas del Este se presentan los siguientes países: Líbano, Siria, Israel y la Franja de Gaza.
  • Limitando con las costas del Sur están los siguientes países: España, Egipto, Libia, Túnez, Argelia y Marruecos.
  • Dentro de sus Aguas Mediterráneas están las Islas: Malta y Chipre.

Como se puede observar, este Mar hace honor a su nombre, ya que se encuentra ubicado entre varios territorios importantes de tierra firme, todos ocupando completamente sus costas.

Mar Mediterráneo

Países que lo rodean 

El Mar Mediterráneo cuenta con aguas territoriales que bañan a varios países a través de sus 46.000 kilómetros cuadrados, lo cual les brinda una posición estratégica, especialmente para la comunicación por vía fluvial, así como para el desarrollo económico y la promoción de amplias actividades turísticas.

Entre los Países del Mar Mediterráneo, identificados por bordear las costas de este destacado cuerpo de agua, alfabéticamente son los siguientes:

Albania, con su capital Tirana, se trata de una República Parlamentaria; es miembro de organizaciones internacionales como ONU, OTAN y OSCE y su religión es identificada como el albanismo, forma parte del continente Europeo.

Como referencia informativa les indicamos que ONU, es la Organización de las Naciones Unidas; OTAN, es la Organización del Tratado Atlántico Norte; mientras que OSCE, es la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

Argelia, cuya capital es Argel, cuenta con un gobierno identificado como una República Democrática, son miembros de UA, OPEP, ONU y la Liga de Estados Árabes, rigiéndose por el lema de: La Revolución por el Pueblo y Para el Pueblo. Su idioma es el árabe, y forma parte del continente Africano.

Bosnia y Herzegovina, tienen como su capital a Sarajevo, es dirigido por un gobierno caracterizado por ser una República Federal y son miembros tanto de la ONU, como del OSCE. Este país pertenece al Continente Europeo y en su territorio se habla Croata, Bosnio y Serbio.

Chipre, su capital es Nicosia, es una República Presidencialista, que tiene como idioma oficial el griego y el turco, son miembros de ONU, OSCE y UE, siendo este último la Unión Europea. Su territorio es parte de los países de Europa y del continente Asiático.

La isla de Chipre se encuentra situada dentro del Mar Mediterráneo a unos 113 kilómetros al sur de Turquía. Perteneciendo al suroeste asiático, en un área cercana de su oriente; no obstante, su política y cultura es considerada como parte de Europa.

Croacia, la capital de esta Nación es Zagreb, tiene un gobierno de República Presidencial y son miembros de las organizaciones internacionales ONU, UE, OTAN y OSCE. En este país se cuenta con el idioma identificado como Croata y forma parte del Continente Europeo.

Egipto, esta legendaria nación tiene como capital El Cairo, su gobierno es una República y tienen como su idioma oficial el árabe,  son miembros de la Liga Árabe, ONU y de la UMA, que es la Unión del Magreb Árabe, un acuerdo de interacción comercial que existe desde el año 1989. Además esta nación es parte de los Continentes de África y Asia.

La República Árabe de Egipto es uno de los países soberanos de África, en su región más occidental del Máshrek; pero se considera transcontinental, debido a que cuenta en el continente Asiático con la Península del Sinaí. El lema de esta nación es: Silencio y Paciencia, Libertad, Socialismo y Unidad.

Eslovenia, tiene por capital a Liubliana, con un gobierno representado por una República Parlamentaria, son miembros de las organizaciones internacionales ONU, UE; OSCE y la OTAN. Tienen como idioma oficial el esloveno y son parte del territorio que conforma el Continente Europeo.

España, su capital es Madrid, están gobernados por una Monarquía Parlamentaria a cargo del Rey Felipe VI pero contando además con un Presidente de Gobierno. Su lema es Plus Ultra, que se emplea desde el año de 1516, durante el gobierno del Rey Carlos I de España.

Esta nación es miembro de muchas organizaciones internacionales entre las cuales se encuentran UE, ONU, OSCE, OTAN, OCDE, que es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico; OEI, Organización de Estados Iberoamericanos; ABINIA, Asociación de Estados Iberoamericanos, UEO, que es la Unión Europea Occidental; AED, Agencia Europea de Defensa, y BERD, que se refiere al Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo.

En España el idioma oficial es el español, forma parte del Continente Europeo y es una nación que desde la antigüedad se ha beneficiado del uso del Mar Mediterráneo. Especialmente en los territorios de Ceuta y Melilla, que son ciudades autónomas españolas y parte del territorio español que es pertenece al norte de África.

Francia, la capital de esta nación es París, contando con un gobierno de República Semipresidencial y son miembros de las organizaciones ONU, UE, OSCE, OCDE, OTA, BERD, G-8, que es conocido como el grupo de los ocho, conformado por los siguientes países: Canadá, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Italia, Japón, y la propia Francia. Además de ser miembro de OIF, la Organización Internacional de la Francofonía, relacionado con su idioma, que es el Francés.

Este país es parte del Continente europeo y tienen como su Lema: Liberté, Égalité, Fraternité, que hace referencia a «Libertad, igualdad, fraternidad».

Grecia, tiene como capital la ciudad de Atenas, su gobierno es una República Parlamentaria, se siguen por el lema: Libertad o Muerte; son miembros de las organizaciones internacionales OSCE, ONU, UE, OCDE y OTAN.

En esta nación el idioma oficial es el griego y forman parte del territorio del Continente Europeo. Situados en el extremo sur de la Península balcánica, desde donde hacen uso del litoral del Mar Mediterráneo.

Israel, cuya capital es la ciudad de Jerusalén, están regidos por un gobierno de República Parlamentaria y son miembros de las organizaciones internacionales OSCE, ONU y OCDE.

Tienen como idioma oficial el hebreo y el árabe, y son parte del territorio del Continente Asiático.

Italia, esta legendaria y antigua nación tiene como capital a Roma, cuna del conocido Imperio Romano, su gobierno es una República Parlamentaria y son miembros de ONU, UE, OSCE, OCDE, G-8, OTAN, además del G-20, que es un grupo de países industrializados y emergentes.

El idioma oficial de este país es el italiano, y forman parte del territorio del Continente Europeo.

Líbano, su capital es Beirut, su gobierno es una República bajo el mando de un Presidente, con el Lema: Todos por la Patria, La Gloria y La Bandera. Forman parte de la ONU y de LA, que es la Liga de Estados Árabes.

Su idioma oficial es el árabe y el francés, y son parte de los países que conforman el Continente Asiático.

Mar Mediterráneo

Libia, esta nación cuenta con Trípoli como su capital, está bajo un Gobierno Interino y son miembros de LA; ONU, UA, que es la Unión Africana y la OPEP, que es la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

Su lema es: Libertad, Justicia, Democracia; cuentan con el árabe como su idioma oficial y son parte de los países que tienen sus costas hacia el Mar Mediterráneo, dentro del territorio del Continente Africano.

