Todo acerca del Lago Peñuelas, un embalse de Valparaíso

Actualizado En

El lago Peñuelas es un embalse artificial construido a principios del siglo XX, que se convirtió en un ecosistema de suma importancia para la biodiversidad de especies en Chile y se encuentra ubicado dentro de una Reserva Nacional. Te invitamos a conocer más sobre este lago, aquí.

LAGO PEÑUELAS

Historia del Lago Peñuelas

Al principio no existía el lago Peñuelas, en su lugar había un caserío llamado Peñuelas, el cual se estableció a lo largo del camino que era transitado por pobladores y viajeros que buscaban llegar desde Santiago de Chile a Valparaíso. Fundamentado en las necesidades de los viajeros, se empezó a establecer el poblado sin ningún tipo de planificación y de forma espontánea.

Los viajeros necesitaban en algún momento del recorrido tomarse un descanso y beber algo refrescante, para poder continuar el viaje hacia el Puerto de Valparaíso y la misma necesidad se presentaba en el viaje de regreso de la playa. Todo esto ocurría a principios del siglo XVII.

De esta manera y sin que fuera algo planificado, las personas comenzaron a edificar casas y se estableció el pueblo Peñuelas. Su crecimiento y desarrollo a partir de ese inicio siempre iba de la mano con el tráfico de pasajeros que se movilizaban desde la capital hacia el puerto y también el tráfico comercial. Ya para finales del siglo XIX, existía también Placilla de Peñuelas, ubicado al este del Puerto, un caserío distinto a Peñuelas, que se ubicaba al sureste.

Toda esta área era una amplia meseta o llanura en la cual se encontraba establecida flora y fauna nativa de la región, de la que siempre hicieron un uso sustentable las antiguas poblaciones prehispánicas que vivieron en esta zona de Chile. Posteriormente estas llanuras se conformaron en grandes haciendas, entre las que podemos nombrar Las Palmas, Las Cenizas, La Placilla y por supuesto Peñuelas. Como podemos ver ambos caseríos tomaron sus nombres de las haciendas o latifundios que previamente se encontraban en el área.

La extensión de las tierras era tal, que formaba parte de dos distritos diferentes, el distrito número 6 y el distrito número 2, el primero pertenecía al  departamento de Casablanca y el segundo al departamento de Valparaíso. El llano de Peñuelas es en realidad una meseta que limita con los cerros Las Tablas ubicados al sur, los Altos del Puerto que se ubican hacia el oeste y Las Palmas que se distribuyen al norte y al este.

Peñuelas era un caserío que se distribuía a lo largo del camino hacia el Puerto, sin embargo Placilla de Peñuelas comenzó a crecer e incluso a desplazar en importancia al caserío, llegando a mediados del siglo XIX a absorberlo y creándose un solo poblado que pasó a llamarse solamente Placilla.

También hay información que indica que la población de Placilla se distribuía a lo largo del camino por al menos 2 kilómetros, con casas que se ubicaban a ambos lados y quedaba a 14 kilómetros de Valparaíso.

LAGO PEÑUELAS

Tiempo después de que ambos poblados se convirtieran en Placilla, Chile liberaba una guerra civil en la última parte del siglo XIX, la misma se conoce actualmente como la batalla de Placilla, la cual puso fin a la guerra civil el 27 de agosto de 1891, fecha en la que emprendieron camino hacia esta localidad más de diez mil soldados que apoyaban al gobierno del Presidente José Manuel Balmaceda Fernández, de esta manera se inició la batalla que terminó poniendo fin a su gobierno.

El Presidente Balmaceda tenía la intención de unir en su programa de gobierno a los liberales en un solo partido político, sin embargo un acto reconocido como autocrático por parte del Congreso de Chile, le dio un vuelco a la historia de este país. El presidente Balmaceda firmó la aprobación del presupuesto nacional sin contar con el visto bueno del Congreso y este acto dio paso al inicio de la guerra civil en Chile.

El 28 de agosto a primera hora de la mañana, comenzó el ataque contra las fuerzas del gobierno, quienes se encontraban en dominio del valle de Peñuelas en el sector de Placilla.

Fue un ataque feroz por parte de las fuerzas congresistas que ameritó el uso de todas las fuerzas balmacedistas, sin embargo, a las 10:30 de la mañana, ya las fuerzas congresistas tenía las alturas en su poder y continuaron su avance hacia Valparaíso. Fue una batalla cruenta, ambos bandos tuvieron numerosas bajas.

