Mar de Tasmania, al suroeste del Océano Pacífico

En el suroeste del océano Pacífico se ubica el singular mar de Tasmania que acoge en su fondo marino un espectacular mundo volcánico. Te invitamos a conocer este enigmático mar, su ubicación, historia, formación, características en cuanto a clima, flora, fauna, así como acerca de sus impresionantes volcanes.

Mar de Tasmania

Ubicación del mar de Tasmania

El mar de Tasmania es un mar marginal que se ubica en la sección del suroeste del océano Pacífico, entre la costa sureste de Australia y Tasmania, al oeste, y Nueva Zelanda, al este.

Se le considera marginal, de acuerdo con la oceanografía, porque se trata de un mar situado en los márgenes de dos grandes territorios, siendo parcialmente cerrado por grandes penínsulas o cadenas de islas.​ Te interesará conocer la Reserva marina de las islas Macquarie, ubicada también en el Pacífico.

El mar de Tasmania es coloquialmente llamado en el inglés australiano y neozelandés como the Ditch. Así, por ejemplo, es muy común escuchar decir en la región la expresión “cruzar el Ditch”, que puede significar viajar a Australia desde Nueva Zelanda, o viceversa.

Este término the Ditch, que es como un diminutivo, es comparable a the Pond, utilizado para referirse al océano Atlántico Norte.

El mar recibió su nombre del navegante holandés Abel Janszoon Tasman, que lo recorrió en 1642, siendo el primer europeo registrado que llegó a Nueva Zelanda y Tasmania. Te recomendamos la lectura de El Parque Natural del Mar de Coral, cercano al mar de Tasmania.

Mar de Tasmania

Posteriormente, el teniente James Cook navegó extensamente por el mar de Tasmania en la década de 1770 como parte de su primer viaje de exploración.

Con una profundidad máxima que supera los 5.200 metros, el fondo marino se caracteriza por alojar la cuenca de Tasmania.

La corriente ecuatorial del sur y la deriva de los vientos alisios alimentan la corriente del este de Australia, que se mueve hacia el sur y es la influencia dominante a lo largo de la costa australiana.

De julio a diciembre su efecto es mínimo, y las aguas más frías del sur pueden penetrar hasta la latitud 32° S.

En el este del mar de Tasmania, la circulación superficial está controlada por una corriente procedente del Pacífico occidental de enero a junio y por aguas subantárticas más frías que se desplazan hacia el norte a través del estrecho de Cook de julio a diciembre.

Estas diversas corrientes hacen que el clima del sur del mar de Tasmania sea generalmente templado y el del norte subtropical.

Mar de Tasmania

Situado en el cinturón de vientos del oeste conocido como los “cuarenta rugientes”, el mar destaca por su carácter tormentoso.

El mar está atravesado por rutas marítimas entre Nueva Zelanda y el sureste de Australia y Tasmania, y sus recursos económicos incluyen la pesca y los yacimientos de petróleo en la cuenca de Gippsland, en el extremo oriental del estrecho de Bass.

El sur del mar está atravesado por depresiones que van de oeste a este. El límite norte de estos vientos del oeste está cerca de los 40°S.

Durante el invierno austral, de abril a octubre, la rama septentrional de estos vientos del oeste cambia su dirección hacia el norte y se enfrenta a los alisios.

Por lo tanto, el mar recibe con frecuencia vientos del suroeste durante este periodo. En el verano australiano (de noviembre a marzo), la rama sur de los vientos alisios sube contra los vientos del oeste y produce más actividad eólica en la zona.

Mar de Tasmania

Extensión

La Organización Hidrográfica Internacional define los límites del mar de Tasmania como:

  • En la línea A Oeste partiendo de la isla Gabo, próxima al Cabo Howe, 37°30’S, llegando al punto noreste de la isla East Sister (148°E). De ahí se sigue el meridiano 148 hasta la isla Flinders.
  • Desde esta isla, parte una línea hacia el este de Vansittart Shoals y llega a la isla Cabo Barren. Desde este punto, que es el más oriental de la isla, se llega a Eddystone Point, que está a 41°S en Tasmania.
  • Se sigue desde allí pasando toda la costa oriental hasta llegar a South East Cape, lugar más meridional de Tasmania.
  • En el norte, se marca el paralelo de los 30°S partiendo de la costa australiana rumbo al este hasta una línea que conecta los extremos orientales del Arrecife Elizabeth y la Roca del Sureste.
  • Seguidamente se va hacia el sur por esta línea llegando a la Roca del Sureste, la cuales un saliente de la isla Lord Howe.
  • En el noreste se sale de la South East Rock llegando a la punta norte de las Three Kings Islands, desde ese punto se sigue al North Cape en Nueva Zelanda.
  • Luego en el este, en el estrecho de Cook. se inicia una línea que conecta al extremo sur de la tierra sucia enfrente al cabo Palliser (Ngawi) y al faro del cabo Campbell (Te Karaka).
  • Luego en el estrecho de Foveaux, se marca una línea que enlaza a la luz de Waipapa Pointt con East Head de la isla Stewart, Rakiura.
  • Hacia el sureste parte una línea que recorre desde el Cabo Suroeste, Isla Stewart, siguiendo los Snares, llegando al Cabo Noroeste, Isla Auckland, pasando por esta isla hasta su punta sur.
  • Finalmente, desde la línea Sur A se va al punto sur de la isla de Auckland uniéndose con el Cabo Sureste, el punto sur de Tasmania.