Malta, tiene como su capital a La Valeta, y es otra de las islas que se encuentran dentro del cuerpo de agua del Mar Mediterráneo, su gobierno es una República, bajo el mandato de un Presidente y son miembros de ONU, OSCE, UE y de Commonwealth, que es una comunidad asociada con el Reino Unido.

El idioma oficial de este país es el inglés y es parte del continente Europeo.

Mar Mediterráneo

Marruecos, tiene como su capital a la ciudad de Rabat y como lema: Dios, Patria, Rey. Su gobierno es una Monarquía constitucional, contando con Mohammed VI, como su rey más un jefe de gobierno. Son miembros de las organizaciones internacionales conocidas como Liga Árabe, ONU y UMA.

El idioma oficial de esta nación es el árabe y tamazight, que es una variante las lenguas afroasiáticas. Su territorio es parte del Continente de África.

Mónaco, cuenta con la Ciudad de Mónaco como su capital, bajo el lema: Deo Juvante, que tiene como significado «Con la ayuda de Dios»; son miembros de ONU, OIF y OTAN.

El idioma oficial del país de Mónaco es Monegasco, un dialecto propio del principado de este país y el francés; además forman parte del territorio Europeo.

Montenegro, tiene como capital a la ciudad de Podgorica, con un gobierno formado por una República Parlamentaria y siendo miembros de la ONU y OSCE.

El idioma de esta nación es el Montenegrino, que es un dialecto o una variante del serbocroata. Este país es parte del Continente Europeo.

Palestina, su capital es Jerusalén Este, se rigen por un gobierno de República Parlamentaria, con el árabe como su idioma oficial. Su reconocimiento de manera internacional ha estado a cargo de la OLP, que es la Organización para la Liberación de Palestina.

Esta nación se encuentra ubicada en el Levante Mediterráneo, que es una zona al sur de los Montes Tauro, que se encuentran al sur de Turquía; limitando con Israel, Jordania, Egipto y la costa sur-oriental del Mar Mediterráneo

Siria, cuya capital es la ciudad de Damasco, con un gobierno de República y son miembros de LA y la ONU. El idioma oficial de esta nación es el árabe y son parte de los países que conforman el continente de Asia.

Túnez, cuenta con la Ciudad de Túnez como su capital, bajo el lema: Orden, Libertad, Justicia; con un gobierno de República y miembros de LA, UA y de la ONU.

El idioma oficial de Túnez es el árabe y forman parte de los países del Continente Africano.

Turquía, tiene como su capital la ciudad Ankara y su gobierno es una República, bajo el mandato de un presidente. Su lema es: Paz en casa, Paz en el Mundo.

Son miembros de ONU, OCDE, OSCE, UEO, OTA y OCE, que es la Organización de Cooperación Económica. Tienen como su idioma oficial el turco, y son parte del Continente Europeo, al igual que del Continente Asiático.

Este es un país soberano Intercontinental, donde la mayor parte de su territorio se encuentra en Asia Occidental, pero también tiene áreas menores, ubicadas en Europa Meridional, las cuales se extienden por la Península de Anatolia y Tracia Oriental, en la zona conocida como Los Balcanes.

Características del Mar Mediterráneo

El Mediterráneo es uno de los mares que conforman el Océano Atlántico, cuyas costas reúnen territorios que pertenecen tanto a Europa Meridional, como África Septentrional y Asia Occidental; y que, como se ha mencionado, fue y sigue siendo de gran importancia histórica. Está dotado de características que le distinguen de otros mares presentes en el planeta, las cuales describimos con detalle a continuación:

  • Es el mar interior de Europa, África y Asia; que se comunica con el Océano Atlántico en su extremo occidental, mediante el Estrecho de Gibraltar. Siendo además el segundo en tamaño entre todos los mares interiores, luego del Mar Caribe.
  • Su nombre a través de la historia ha tenido variaciones, por parte del Imperio Romano se denominaba Mar Nuestro, al ser traducido del latín Mare Nostrum. Pero se conoce a nivel universal como Mediterráneo, que significa En Medio de la Tierra, un término de origen griego que le fue atribuido por tratarse de un mar casi completamente cerrado y rodeado por el territorio de varios países.
  • Tiene una longitud de 3.860 kilómetros, con una superficie que alcanza los 2,5 millones de kilómetros cuadrados, casi el 1% de toda la extensión oceánica a nivel mundial. Con un volumen de agua de 3.735.000 kilómetros cúbicos y mostrando una profundidad media de 1.430 metros. Pero cabe destacar que en la Fosa de Matapan de Grecia, alcanza su profundidad máxima con 5.121 metros.
  • Sus aguas bañan penínsulas como la Ibérica, Itálica, Balcánica y la de Anatolia, así como las costas de muchos otros países, que hemos considerado con anterioridad. Contando con 46.000 kilómetros cuadrados, correspondientes a dichas costas.
  • Este mar se comunica con el Mar Negro por los estrechos de Bósforo y Dardanelos; mientras que con el Mar Rojo lo hace mediante la creación del Canal de Suez.
  • Está provisto de una serie de subdivisiones, conformadas por mares de menor tamaño, todos con nombre propio, que conoceremos más adelante.
  • Cuenta con una temperatura en su cuerpo de agua, que se muestra variable de acuerdo con las estaciones del año; pero generalmente durante el verano se presenta entre 21 °C y 30 °C, mientras que para el invierno es observada entre 10 °C y 15 °C. Presentando un incremento de Oeste a Este.
  • La salinidad de este gran mar tiene un media de 38% en cuanto a su contenido de sal; la que además varía pues muestra un aumento de su concentración en las aguas de Este a Oeste, oscilando entre 37% a 39%.
  • En el Mar Mediterráneo desembocan 69 ríos, entre los que destacan los conocidos como el Nilo, Ebro, Ródano, Po y muchos otros que le proporcionan un caudal medio de 283 kilómetros cúbicos al año.

Geología

Este tema se encuentra estrechamente ligado con el origen del Mar Mediterráneo, pero provisto de algunos otros elementos que deseamos comentar, para ahondar en el conocimiento de este importante mar del mundo, del cual no se debe escapar ningún detalle, de modo que podamos conocerlo adecuadamente.

El cuerpo de agua que conforma el Mar Mediterráneo en algún momento de la antigüedad era parte de otro mar, conocido como océano o mar Tethys, perteneciente a la era Mesozoica (hace 251 millones de años), y que estuvo presente entre los continentes de Gondwana, que dieron origen a Sudamérica, África, Australia, Zelandia, la isla de Madagascar, el Indostán y la Antártida; y el continente de Laurasia, que dio origen a Eurasia y Norteamérica.

Este mar identificado como Tethys, desapareció casi totalmente debido a un cierre de las placas tectónicas del relieve terrestre, hace unos treinta millones de años, estando en el período oligoceno. Esto debido a la coalición de las placas africanas y euroasiáticas.