LAGO PEÑUELAS

Derrocado el gobierno del presidente Balmaceda, toma posesión por decisión del gobierno el Capitán de Navío Jorge Montt, quien gobernó por 5 años, tratando de reconciliar al pueblo chileno. Se aprobó el proyecto para la construcción de una represa, la represa de Peñuelas, por lo que parte del pueblo Peñuelas, incluyendo muchas de sus haciendas y tierras aledañas serían inundadas, para crear la represa que surtiría de agua a la ciudad de Valparaíso.

La represa, que es hoy en día el lago Peñuelas, fue construida entre los años 1895 y 1900, el presidente para la época era Federico Errázuriz Echaurren quien entendió el objetivo de construir la represa, para cubrir las necesidades de agua potable del Puerto de Valparaíso, dio el visto bueno y el presupuesto necesario para la construcción de la misma.

Se comenzaron a llenar los valles con las aguas que bajaban de los cerros  Las Tablas y las Palmas, los cuales estaban conformados por innumerables quebradas, así quedaron bajo sus aguas la iglesia parroquial, el cementerio y varias de las casas que conformaban parte del pueblo.

Participaron en la construcción de la represa muchos de los habitantes del poblado La Placilla, quienes cuentan que la misma está construida con ladrillos unidos con arcilla y que sobre esos muros de ladrillos se colocaron grandes trozos de rocas que también se unían con este material.

LAGO PEÑUELAS

Así nace entonces el Lago Peñuelas, creado artificialmente dentro de una  Reserva Nacional, una figura de área protegida en Chile que tiene como objetivo la conservación de la naturaleza. La misma se encuentra administrada por el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado  chileno, mejor conocida por sus siglas SNASPE.

El Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas es fundamental para salvaguardar el patrimonio natural y cultural de Chile, siendo la Reserva Nacional Lago Peñuelas una parte importante, también fue declarada en conjunto con el Parque Nacional La Campana, como una Reserva de la Biosfera, por su alta diversidad característica de los ambientes mediterráneos de la región, en donde se encuentra el hermoso Lago Peñuelas.

Este lago, como muchos otros de Chile, ha sufrido una disminución en el nivel de sus aguas, sin embargo esto ha permitido encontrar piezas importantes de la historia de esta región en donde se encuentra. El lago Peñuelas al igual que la Reserva Nacional se encuentra bajo el cuidado de la Corporación Nacional Forestal, conocida como el CONAF.

Los guardabosques en sus recorridos han tenido una serie de hallazgos de piezas arqueológicas que cuentan mucho de su historia, entre ellos destaca la histórica casa patronal, así como una gran cantidad de botones de trajes militares y casquillos de balas que cuentan de las batallas que se libraron.

También dentro de los objetos se encuentran insignias que identifican a los batallones que se enfrentaron en la Batalla de Placilla. Dentro de los hallazgos se encuentra la casa patronal de Claudio Vicuña, quien fue un político de Valparaíso que apoyó a las fuerza balmacedistas.

Asimismo se han hallado objetos indígenas precolombinos, que se cree pueden ser de la cultura Bato, cuyas piezas se caracterizan por unos rasgos muy particulares sobretodo en su decoración, forma y patrones lineales y punteados. Esta cultura habitó esta zona hace aproximadamente mil años. Adicionalmente a las piezas de cerámica, se han hallado piezas líticas que se encontraban bajo las aguas del lago Peñuelas.

También se han encontrado vestigios de los asentamientos de poblaciones aborígenes como los pikumche, quienes eran expertos cazadores de guanacos, estos son unos camélidos parecidos a la Llamas que habitaban las quebradas y cerros que hoy en día forman parte del lago Peñuelas.  Los antiguos picunches también eran agricultores, recolectores trashumantes y ganaderos, trabajaban la alfarería, los metales y la piedra.

Son tantos los objetos encontrados, que se tiene previsto crear un museo en donde se pueda mostrar la historia del lugar, acompañado por supuesto con muestras de la gran diversidad biológica de este bello ecosistema. Para ello se han incorporado especialistas, arqueólogos e historiadores que están dispuestos a recuperar e identificar los objetos que han ido apareciendo, todo ello con el propósito de resguardar la historia chilena.