Mar de Tasmania

Historia del mar de Tasmania

Los registros históricos señalan que este mar toma su nombre de la isla de Tasmania, la cual fue descubierta en el siglo XVII por el explorador y comerciante holandés Abel Janszoon Tasman.

Posteriormente, el explorador británico James Cook exploró extensivamente este mar durante la década de 1770 como parte de su primer viaje de descubrimiento.

Con el transcurrir de los tiempos fue creciendo el interés por sus islas, recursos y su fondo marino.

En virtud de ello el un capitán italiano al servicio de España, Alejandro Malaspina recorrió sus aguas en 1793, célebre por protagonizar uno de los grandes viajes científicos de la era ilustrada, la llamada Expedición Malaspina.

En su recorrido fondeó en Doubtful Sound,  Isla Sur de Nueva Zelanda, y en Sídney, Australia.

Mar de Tasmania
Abel Tasman

También, los neozelandeses teniente John Moncrieff y el capitán George Hood fueron los primeros en intentar una travesía transatlántica Australia a Nueva Zelanda en avión el 10 de enero de 1928, pero que desaparecieron poco después de iniciar el viaje.

Se recibieron señales de radio de su avión durante 12 horas después de su salida de Sídney, pero a pesar de una serie de supuestos avistamientos en Nueva Zelanda, y muchas búsquedas en tierra en los años siguientes, nunca se ha encontrado ningún rastro de los aviadores o de su avión.

Formación

El mar de Tasmania se formó durante la separación de Australia oriental de la franja continental de la Elevación de Lord Howe, actualmente una meseta en gran parte sumergida, durante el Cretácico tardío y el Paleógeno temprano hace unos 85 Ma o millones de años.

De las investigaciones se dedujo la presencia de una dorsal o elevación extinta entre Australia y la cordillera de Lord Howe, que se formó después del Paleozoico, basándose en estimaciones de la edad de la corteza de la cordillera de Lord Howe y en la teoría geosinclinal.

No obstante, en esas investigaciones se propuso erróneamente que la cordillera de Dampier, formación marina localizada en aguas de Papúa Nueva Guinea, era probablemente el eje extinto de este sistema de extensión.

Mar de Tasmania

Se continuó investigando por mucho tiempo y años después se presentó como ubicación exacta del centro de extensión extinto en el mar de Tasmania una interpretación actualizada de las anomalías magnéticas del sur, y se propuso que la extensión cesó aproximadamente a los 60 Ma.

La edad de la corteza más antigua formada en la cuenca ha sido controvertida y estudios más recientes han propuesto un momento de cese posterior, tras estudios más detallados del eje de extensión.

Es posible que se haya producido una reorganización regional de la dorsal antes de la apertura del mar de Tasmania, y varios autores sostienen que las cuencas de Middleton y Lord Howe precedieron poco a la formación del mar de Tasmania.

Además señalan que se produjo un salto de la dorsal hacia el oeste, desplazando la propagación activa hacia el oeste de la elevación de Lord Howe, posiblemente en ca. 75 Ma.

En dichos estudios se incluyó un complejo modelo de la apertura del mar de Tasmania, en el que proponen que durante la apertura de la cuenca se produjeron varios episodios de rotación de los bloques continentales limítrofes.

Elevación de Lord Howe

Se ha acotado, asimismo, que los límites conjugados de la cuenca oceánica estaban formados por una serie de bloques continentales discretos, y no como un sistema de dos placas.

Carmen Gaina, una dedicada investigadora noruega de la zona de Tasmania, junto a su equipo de colaboradores, han llevado adelante el estudio de las placas tectónicas de la región y sugirieron que existía cierta asimetría en el centro de propagación entre los cronos 33y y 27o, con mayores tasas de acreción de la corteza en el flanco oriental.