Además ocasionó la erupción de volcanes como el Etna, el Stromboli y el Vesubio; presentes en el territorio de Italia, ocasionando terremotos que separaron varias partes del relieve, dando origen a países como Grecia, Turquía y la propia Italia. Pero también ocasionando una barrera subterránea que dividió al Mar Mediterráneo en dos cuencas, la oriental y la occidental. Esta barrera se encuentra ubicada entre Sicilia y Túnez.

También existe otra entre España y Marruecos, que se presenta a la salida del Mar Mediterráneo, con solo 300 metros de profundidad y se identifica como el Estrecho de Gibraltar.

Este estrecho canal de circulación, hace que se observen diferentes niveles de mareas en el Mar Mediterráneo y trae como consecuencia que sea más salino que el Océano Atlántico.

Por tanto, la geografía del este mar se debe a que el mar Tethys o Tetis, se fue estrechando, dando lugar a la cuenca marina mediterránea, casi separada del océano. En cuyo interior, abarca prácticamente en una misma masa de agua al Mar Mediterráneo, el Mar Negro y el Mar Caspio.

Las expectativas en cuanto a los estudios realizados basados en los antecedentes de este mar, han permitido una serie de estimaciones, mediante las cuales se ha establecido que dentro de unos cinco millones de años aproximadamente, este cuerpo de agua puede quedar reducido a unos pocos lagos muy salados.

A propósito de esto, recientes descubrimientos han logrado establecer que en la actualidad la reposición del nivel del agua del Mar Mediterráneo, si se cerrara el Estrecho de Gibraltar, sería bastante difícil y terminaría secándose, pues se trata de un mar que evapora más agua de la que recibe de los ríos que llegan a él; lo que provoca una mayor salinidad en el Atlántico, responsable de proveer la mayor parte del agua que se pierde durante la evaporación.

Clima 

Cuando se realiza la descripción del clima que tiene el Mar Mediterráneo, se indica que se trata de un mar cálido, que es lluvioso en otoño, frío en invierno, lluvioso también en primavera y seco en el verano, con la presencia de mucho calor.

Su temperatura, como se ha comentado, se encuentra oscilando entre los 10 °C y los 30 °C, en función de cada una de las estaciones climáticas en las que se encuentra.

Estas temperaturas en los lugares que están cercanos a las costas del Mediterráneo son agradables, con unas áreas litorales bastante frescas y mientras que durante el invierno se mantienen temperaturas más elevadas en comparación con las que se pueden percibir en el interior del continente.

Flora y fauna

El Mar Mediterráneo es uno de los lugares que cuenta con mayor concentración de biodiversidad en el mundo, lo que se debe a la presencia de determinados factores relativos a su origen.

Durante la última glaciación en la zona del mediterráneo, este mar sirvió de reserva, debido a la presencia de algunos macizos montañosos importantes, entre los cuales se destaca el Atlas de Marruecos, que recorre todo el noroeste de África desde Túnez. Al igual que la Cordillera del Taurus, que se presenta al sur de Turquía.

También están presentes otras formaciones montañosas como las zonas de Gúdar en España, la de Javalambre igualmente española y muchas otras; las cuales han promovido la diversidad estructural de este impresionante espacio geográfico, provisto de ciertas condiciones ambientales, que ocupan no sólo la cuenca de este mar, sino también las costas de Libia y Egipto, que son parte de la Región Saharo-Arábiga.

Las características de la flora representativa del mediterráneo, hacen posible la existencia de un dosel arbóreo que se clasifica como boscoso esclerófilo y se mantiene constantemente verde, contando con especies del género Quercus, con árboles como el roble y el encino; al igual que representaciones de la carrasca rotundifolia, que son árboles de la familia de las encinas, con copas amplias, densas y redondeadas, que exhiben cortezas en color gris, agrietadas.

Otros de los árboles emblemáticos de su flora es el conocido bajo el nombre de Alcornoque, que depende mucho de la cantidad de agua presente en la zona. Este es un árbol que se exhibe con su tronco retorcido, de corteza gruesa y blanquecina, pero en su interior es rojiza. Sus copas son amplias y bellamente asimétricas, con flores separadas y cuyo fruto se identifica como bellota.

Es importante destacar que de la corteza de este tan árbol se obtiene el material que se conoce como corcho, formado como un tejido vegetal constituido de varias capas de células muertas; que tiene la característica de ser impermeable y elástico, empleado en numerosas industrias como por ejemplo para la elaboración de calzado, pavimentos, o como elemento aislante de temperatura o ruido; entre muchos otros usos.

Dentro del contexto ecológico del mediterráneo se observa abundante vegetación arbustiva, como la coscoja, al igual que los madroños y también ejemplares de Rhamnus Alaternus, Viburnum Tinus, Laurus Nobilis, Pistacia Lentiscus, etc. Al igual que enredaderas, lianas, Lonicera, Rubia Peregrina y muchas más.

Pero en el área sudeste peninsular la flora cambia y es representada por especies vegetales de Periploca Angustifolia, Ziziphus Lotus o Maytenus Senegalensis, que son arbustos de tipo espinoso básicamente.

Este mar también se encuentra rodeado por zonas en las que es posible encontrar magníficos ejemplares de pinos de las especies Pinus Halapensis o Brutia, al igual que el Pinaster o el Pinea en terrenos arenosos. Entre otros ejemplares se destacan los del género Juniperus con enebros y sabinares, siendo considerados como una de las especies más comunes del Mar Mediterráneo.

La biodiversidad es también manifestada en su fauna, con enorme cantidad de animales, casi tanto como de plantas. A propósito de ello, se ha llegado a analizar su riqueza animal y se han establecido aproximadamente unas 62 especies de anfibios, de las cuales 35 son específicamente originarias de esta región.

En este mismo orden de ideas, se tienen unas 179 especies conformadas por reptiles y 184 de mamíferos, registradas hasta el momento, donde se indica que al menos el 25% de ellas son de tipo endémico. Pero lamentablemente se cuenta con 52 especies amenazadas con peligro de extinción, esto sin incluir las de tipo marino. Pues un 28% de ellas son propias y originarias del Mar Mediterráneo.

En lo relativo a sus aves, este mar tiene una diversidad especial, ya que se encuentra ubicado en una ruta migratoria de muchas de las especies de este género. Aproximadamente, dos millones de aves migran y dentro de ellas se encuentran ejemplares representantes de diferentes especies; que además aprovechan las zonas humedales del mar, durante algún tiempo del año.

Uno de los representantes de la gran variedad de peces presentes en el Mediterráneo es sin lugar a dudas el Atún, que ya era descrito por Aristóteles hace más de 2000 años. Se trata de un pez de gran tamaño, que llega a superar los 600 kilos de peso y que además durante su vida realiza largas migraciones.