Ubicación

El lago Peñuelas se ubica a tan solo 19 kilómetros del Puerto de Valparaíso, el cual es un terminal marítimo que se encuentra en la ciudad de Valparaíso, Chile. Este puerto se constituye como el más importante de ese país.

Si hacemos una ubicación referencial del lago Peñuelas y la ciudad de Santiago de Chile, este se ubica al oeste de la capital chilena a unos 100 kilómetros de distancia. Se puede realizar el recorrido utilizando la ruta 68, conocida popularmente como el camino a Valparaíso, la cual se ha convertido en una ruta muy importante porque une dos de las ciudades urbanas más grandes y desarrolladas de Chile.

Reserva Nacional Lago Peñuelas

La Reserva Nacional Lago Peñuelas, es un  área silvestre protegida por el Estado de Chile, que en unión con el Parque Nacional La Campana conforma una Reserva de la Biosfera. Esta Reserva es el ambiente que sirve de hogar a más de 150 especies autóctonas de la zona.

También es el lugar en donde se establece un número importante de plantas, sin embargo y a pesar de ser un área protegida, están identificadas especies que se encuentran en peligro, algunas en estado de vulnerabilidad y otras que no han sido lo suficientemente estudiadas, en ello radica la importancia de la Reserva Nacional Lago Peñuelas, en donde se encuentra el hermoso lago Peñuelas.

La Reserva Lago Peñuelas fue creada utilizando la figura de decreto y se encuentra bajo la ley número 859, este decreto se hizo vigente en el año 1952.  Tiene una superficie de 9.262,3 hectáreas, incorporándose a ese total la Reserva de la Biósfera Campana – Peñuela en el año 1985.

Este espacio natural cuenta con senderos para realizar recorridos, entre los que podemos nombrar como el más visitado al sendero Los Petrillos, el cual se encuentra en el sector sur de la reserva nacional, sus caminerías tienen una extensión de 750 metros de largo, lo cual supone un recorrido de aproximadamente una hora y media. Para realizar el paseo, los visitantes deben ser acompañados por un guardaparques del CONAF.

También se encuentra el sendero Las Orquídeas y Los Coipos, este último a pesar de ser un poco más extenso que el sendero Pretillos, puede ser recorrido en menor tiempo ya que reviste un poco menos de esfuerzo y dificultad.

LAGO PEÑUELAS

Los espacios de la Reserva Nacional Lago Peñuelas tienen áreas destinadas para el confort de sus visitantes, de manera que hay disponibilidad de baños para todo público, incluyendo personas con capacidades motoras limitadas. También hay zonas para acampar, hacer picnic, hermosos miradores, sectores para la pesca, ciclorrutas y mucho más.

A pesar de las condiciones del nivel de la laguna Peñuelos, la Reserva nacional lago Peñuelos sigue siendo un lugar hermoso de recreación y camping, en el cual se puede practicar la caza. Está conformado por sitios especialmente seleccionados para el esparcimiento, descanso, avistamiento de aves y lugares de reconocimiento de flora.

La Reserva Nacional lago Peñuelos ofrece a sus visitantes 6 áreas para realizar picnic que llevan el nombre de algunos de sus animales nativos, uno de estos lugares se llama Los Chercanes, en honor a un diminuto pájaro conocido también como ratona. Otra de las zonas se llama Los Chincoles, también su nombre proviene de una hermosa ave de la zona que en oportunidades es confundida con un gorrión, pero tiene un bello copete con rayas negras que lo distingue de otros.

Continuamos con la zona de picnic llamada Las Hualas, en referencia a una hermosa ave asociada al cuerpo de agua del lago Peñuelas, que se caracteriza por tener un plumaje tornasol en su cuello y sus ojos de un color rojo intenso. Si tiene la oportunidad de visitar este lugar, disfrute y ponga mucha atención para identificar a esta hermosa ave que le da nombre al área. Por último se encuentra la zona llamada Los Patos, Las Perdices y Las Codornices, todas ellas aves ampliamente conocidas.

LAGO PEÑUELAS

Características

Como hemos mencionado, el lago Peñuelas no es natural sino que ha sido creado de manera artificial y se encuentra dentro de un área protegida bajo la figura de Reserva Nacional Lago Peñuelas. A pesar de su origen, este lago se ha convertido en un ecosistema de gran importancia para la biodiversidad de plantas y animales que utilizan este ambiente y se establecen en los alrededores, así como en el propio cuerpo de agua.

La cuenca del lago Peñuelas cuenta con más de 85 subcuencas, que se encuentran articuladas a un cauce principal que fluye sus aguas hacia el centro de la misma, el aporte de agua de la cuenca y las precipitaciones son las que mantienen los niveles del lago Peñuelas. El embalse tiene una capacidad de 93.000.000 metros cúbicos de agua,  convirtiéndose en un excelente reservorio de agua potable para la región.

Los suelos donde se asienta el lago Peñuelas son deposicionales y tienen origen granítico, por otro lado, en los cerros que se encuentran a su alrededor es posible apreciar que los suelos suelen ser de color rojo graníticos y textura arcillosa.

Las características climáticas que se presentan en el lago Peñuelas permiten que la vegetación que se establece en la región presente cualidades adaptativas especiales, como por ejemplo especies con hojas esclerófilas, estas son hojas perennes duras, lo que les da una capacidad especial para resistir las sequías veraniegas de la región; también existen especies de plantas con tallos engrosados en su base, lo que les permite conservar humedad durante mucho más tiempo que otras especies desprovistas de esta cualidad.

La zona central chilena se considera un área de alto endemismo, de riqueza y diversidad florística excepcional. En referencia a los niveles de agua del lago Peñuelas, en épocas de precipitaciones normales el lago puede llegar a tener una superficie de aproximadamente 1.000 hectáreas, sin embargo ha llegado a bajar su nivel hasta 200 hectáreas.

En este punto es importante mencionar que dinámica del lago Peñuelas es muy dependiente de las precipitaciones que se presentan en la región, haciéndolo un ecosistema un poco vulnerable. También durante años la reserva nacional ha sido objeto de la siembra de especies alóctonas que igualmente han influido en la capacidad de almacenamiento de agua por parte del lago, pues son hídricamente demandantes.

Clima

El clima de esta región está catalogado como mediterráneo con influencia marítima, mientras que según la clasificación de Köppen (1931) en el lago Peñuelas se presenta un clima clima templado cálido, con una humedad suficiente. En términos de codificación es un clima Cfa, Csb, con presencia de lluvias invernales y estación seca prolongada.

Los períodos de lluvia son frecuentes durante el invierno y se presenta una estación seca muy bien definida, que puede permanecer por espacio de 6 a 8 meses. La temperatura promedio anual se ubica en los 14 °C y la precipitación promedio anual es de 520 mm.

Flora y Fauna

Debemos tener presente que el lago Peñuelas al encontrase dentro de los limites de una Reserva Nacional, está destinado no solo a la recolección de agua potable para abastecer al Puerto de Valparaíso, sino también a la protección y preservación de las especies vegetales y animales que viven en él.

Se encuentran presentes en este maravilloso ecosistema, al menos tres tipos de vegetación reconocidos, entre los que se encuentra una asociación de bosque y matorral en el que predominan las especies de espino de nombre científico Vachellia caven y algarrobo de nombre científico Prosopis chilensis, este último es una leguminosa cuyo fruto sirve de alimento para el ganado.

También se encuentra identificado el Bosque Mixto en donde se hallan especies como el molle, el litre de nombre científico Lithraea caustica, es una de las especies endémicas de Chile, al igual que el Quillay de nombre científico Quillaja saponaria, esta especie alcanza los 20 metros de altura y es propia de ambientes y suelos bajos en nutrientes.

Asimismo figura la Cryptocarya alba mejor conocida como Peumo y el Trevo, también llamado palo santo de nombre científico Dasyphyllum diacanthoides, que es otra de las especies endémicas de Chile y acostumbra establecerse en lugares de mucha sombra y humedad.

En el matorral riparino es muy común encontrar la rosa mosqueta, esta es una especie ampliamente reconocida por sus aceites esenciales los cuales tienen amplias capacidades regenerativas. También la zarzamora y el romero son especies que se encuentran en este tipo de vegetación.

En este mismo orden de ideas, debemos señalar que la vegetación ribereña del lago Peñuelas ha sido muy intervenida y es por ello que se pueden encontrar formaciones vegetales como los matorrales espinosos caducifolios, mientras que en el nativo bosque mixto se pueden encontrar especies exóticas como el pino radiata.