En el Mar Mediterráneo también existe una amplia variedad de cetáceos, representados por especies como: el delfín de Risso (Grampus griseus), el delfín listado (Stenella coeruleoalba), el delfín nariz de botella (Tursiops truncatus), el zifio de Cuvier (Ziphius cavirostris), el calderón común (Globicephala melas), el cachalote (Physeter macrocephalus), la orca (Orcinus orca) y la falsa orca (Pseudorca crassidens), además de muchos otros.

Asimismo existen algunas especies que son consideradas comunes en las aguas de este mar, como es el caso de la tortuga caguama (Caretta caretta), las merluzas, el atún rojo (Thunnus thynnus), el mejillón mediterráneo (Mytilus galloprovincialis), la foca monje del Mediterráneo (Monachus monachus), las sardinas, el pez espada (Xiphias gladius), la tortuga laúd (Dermochelys coriacea) y la lubina (Dicentrarchus labrax), todas ellas especies valiosas que forman parte del hábitat natural presente en el Mar Mediterráneo.

Subdivisiones del Mar Mediterráneo

El Mar Mediterráneo dentro de su amplio cuerpo de agua, ha sido subdividido también en pequeños mares, cada uno identificado con un nombre propio y definido por las características que presenta el área donde se encuentra ubicado, relativo a sus costas marinas. Esta subdivisión presentada de Oeste a este, se ha realizado de la siguiente manera:

  • Mar de Alborán, se encuentra comprendido entre los países de España y Marruecos.
  • Mar Menor, se presenta en la región al sureste de España, específicamente entre Cartagena y San Pedro del Pinatar.
  • Mar Chica, ubicado en el norte de Marruecos y en la ciudad conocida bajo el nombre de Nador.
  • Mar Balear, perteneciente a las costas de la famosa península Ibérica donde se encuentran tanto España como Portugal. Este a su vez cuenta con otros dos mares, el primero es el Ibérico que está entre las península Ibérica y las Islas denominadas como Baleares. El otro mar es el de Cerdeña que está entre la costa al oeste de la República Italiana y las islas Baleares.
  • Mar de Liguria, se ubica entre Córcega y Liguria que se encuentra formando parte del territorio de Italia.
  • Mar Tirreno, está comprendido entre la costa este de Cerdeña, la península Itálica y la costa norte de Sicilia.
  • Mar Adriático, se presenta entre la península Italiana y las costas pertenecientes a los países de Eslovenia, Croacia, Bosnia y Montenegro.
  • Mar Jónico, identificado entre la península itálica, Grecia y Albania.
  • Mar Egeo, caracterizado por encontrarse entre Grecia y Turquía. Dentro de cuya parte meridional se presenta el Mar de Creta, específicamente entre la isla de Creta y las islas identificadas como Cícladas.
  • Mar de Libia, ubicado entre los golfos de Sidra y Gabés, en Tunicia.
  • Mar de Cilicia, que se encuentra entre los países de Turquía y Chipre.
  • Mar Levantino, se identifica por bañar las costas de los países de Líbano, Egipto, Chipre, Siria, Israel y Turquía.

Cabe destacar que entre la costa sur de Cerdeña y la costa del norte de Túnez, se encuentra un canal denominado Cerdeña que separa sus costas. De igual manera se destaca el canal de Sicilia, que separa las costas de esta isla de las que corresponden al territorio de Túnez.

Islas

El Mar Mediterráneo cuenta con dos países insulares que son Mal y Chipre; pero además varias islas, aunque pocas de ellas son de gran tamaño. Entre las que cuentan con más de 20.000 kilómetros cuadrados se encuentran Cerdeña y Sicilia. Luego figuran las que van desde los 1.000 a 10.000 kilómetros cuadrados, representadas por Córcega, Chipre (País Insular), Creta, Mallorca, Eubea, Lesbos y Rodas.

Como siguiente grupo, se ha englobado a las islas de este mar que están provistas de menos de 1.000 kilómetros cuadrados de territorio, entre las que se encuentran en el lado oriental, Cefalonia, Quíos, Corfú, Samos, Andros y Naxos. Por el lado central del mar Mediterráneo se presentan las islas de Ibiza y Menorca, mientras que al occidente se encuentra Djerba, perteneciente a las costas del continente africano.

Cabe destacar, que la mayoría de estas islas se encuentran habitadas e incluso algunas de ellas superan el millón de habitantes, como es por ejemplo el caso de Cerdeña, Chipre o Sicilia. Otras llegan a estar al menos por encima de los cien mil residentes, como se puede citar el caso de Creta, Malta (País Insular) Córcega, Mallorca, Eubea, Ibiza, Corfú y Rodas.

Cabe destacar además que los brazos del Mar Mediterráneo incluyen a los conocidos: Mar Tirreno, que se encuentra en la costa occidental de Italia, el Mar Adriático, cuya extensión se encuentra entre Italia y la Península Balcánica y los Mares Egeo al igual que el Jónico, que se presentan frente al país de Grecia.

Archipiélagos

Los archipiélagos son un conjunto de islas que se encuentran dispuestas de manera contigua, unas próximas a las otras, las cuales generalmente cuentan con un origen geológico común. Entre los archipiélagos que se encuentran en el Mar mediterráneo, se pueden mencionar los siguientes: Por el Occidente del Mediterráneo, están las islas Baleares, que son una comunidad autónoma de España.

En la parte central de este mar se presentan los archipiélagos de Campano y toscano, que pertenece al territorio Italiano. Las Islas Pontinas, también son parte de Italia, pero están situadas a lo largo de la costa del Golfo de Gaeta, dentro del mar Tirreno.

De igual manera en la zona central del Mediterráneo se presenta el archipiélago de las islas Eolias, que forman parte del mar tirreno cercano a Sicilia y son Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000, declarado por la UNESCO.

Continuando en la parte central encontramos el archipiélago de las islas Tremini, territorio italiano del mar Adriático y las Islas Pelagias, que son de tipo volcánico y perteneciente también a Italia, presentes además en el Canal de Sicilia.

Dentro del mar Adriático se encuentra también el archipiélago formado por las islas Croatas, un laberinto que se extiende a lo largo de 1.700 kilómetros de costas, un rincón que se encuentra ubicado entre Italia y Grecia.

Pasando a la parte oriental del Mar Mediterráneo, se presenta el archipiélago del Dodecaneso, formado por las islas griegas del mar Egeo, también pertenecen al dominio de esta nación, el archipiélago de las Cícladas y el de las Jónicas. Por su parte, al archipiélago de las islas Egeas del Norte, pertenecen tanto a Grecia como de Turquía. Finalmente se encuentra el archipiélago de las islas Sarónicas y el de las Islas Espóradas, también griegas.