Es así como otras especies que han sido utilizadas en reforestaciones como el eucalipto sp, se entremezclan con especies autóctonas de la región, donde se identifican incluso especies ornamentales como la hortensia, malva, entre otras. Dentro de las especies de la región que han sido identificadas y que se presentan en poblaciones importantes debemos señalar el palqui o duraznillo negro, la chilca de nombre científico Nardophyllum lanatum, al igual que la galega de nombre científico Galega officinalis.

Esta lista se complemente con la presencia del tabaco del diablo, especie vegetal conocida popularmente con ese nombre por la forma de sus llamativas flores de color rojo intenso, su nombre científico es Lobelia tupa.También, el sauce mimbre es una especie nativa y su nombre científico es Salix viminalis, tiene una gran importancia comercial debido a que esta fibra es utilizada en la elaboración de muebles.

A pesar de encontrarse el lago Peñuelas en una Reserva Nacional, se hallan algunas especies vegetales que deben ser especialmente protegidas pues se consideran de alguna manera amenazadas, entre ellas podemos nombrar a la Leucocoryne ixioides comúnmente conocida con el nombre de Huilli, la Citronella mucronata conocida con el nombre de naranjillo y la Chloraea insisa, una bella orquídea nativa de Chile de hábito terrestre.

También dentro de estas especies vulnerables se encuentra Puya chilensis, conocida con el nombre común de Chagual, es una bromelia que crece en las estribaciones de la zona, luego Herbetia lahue es una hierba bulbosa de bellas flores que es conocida con el nombre de Lahue.

Pero no podemos dejar de nombrar entre las especies vegetales en categoría de conservación al belloto del norte, cuyo nombre científico es Beilschmiedia miersii, la palma chilena llamada también Can Can, Lilla y palma de coquitos, cuyo nombre científico es Jubaea chilensis y el lingue del norte, por mencionar a las especies más representativas de la región.

Es importante señalar que a pesar de que el lago Peñuelas se encuentra en un área bajo un régimen de protección como es la reserva nacional, durante la dictadura militar de Augusto Pinochet que duró desde el año 1973 hasta que fue derrocada en el año 1990, se concedieron permisos y se adjudicaron licitaciones para que fueran intervenidas estas zonas con especies alóctonas como el Pinus radiata y el Eucalyptus sp, lo que trajo serias consecuencias en las formaciones vegetales propias del lugar y sobre sus animales.

Pero eso no es todo, porque esto también trajo como consecuencia un aumento en el número de incendios forestales, debido a que estas son especies de fácil y persistente combustión. A pesar de ello la Reserva Nacional del Lago Peñuelas mantiene una elevada diversidad florística compuesta por especies nativas.

Podemos resumir que se han identificado en la reserva del lago Piñuelas al menos 337 especies vegetales, entre las cuales predominan las dicotiledóneas y monocotiledoneas. Además están identificadas 14 especies con problemas de conservación, cuyas poblaciones deben ser permanentemente monitoreadas.

Con respecto a la fauna, existen una serie de especies protegidas que dieron origen o fundamentaron a la decisión de convertir el área en una zona protegida, entre ellas debemos nombrar al cisne cuello negro, de nombre científico Cygnus melancorys, tal como podemos intuir por su nombre es un ave de plumaje blanco pero tiene todo el cuello y su cabeza cubierta de un plumaje de color negro, lo que la hace muy atractiva. Asimismo destaca el Halcón peregrino, un ave de gran tamaño de nombre científico Falco peregrinus.

Entre otros animales, el gato colocolo también es llamado gato de los pajonales, es un felino más grande que los gatos domésticos y se caracteriza por presentar unos anillos de pelaje oscuro en su cola y en sus patas unas franjas oscuras. El lagarto chileno, también es llamado lagarto llorón, dicen los que se han topado con este extraño animal que cuando se siente en peligro hace un sonido similar al llanto de una persona, de allí su nombre común, pero el nombre científico es Liolaemus chiliensis.

La reserva nacional lago Peñuelas podemos considerarla como un refugio de aves, en la cual se han identificado al menos ciento veinte especies, que se encuentran distribuidas en diferentes hábitats de este majestuoso ecosistema, de modo que encontraremos aves asociadas a las zona de estepas, otras en el bosque mixto, en los matorrales y el propio lago.