Asimismo se cuenta con destacados puertos ubicados en Alejandría en Egipto, Marsella en Francia, Barcelona y Valencia en España, Génova y Trieste en Italia

Agua Atlántica y Agua Mediterránea

En este punto vamos a realizar algunas consideraciones en cuanto a las aguas presentes en el Mar Mediterráneo, que como todos sabemos, se encuentran relacionadas o en contacto con las del Océano Atlántico por el estrecho de Gibraltar.

El agua que se encuentra presente en el Atlántico tiene unas características propias en cuanto a temperatura y salinidad, que cuando pasa sobre los 320 metros del Estrecho de Gibraltar, lo hace mediante sus aguas superficiales.

Luego de entrar se va transformando en agua mediterránea, expuesta a la insolación y evaporación durante el verano, lo que termina por elevar su salinidad y también su temperatura. Luego con la llegada del invierno, las aguas discurren hacia los mares septentrionales como el Adriático o la zona de Chipre y se enfrían debido a los fríos vientos, creando un efecto de inversión térmica, junto con su gran salinidad.

Esto hace que sean aguas de mayor densidad y por tanto más pesadas, por lo que se hunden para alcanzar el equilibrio termohalino; con lo cual finaliza la formación de las aguas mediterráneas, que generalmente tienen una temperatura de 13 °C. Y una salinidad de 38,4%.

La mayor parte de esta agua termina saliendo nuevamente por Gibraltar, pero como una corriente profunda, motivo por el cual su cuenca no cuenta con un aumento de salinidad, como el resto del cuerpo de agua de este mar.

Se ha determinado que el déficit que ocasiona la evaporación del agua del Mediterráneo, debido a la incidencia del clima, es el motor que mantiene en movimiento esta gran masa de agua; donde es mayor lo que entra que aquello que se evapora; lo cual evita de desecación o una salinización masiva de todo el mar.

Pero está constantemente perdiendo nutrientes, lo que conlleva la corriente de fondo cuando se traslada hacia el Atlántico; todo este ir y venir de las agua es de tal magnitud, que se ha estimado que el Mar Mediterráneo renueva completamente sus aguas cada 100 o 150 años, aproximadamente.

Amenazas de contaminación

El Mar Mediterráneo es tan amplio que enfrenta una serie de problemas relativos a la intervención de la vida de los seres humano en sus aguas; esto está representado por elementos como el exceso de pesca y la forma inadecuada de realizarla, pues destruyen el ambiente y entorno reproductivo de los peces; asimismo figuran el exceso de urbanismo en el litoral del mar, la contaminación y en general el calentamiento global.

Todos estos elementos se han convertido en una amenaza para la integridad del Mar Mediterráneo y son algunos de los principales factores de contaminación que enfrenta en la actualidad. Todo esto lo contemplaremos con detalle en los siguientes párrafos:

Biodiversidad

El Mar Mediterráneo con su color azul profundo, se presenta ante el mundo como el hábitat de más de 10.000 especies acuáticas, ya que recibe las aguas del Océano Atlántico, por lo cual estas especies suelen llegar hasta su cuerpo de agua provenientes de dicho océano, casi de manera exclusiva.

Por ello cuenta con al menos 19 especies de cetáceos, representados por delfines, orcas, cachalotes, entre muchos otros; pero también otras especies comunes como es el caso de la foca monje, la tortuga Caguama, los mejillones, la merluza, el atún, el conocido Pez Espada e incluso la Tortuga Laúd.

Todo esto da un indicio de la amplia biodiversidad con la que cuenta este importante mar y además el peligro que representa su explotación incontrolada y peor aún su contaminación; en vista de que la alteración de estas aguas con la presencia de agentes químicos, como por ejemplo el caso del petróleo, conlleva el riesgo de que se pierdan irremediablemente y de forma permanente, muchas de estas criaturas maravillosas, que solamente se encuentran en este mar.

El Mediterráneo cuenta con una amplia biodiversidad, debido a que es más cálido y salado que el Océano Atlántico, por lo cual mantiene a varias especies que no están presentes en otros mares u Océanos, respecto a ello se puede citar el ejemplo de la Foca Monje del Mediterráneo que es la única especie de pinnípedo que en existe en la zona.

De igual manera bajo el nivel del mar se pueden observar praderas marinas, montañas, fosas y arrecifes de coral, que dan vida a coníferas, identificadas por especies como Ceratonia, Cupressaceae y Brassicaceae, así como los olivos; que tienen la característica de vivir en ambientes rocosos, y que son la base y sustento alimenticio de mucha de la fauna que desarrolla su vida en este mar.

Por todo lo antes expuesto, se puede afirmar que la contaminación altera y destruye la integridad de esta flora marina, ocasionando la carencia de nutrientes para la adecuada reproducción y alimentación de las especies acuáticas.

Conservación

En cuanto a la conservación de las especies presentes en el cuerpo de agua del Mar Mediterráneo, se ha establecido que la sobrepesca actual es más del doble que la realizada hace más de cincuenta años, aunque en los últimos años se ha tratado de reducir este índice, pero todavía es demasiado alta para lo que el mar puede reponer.

Por otro lado figura el hecho de ser un mar que está prácticamente cerrado, por lo cual es más sensible ante la contaminación, al ser difícil depurar las aguas que le llegan de los ríos que se vierten en él, especialmente si vienen alterados por la presencia de agentes contaminantes, siendo esto una grave amenaza.

A estos factores se suma la masiva afluencia turística, que generalmente se alojan en zonas que no son tratadas adecuadamente, donde cuentan con estructuras que erosionan sus costas y todo ello incide en la destrucción la riqueza ecológica, poniendo en peligro la subsistencia de muchas especies como es el caso de las tortugas y focas marinas.

El clima es otro de los elementos que se presenta negativamente sobre el Mar Mediterráneo, debido a que experimenta cambios que hacen que su salinidad y temperatura aumente. Cuando se registra una mayor concentración de los niveles salinos, se debe generalmente a la disminución de las precipitaciones en el mar y en consecuencia también se da un menor aporte por parte de los ríos, muchos de los cuales han sido alterados por la realización de obras hidráulicas en sus cauces.

Un estudio realizado en esta materia, ha llegado a la conclusión de que a partir de mediados del año 1990, se ha reportado un aumento del nivel del mar, relativo a 2,5 mm y 10 mm por año; lo cual se debe por un lado al incremento de la temperatura global del planeta y por el otro al deshielo de los casquetes polares, que se ha reflejado como un incremento del volumen de las aguas mediterráneas.

Pero este no es el único problema que se experimenta, pues otra de las amenazas ha estado representada por la gran desaparición de las praderas submarinas de especies como la Posidonia, endémica del mediterráneo y similar a las plantas terrestres, provista de raíces, tallo rizomatoso y hojas en forma de cintas, que llegan a tener un metro de largo y que originan la olivas de mar como su fruto flotante.

Esta planta es de vital importancia para la subsistencia de la diversidad biológica de las especies que conforman la fauna mediterránea. Por otro lado, se presenta la proliferación de medusas que terminan por ser una plaga que destruye el ya frágil ecosistema.

Lo bueno es que la legislación europea es bastante severa y eficaz en este sentido y ha creado una serie de directivas para la protección de este medio ambiente, algo que esperamos sea cumplido a cabalidad por todas las personas, pues la naturaleza es de todos, incluso de las futuras generaciones que aún no la conocen, por lo cual debemos conservarla para que ellos tengan la oportunidad de disfrutarla.

Explotación

En lo relativo al recurso pesquero ofrecido dentro del agua de Mar Mediterráneo, se estima que a duras penas llega a sobrepasar el 1% del realizado en todo el mundo; pero su valor económico a nivel comercial llega hasta el 6% del total internacional.

Esto es consecuencia de la escasez de peces que se está experimentando en sus aguas; debido precisamente a las características geográficas con que cuenta este mar, pues en él se encuentran abismos que alcanzan más de 2.000 metros de profundidad.

Se hace esta consideración en virtud del que el 80% de la la riqueza pesquera generalmente se localiza en las áreas costeras, de menor profundidad. Mientras que por otro lado se presenta también la influencia de pocos nutrientes en sus aguas, ya que no recibe muchos ríos que sean caudalosos, que son precisamente los que le pueden proveer estos recursos.

Un elemento a resaltar dentro de todas estas consideraciones, es que el ser humano ha incidido directamente en muchos de los problemas que están afectando al mar Mediterráneo, debido a su actuación sobre este cuerpo de agua, donde realizan una explotación pesquera indiscriminada y dejan caer en el mar elementos que terminan contaminando sus aguas.

La explotación pesquera del Mar Mediterráneo se encuentra mayormente en un 70%, en manos de Grecia, Italia, España y Francia, que son las potencias pesqueras de este mar. Un 30%, se encuentra en manos de Marruecos, Egipto, Israel, Túnez, Argelia y Yugoslavia. Pero todos ellos no son los únicos que disfrutan de las bondades de este maravilloso mar, pues siempre se presentan barcos piratas que operan con bandera de Sierra Leona, Taiwán o Panamá.

Realizando un balance en cuanto a los sectores cdel Mediterráneo que cuentan con las aguas más perjudicadas por la contaminación y explotación, se ha determinado que son Baleares, Cerdeña, Córcega y el Golfo de León. Se puede decir que en estas aguas ya no existen especies que solían ser emblemáticas como el Atún, la Merluza, las Sardinas, el Pez Espada, o las deliciosas Anchoas.

Esto ha dado como respuesta que Mediterranean Marine Gap Analysis diera a conocer un estudio, en el cual recomienda que se prohíba la pesca de arrastre en todo el Mar Mediterráneo en profundidades de o y 50 metros, debido a que es precisamente donde está localizada la mayor parte de su biodiversidad.

Para los investigadores encargados de este estudio, que se ha venido realizando en los últimos años, existen una 13 áreas marítimas que necesitan medidas urgentes, ya que se encuentran completamente perdidas a nivel de sus costas, entre las cuales se han mencionado las aguas correspondientes al tramo de la desembocadura del Ródano y España, las costa de Italia en el Adriático, la zona del levante español que se encuentra entre Valencia y Barcelona y el margen marino presente entre Siria y el Nilo.

Por coincidencia, estas zonas que hemos mencionado pertenecen a los lugares más emblemáticos del mediterráneo, los que además son ampliamente frecuentados por los turistas.

Una de las especies que más ha resaltado la preocupación de todos los investigadores es el atún, que ya hemos mencionado anteriormente, pues era la pesca más rentable hasta el momento dentro del mundo.

Para lo cual se pueden emplear diversas artes, entre las que destacan el cerco, palangre, anzuelos, y algunas otras; incluso empleando moderna tecnología con el uso de radares, satélites o sonares, para la captura de ejemplares de gran tamaño, no solo en caso del atún.

El problema es que por ejemplo en el año 1975, se capturaba un promedio de 5.000 toneladas de atún en el Mediterráneo, pero esto con el paso de los años se fue multiplicado. Y en consecuencia, la población de adultos de esta especie se ha disminuido en un 80%, mientras que su biomasa reproductora prácticamente de un 14%.

Es evidente entonces, que la explotación excesiva de esta especie no le deja tiempo para reproducirse y cada vez son menos los ejemplares sexualmente activos presentes en sus aguas, poniendo en riesgo su existencia. Para complementar este hecho, en el que estamos haciendo referencia al caso del atún, les dejamos el siguiente informe:

“Las capturas de atún rojo (Thunnus thynnus) son mucho menos importantes, aunque la tradición y la demanda la mantienen en una posición destacada. De todas estas capturas cerca del 70% se realizan en el océano Pacífico, algo más del 20% en el océano Índico y un 10% en el océano Atlántico y mar Mediterráneo

Algunos autores consideran que dentro del marco de gestión relativo a la diversidad marina, el Mar Mediterráneo tiene una situación relativamente compleja, pues su régimen de conservación se encuentra involucrado en una normativa que es inadecuada, por lo que se deben tomar medidas y unificar los criterios de todas las naciones que tienen costas en este mar, para de una vez por todas comenzar a protegerlo, como si fuese a dejar de existir mañana.

Derrames Petroleros

Dentro de los problemas de contaminación que está enfrentando el Mar Mediterráneo, se encuentra la situación relativa a los derrames de petróleo. Pues si bien este mar interior es el más grande del mundo, ya que tiene 2,5 millones de kilómetros cuadrados; también es cierto que alcanza las tasas más altas en lo que a contaminación se refiere, especialmente debido a la cantidad de hidrocarburos que son vertidos como consecuencia de la operación de muchas industrias químicas, ubicadas a todo lo largo de sus costas.

Lo cierto es que este mar recibe muchas toneladas de petróleo y residuos oleosos dentro de su cuerpo de agua, los cuales están alterando todo su ecosistema y a pesar de esto, es un luchador incansable que se mantiene.

Según declaraciones ofrecidas por el director científico de la Oceana Europa, de nombre Ricardo do Aguilar, “es un mar del que siempre se dice que se tiende a morir, pero todavía posee mucho vigor”. Comentando además que el Mar Mediterráneo a pesar de las grandes amenazas que enfrenta, aún conserva ecosistemas de un elevado valor ecológico.

Esto se debe probablemente a que cuenta con el 12% de las especies marinas que existen dentro de todo el planeta; no obstante que su ecosistema no se encuentra en una fase terminal, está dando señales de alerta, para que se tomen medidas preventivas oportunas; pues los niveles de hidrocarburos disueltos en sus aguas, son en promedio de cinco gramos por litro de agua.

Peor aún en las áreas donde la presencia de la contaminación es más aguda, pues se han llegado a establecer niveles de 10 gramos de hidrocarburos disueltos por cada litro de agua, lo cual es una situación bastante preocupante.