Asociadas a los cuerpos de agua podemos señalar a varias especies de patos de colorido plumaje, como el pato jergón de nombre científico Anas geórgica, su plumaje con tonalidades de marrones claros hace un contraste increíble con su pico amarillo. El Marreca colheira, mejor conocido como pato cuchara, también la grande y esbelta garza cuca con su plumaje gris azulado que se aclara aún más hacia su cabeza, de largas patas que le permiten caminar en el agua para alimentarse de peces y larvas, que es su alimento favorito.

Dentro del grupo de los mamíferos se encuentra el zorrillo o chingue que se caracteriza por su fétido olor, el que dispersa cuando se siente amenazado, su nombre científico es Conepatus chinga, también están el zorro culpeo o Pesudalopex culpeus y Pseudalopex griseus o zorro chilla, los conejos y un número alto de especies de roedores.

Dentro del lago destaca la presencia de peces como la carpa, pocha y el pejerrey, que han sido introducidas en el lago. Además hay reptiles y anfibios como lagartijas, sapos y ranas autóctonas como la rana chilena cuyo nombre científico es Caudiverbera caudiverbera, que incluso pueden ser vistas en el lago Peñuelas.

Represa del Lago Peñuelas

Cuando hablamos de una represa se trata de una barrera que puede ser fabricada con diferentes materiales, entre ellos piedra, hormigón o sedimentos sueltos; la mayoría de las veces se construyen en zonas hacia donde fluyen ríos, quebradas o arroyos. Las represas tienen la finalidad de acumular grandes cantidades de agua y ser utilizadas con diversos propósitos como pueden ser riego, funciones hidroeléctricas, generación de energía cinética o mecánica o simplemente para almacenamiento de agua.

Como hemos indicado anteriormente el lago Peñuelas es artificial, por lo tanto técnicamente hablando es una represa que fue construida con el propósito de abastecer de agua potable a la ciudad de Valparaíso. Se trata de un talud enrocado tanto aguas arriba como aguas abajo, de 390 metros de largo y 6 metros de ancho en lo que se llama la corona de la represa.

Sobre esta zona se levanta un parapeto (término arquitectónico) el cual está compuesto por un muro de enrocado que tiene una altura de 1,9 metros y un ancho de 0,7 metros. Cuenta con una torre de captación por donde se permite el ingreso del agua que será dirigida hacia las plantas de tratamiento para garantizar su potabilidad y posterior envío a Valparaíso.

También cuenta con un sistema de compuertas que permiten seleccionar la altura de la entrada cuando hay suficiente nivel de agua, por otro lado cuando el nivel es muy bajo, cuenta con un sistema de bombeo que permite dirigir el agua desde las zonas que aún contengan el vital líquido.

La represa del lago Peñuelas se caracteriza porque su mayor ingreso de agua es a través de las precipitaciones que suceden en la zona, por lo que el cambio climático ha afectado de manera notable la cantidad de agua que ingresa a la represa, mostrando de manera paulatina una disminución de su cuerpo. A esto se debe sumar la tasa de evaporación del mismo, que también influye en su capacidad de almacenamiento.

Esta represa ha sido históricamente el principal reservorio de agua potable de la ciudad de Valparaíso, sin embargo actualmente se encuentra de baja, debido a que pasó de contar con un volumen de 98 millones de metros cúbicos a tener un volumen de 1,9 millones de metros cúbicos. Esto se traduce a tan solo el 2% de su verdadera capacidad.

Es importante señalar que en todo el análisis realizado sobre el impacto que ha generado el cambio climático en la cantidad de agua de la represa de Peñuelas, nadie ha comentado sobre el posible uso irracional del recurso por parte de los habitantes de la ciudad de Valparaíso, sería interesante analizar las tasas de consumo y el crecimiento poblacional de la ciudad, para descartarlo como un factor que esté impactando también los niveles de agua de la represa lago Peñuelas.

Problemas de capacidad hídrica

En la década de los años 90 la represa la misma se podía visualizar desde la ruta 68, era un punto que señalaba la cercanía a Valparaíso, el nivel del espejo de agua y la majestuosidad de este cuerpo artificial era tal, que permitía incluso a los viajeros poder pescar desde la orilla, sin necesidad de adentrarse en la represa.