Al respecto, las autoridades que representan los gobiernos de los países que se encuentran a todo lo largo de las costas del Mar Mediterráneo, deben tomar las medidas pertinentes para solventar esta situación y evitar que la contaminación se escape de sus manos y destruya completamente esta maravilla de la naturaleza.

Misterios y Descubrimientos del Mar Mediterráneo

El Mar Mediterráneo está lleno de misterios y grandes descubrimientos históricos que han superado los límites de la imaginación, uno de los cuales es el relativo a la presencia de ciudades sumergidas como Heraclión, Canopo o Pavlopetri e incluso Alejandría. Una gran curiosidad que llama la atención de muchos exploradores marinos.

Una de las grandes preguntas que todos se han hecho y que además ha generado la presencia de innumerables mitos y leyendas ha sido ¿Qué mundos existen en las profundidades de los mares? Algo que ha sido alimentado por relatos de momias y tesoros perdidos, que han sido propiciados por narraciones sobre la vida de muchas de las culturas de nuestros antepasados.

Se estima que para la fecha, tan solo aproximadamente un 5% del fondo submarinos ha sido explorado; encontrándose en ellos ruinas de antiguas civilizaciones consideradas extintas o perdidas; todo lo cual aviva la imaginación sobre los descubrimientos que se pueden enfrentar más adelante.

El último descubrimiento ha sido una estructura conformada por bloques de piedra, con forma regular, lo que parece ser un camino artificial. Esto ha sido localizado en el fondo del mar Mediterráneo a nivel de su subdivisión conocida como Mar Adriático, por un grupo de buceadores croatas, a veinte metros de profundidad.

De acuerdo con afirmaciones de un miembro del club de buceadores Mornar en Split, de nombre Jutarnji list Ivan Bronzovic, estas piedras regulares y horizontales, si se tratara de un fenómeno natural, serían un descubrimiento trascendental sobre la formación del suelo del fondo marino de este mar.

Por parte de Croacia, se han realizado amplios descubrimientos relativos a la exploración y protección de los yacimientos arqueológicos subacuáticos. Con cifras de más de 400 de ellos, pertenecientes a todas las épocas de la historia; donde se destaca que los países que más misterios atesoran a nivel de sus aguas, son precisamente Egipto y Grecia.

En estas aguas bajo el Mar Mediterráneo, han surgido los restos de ciudades que han sido tragadas hace miles de años y las cuales según se comenta, se encuentran prácticamente intactas debido al efecto protector de la arena sobre ellas, algo que es fascinante. Conozcamos algunos de estos casos, mediante los siguientes puntos.

Abukir y sus ciudades sumergidas 

¿Quién no conoce las historias de Alejandría?, la ciudad faraónica que se ha conocido mediante muchos textos antiguos, en los cuales se describe como exuberante, plagada de belleza arquitectónica por todos lados y provista de hermosos jardines. Pues se hundió en al agua del mar Mediterráneo y ha sido escondida por el fango, víctima de su propio peso, al igual que muchas otras ciudades que fueron legendarias hace más de 2.500 años y que existían imponentes en la bahía de Abukir.

Esta bahía se encuentra ubicada en el Mar Mediterráneo, en la costa de Egipto, cerca de la ciudad de Rosetta en el delta del río Nilo. A finales del siglo VIII el Portus Magnus o gran puerto de Alejandría, incluso el Palacio de Cleopatra VII, además de las ciudades identificadas como Heraclion y Canopo; ya habían desaparecido de tierra firme.

Esto hacía que fueran prácticamente un mito, hasta que sus restos fueron hallados por el arqueólogo de origen francés Franck Goddio, durante una exploración realizada junto con un equipo que era parte del Instituto Europeo de Arqueología Submarina; que a lo largo de 18 años, y gracias a los avances tecnológicos en este campo, han podido sacar a la luz muchas piezas valiosas de arte, que son pertenecientes a siglos desde el VII A. C. hasta el VIII D.C.

Las riquezas culturales encontradas, abarcan desde los últimos días de vida de los faraones hasta la existencia de Alejandro Magno; pasando por el período del gobierno griego o la conquista a cargo del Imperio Romano. Más aún, se tienen hallazgos de los tiempos bizantinos hasta prácticamente el comienzo de la época Islámica, algo de incalculable valor histórico.

Estos testimonios únicos de la historia del pueblo egipcio, reflejan la importancia que representan estas tres ciudades, que durante la antigüedad eran importantes centros de comercio, cultura, religión y ciencia. Algo que fue explicado por Franck Goddio, durante una entrevista que le fue realizada.

Este arqueólogo francés, también comentó sobre las piezas que fueron encontradas durante la investigación en el fondo del Mar Mediterráneo; manifestando que “Entre las piezas más valiosas destacan la estatua de una reina –Arsinoe II– de granito negro, de 150 cm de altura, del siglo III A.C y procedente de Canopo, la primera estatua en la que se mezcla el arte egipcio y el griego”.

Resaltando además la importancia de las estelas del Faraón Nectabeo I, donde se encuentran indicios de que las ciudades de Thonis y Heraclion, eran una misma cosa; debido a que en egipcio se le denominaba Thonis, pero esta ciudad por parte de los griegos, recibió el nombre de Heraclión. Cuyo último vestigio descubierto fue un templo en honor al Dios Khonsu-Thot.

Según explica el arqueólogo Goddio: “En su interior aparecieron interesantes indicios relacionados con una antigua ceremonia denominada Los misterios de Osiris, que se celebraba entre los templos de Amón en Heraclión y Osiris en Canopus”.

Pavlopetri la ciudad sumergida más antigua 

Durante el año de 1967 un geólogo marino de nombre Nicolás Flemming, perteneciente al Instituto de Oceanografía de Southampton, situado en Inglaterra; descubrió la ruinas del yacimiento de Pavlopetri, en la costa sur de Laconia en Grecia, considerándola como la ciudad sumergida más antigua del mundo.

Este paso inicial, sentó precedente para que posteriormente en el año de 1969, se trazara un mapa con todos los detalles sobre los vestigios que en dicho lugar se encontraron, relativos al Período Micénico, es decir, aproximadamente entre los años del 1.600 al 1.000 A.C.; lo que se realizó a cargo de personal calificado de la Universidad de Cambridge. Luego hasta el año 2009, no se realizaron estudios adicionales en cuanto al tema.

Este fue un proyecto que terminó siendo paralizado y guardado en manos del gobierno griego. Lo que fue manifestado por el arqueólogo John Henderson, perteneciente a la Universidad de Nottinghanm, quien es el primero en obtener permiso oficial, desde hace cuarenta años, para continuar con estas investigaciones.

Para lo cual comienza un trabajo conjunto con la Delegación de Antigüedades Subacuáticas del Ministerio de Cultura griego, a partir del año 2010, en donde comienzan un trabajo de campo que se basó en una exploración subacuática digital y completamente detallada, además de un estudio de los restos estructurales de la ciudad de Pavlopetri.