Hoy lamentablemente se está verdaderamente lejos de ver algo similar en ese paisaje. De hecho, se debe ingresar con vehículo hasta el fondo para poder ver el agua que se esconde entre la vegetación, incluso se puede observar el suelo seco y árido. Todo esto ha afectado de manera importante a la vegetación circundante.

Se estima que el Lago Peñuelas ha perdido el 90% de su capacidad hídrica lo que ha impactado de manera contundente en varias especies de animales que se han visto en la necesidad de emigrar para conservar su vida. La vegetación seca incrementa las posibilidades de que se produzca un incendio, lo que pone en grave peligro a la Reserva nacional del Lago Peñuelas.

La cantidad promedio de precipitaciones que recibe el lago Peñuelas es de aproximadamente 505 mm de lluvia anual, sin embargo las lluvias han disminuido a 145 mm anuales, lo que por supuesto no compensa la salida de agua para abastecer a Valparaíso. Por lo tanto de las 1.600 hectáreas de agua que había originalmente, solo quedan 180 hectáreas cubiertas, encontrándose a menos del 10% de su capacidad.

Esta situación del nivel de agua del lago Peñuelas modifica de manera contundente los ecosistemas existentes, debido a que se reducen de manera notable los esteros, impactando directamente en las comunidades, especies vegetales y animales que se establecían en este espacio, a la vez que se incrementa la competencia y se ponen en peligro especies vulnerables.

El CONAF, como ente responsable de la Reserva Nacional Lago Peñuelas, ha informado que la avifauna y la flora asociada a los cuerpos de agua y humedales que se desarrollaron en las zonas adyacentes son los más afectados, trayendo como consecuencia incluso la migración de algunas especies.

Sin embargo la fauna asociada a bosques y matorrales se mantiene, aún cuando la sequía ha afectado muy fuertemente a la composición florística del lugar, debido a que hay especies que han tenido su proceso de floración antes de la época habitual, lo que modifica el ciclo reproductivo de las mismas, haciéndolas menos efectivas en su renovación.

Este tipo de cambios en la dinámica hídrica del lago Peñuelas por supuesto que afecta de manera directa la fauna acuática, los cuales ven disminuido su hábitat de manera contundente, esto aumenta la competencia intra e inter específica de las comunidades establecidas, afectando a las poblaciones preexistentes, incluso las especies alóctonas que habían sido muy efectivas en su adaptación a este ecosistema.

A pesar de todas estas dificultades, no se desmaya en la búsqueda de soluciones que permitan disminuir el impacto de la fuerte sequía que ha golpeado al lago Peñuelas, llevándolo a límites que casi lo hacen desaparecer.

A propósito de ello, la Corporación Nacional Forestal Chilena ha emprendido un reforestación con especies autóctonas de la Reserva Nacional Lago de Peñuelas que tienen una alta capacidad de retención de agua, lo que es una estrategia que a mediano plazo ayudará en la recuperación del lago y los diversos ecosistemas asociados a este cuerpo de agua.

Por otro lado, es oportuno mencionar que existen denuncias por parte de los pobladores señalando que los tributarios están siendo represados y su agua es utilizada por los empresarios, indicando que esta es la verdadera razón de la situación que presenta el lago Peñuelas.

Ellos también se ven afectados no solo por la falta de agua, sino por la pérdida de este lugar que es el hogar de todas las especies animales y vegetales que se establecieron en él y sirve como espacio de esparcimiento para el pueblo chileno y sus visitantes.

Debido a esta situación de sequía y a este tipo de denuncias la Corporación Nacional Forestal se ha propuesto incrementar el patrullaje para evitar acciones que puedan poner en peligro la Reserva Nacional del Lago Peñuelas. Ante la certeza de que existen muchos factores que se están modificando y que afectan al ecosistema como un todo, los incendios sería una situación que se debe evitar a todo costo.

La principal fuente de agua para la ciudad de Valparaíso es actualmente el río Aconcagua y este cuerpo de agua tampoco escapa de la situación de sequía extrema, ya que presenta una disminución drástica en su caudal. Por ello, también se activó un sistema de pozos y el embalse Los Aromos, hacemos referencia a este hecho por considerar que este tipo de manejo y estrategias deberían tener una repercusión positiva sobre la recuperación del lago Peñuelas.

Si este artículo fue de su agrado le invitamos a conocer más en los siguientes enlaces:

(Visited 191 times, 1 visits today)