Los hallazgos fueron impresionantes, superando todas las expectativas de los investigadores submarinos; puesto que se encontraron 9.000 metros cuadrados de construcción y cerámicas que daban indicios de que esta ciudad existió durante la Edad del Bronce, al menos desde el año 2.800 al 1.100 A.C.

Identificaron dentro de sus paredes un Megaron o salón rectangular, de comienzos de la época del Bronce. Se dice que esta ciudad fue abandonada aproximadamente en el año 1.100 A. C., y que posteriormente fue tragada por el Mar Mediterráneo, debido a que se presentaron tres terremotos que asolaron esta región.

Pero aún se mantiene visible en el lecho marino la disposición urbanística con que contaba este asentamiento: sus calles, viviendas, patios, tumbas cavadas en la roca, templos destinados al culto; todo ello se aprecia aún bajo las aguas del mar, que han conservado toda esta reliquia arquitectónica, que espera ser rescatada para aumentar el conocimiento cultural de la humanidad.

Finalizamos este interesante punto sobre los misterios bajo el Mar Mediterráneo, comentando que desafortunadamente las excavaciones arqueológicas están detenidas en estos momentos, debido a que la crisis económica sufrida por Grecia no permite continuar costeando la investigación. Esperemos que pronto se pueda retomar, para evitar que pasen muchos más años y que estas estructuras terminen perdiéndose por completo.

Mar Mediterráneo

Leyendas del Mar Mediterráneo

El Mar Mediterráneo con el pasar de los años ha sido escenario de los más increíbles relatos, siendo el tópico literario por excelencia y tema de fondo para la creación de poemas y ambientes en torno a los cuales se han desarrollado una serie de novelas y cuentos.

Este hermoso cuerpo de agua ha sido navegado por héroes y guerreros, cuyas hazañas se han contado en gestas y leyendas, como La Odisea del poeta Homero, que vivió en aquellos antiguos años marcados por el siglo VIII A.C., y cuya obra ha trascendido en el tiempo con gran luminosidad.

Por otro lado se encuentra Amin Maalouf, quien nos presenta el Mediterráneo como puente entre culturas, a través de la peregrinación de León el Africano, durante los últimos momentos del reino nazarí en Granada, por el Nilo, Roma y Constantinopla.

Como esta, muchas otras obras excelentes se han inspirado en la presencia del Mar Mediterráneo, como majestuosa creación de la naturaleza, aprovechada por el hombre para su desarrollo y crecimiento, tanto económico como cultural.

Durante un reportaje publicado en abril del 2019 por El País, se resalta que durante muchos siglos la historia de Europa ha pasado por el Mediterráneo y no por el hecho de que no existiesen otros mares, continentes o pueblos, sino porque las personas eran incapaces de verlos, con lo han hecho con el Mediterráneo.

Como ejemplo se cita El cuarteto de Alejandría de Lawrence Durrell, recordando sus primeros compases de Justine, el tomo con el que inicia la novela coral:

“Otra vez hay mar gruesa y el viento sopla en ráfagas excitantes: en pleno invierno se sienten ya los anticipos de la primavera. Un cielo nacarado, caliente y límpido hasta mediodía, grillos en los rincones umbrosos, y ahora el viento penetrando en los grandes plátanos, escudriñándolos…”.

Pero además, las aguas del Mar Mediterráneo se prestan para los relatos de fascinantes leyendas y cuentos marinos, que imaginarias o no, cuentan la existencia de criaturas que vivieron en el fondo de este mar o cerca de sus costas, en tiempos remotos y que muchas pueden ser reales. Entre las cuales destacamos las siguientes.

Mar Mediterráneo

Sirenas

Sin lugar a dudas, las sirenas han sido consideradas como una de las criaturas marinas más famosas, además de temidas. Las formas con las que han sido descritas son varias, pero la más común es la ofrecida por la mitología griega, donde las presenta con la parte superior de su cuerpo como el de una mujer normal, pero de la cintura hacia abajo como un pez.

Se contaba que estaban provistas de una voz especial y que con sus cantos hipnotizaban a los marineros, haciendo que sus barcos se estrellaran contra rocas y acantilados, o que permanecieran a la deriva sin rumbo. Estas sirenas han tenido importante relevancia, especialmente en la cultura griega y romana.

La explicación científica que se ha dado a este tipo de visión sobre las sirenas, se basa en el hecho de que los marinos por falta de alimento y a causa de la deshidratación y el excesivo calor, entraban en un estado de semi-locura, que les hacía tener alucinaciones.

Pero lo cierto es que sea alucinación o realidad, las sirenas siguen siendo criaturas muy populares, que protagonizan series televisivas, películas del cine, novelas, cuentos y poemas; todo lo que permite al intelecto humano dar vida a estos seres mitológicos.

El Octópodo Gigante

Con el nombre de Kraken se identifica a un pulpo gigante y temido en el mundo. En torno a él se han escrito leyendas, mediante las cuales se cuenta que destrozaba barcos enteros, siguiendo las órdenes de los dioses.

Pero lo interesante de este caso, radica en que varias culturas hacen referencia a este octópodo en distintos momentos de la historia; coincidiendo en su descomunal tamaño y en el hecho de que dejaba un remolino detrás de sí, cuando se dirigía hacia el fondo del Mediterráneo, especialmente llevándose consigo algún barco.

Como referencia, se indica que el pulpo más grande que se registrado en el mundo hasta la fecha mide unos nueve metros y fue visto cerca de costa este de Japón.

Mar Mediterráneo

Con todos estos Mitos y Leyendas, donde la realidad se confunde con la fantasía, finalizamos con un punto que es real; pues se trata de la belleza con la que cuenta el Mar Mediterráneo, donde el turismo a nivel mundial lo elige como su destino frecuente, volcándose masivamente a aprovechar sus costas, de inmejorable clima.

Sus playas permiten que todos sus visitantes pasen largas horas de descanso y diversión, por estar provistas de un paisaje de ensueño, con su inspirador color azul profundo y unas costas de belleza singular, como las vistas de las islas griegas o en las croatas; no importa el país o lugar que se visite, todas las riberas del Mar Mediterráneo son un paraíso natural.

Todo esto se puede sentir en la popular canción interpretada por Joan Manuel Serrat, llamada Mediterráneo, la cual pueden disfrutar mediante el video que les dejamos a continuación:

Esta canción fue compuesta por Joan Manuel Serrat de nacionalidad española, en la Costa Brava, una región que comienza en Blanes y finaliza en la frontera con Francia; cuando el artista contaba con 26 años, y se encontraba viviendo y mirando al mar desde un hotel de Calella de Palafrugell.

Si la información encontrada en este artículo ha sido de su agrado, le invitamos a descubrir más a través de los siguientes enlaces:

(Visited 81 times, 1 visits today)