Se propone que la extensión se desarrolló primero en el sur debido al movimiento de la meseta Challenger, en relación con la elevación de Lord Howe, y se propone que se formó un rift fallido anterior en la fosa de Bellona.

Otros estudiosos como Lanyon et al. en 1993 propusieron que la pluma Balleny puede haber sido una influencia importante en el desarrollo del sur del mar de Tasmania y luego en 1994 Weaver et al. también sugieren una influencia anterior de una pluma con el rifting o fosa tectónica de Nueva Zelanda desde Marie Byrd Land, en el este del mar de Tasmania.

Hay algunas dudas sobre si el centro de propagación era un centro de propagación de la dorsal oceánica media o si era como una cuenca de backarc, o cuenca de arco posterior, que es una cuenca geológica, característica submarina asociada con arcos insulares y zonas de subducción, como lo señalaron Schellart et al. en 2006, dado que la subducción hacia el oeste al este de la elevación Lord Howe es sugerida por varios modelos.

Weissel y Hayes en 1977 habían sugerido que una zona de subducción no estaba presente en esta región durante la formación de la cuenca.

La anchura de la franja continental de Lord Howe Rise es mayor que la de muchas cuencas de backarc globales, lo que sugiere que la distancia desde la fosa hasta el centro de propagación es demasiado grande para un origen de cuenca de backarc.

Características del mar de Tasmania

El mar de Tasmania posee una ubicación  única, en virtud de que en él se registran varias zonas climáticas.

Asimismo, resulta interesante lo relacionado a sus fronteras, ya que que baña varias regiones distintas.

En el norte, recorre las costas del estado australiano de Nueva Gales del Sur. Hacia el extremo sur se halla el Macquarie Ridge y la costa occidental de Nueva Zelanda

Este mar tiene una profundidad de 5.493 metros y su base está formada por rezago de globigerina. Al sur de Nueva Caledonia se encuentra una pequeña zona de rezago de pterópodos y al sur de los 30°S se puede encontrar rezago silíceo.

Se funde con el mar del Coral al norte y encierra una masa de agua de unos 2.250 km de ancho y unos 2.800 km de norte a sur con 2.300.000 km2 de superficie.

Clima

El mar está ubicado en una variedad de climas; a saber: clima tropical, subtropical y templado, lo cual genera gran cantidad de flora y fauna, creando un hábitat único.

Tal diversidad climática tiene impacto en las corrientes oceánicas de la zona. Se producen masas de aire caliente en toda el área, lo que hace que el agua aumente su temperatura hasta los 26 grados.

El sur del mar está atravesado por depresiones que van de oeste a este y el límite norte de estos vientos del oeste está cerca de los 40°S. Más hacia el sur las aguas son aun más frías por la proximidad de la Antártida.

Durante el invierno austral, de abril a octubre, la rama septentrional de estos vientos del oeste cambia su dirección hacia el norte y se enfrenta a los alisios.

Por lo tanto, el mar recibe con frecuencia vientos del suroeste durante este periodo. En el verano australiano (de noviembre a marzo), la rama sur de los vientos alisios se levanta contra los vientos del oeste y produce más actividad eólica en la zona.

Flora y fauna

La flora del fondo marino del mar Tasmania incluye gran cantidad de macroalgas.

La diversidad y el endemismo de la macroflora marina de estas regiones templadas son de los más elevados del mundo, con unas 125 especies de algas verdes, 225 de algas pardas y 800 de algas rojas.

Aunque la flora de Tasmania sigue siendo poco conocida debido a la falta de profesionales de las algas, la región sureste de Tasmania incluye probablemente el mayor nivel de especies endémicas localizadas en Australia.

Entre las especies de clima frío de Tasmania se encuentran las mayores algas marinas australianas, sobre todo el alga gigante, el alga toro, el alga correa, el alga común y otras grandes algas pardas, como el crayweed.

Las aguas de Tasmania también se caracterizan por la presencia de varias especies de macroalgas subantárticas que no se registran en otros lugares de Australia.

En la actualidad, el alga toro, la undaria y las algas marinas fundidas se explotan con fines comerciales.

Asimismo, se registran seis especies marinas de pastos marinos, mientras que otras dos especies se dan en los estuarios.

Los hábitats de las praderas marinas en Tasmania, al igual que en otras partes del mundo, se han perdido, fragmentado y dañado por el desarrollo y la mala gestión de las cuencas, a través de prácticas como los vertidos de aguas residuales y pluviales, la escorrentía urbana, el dragado, la navegación y la recuperación de tierras.

En lo que a la fauna se refiere, un barco de investigación en aguas profundas, el RV Tangaroa, exploró el mar y encontró 500 especies de peces y 1300 especies de invertebrados. Los investigadores también encontraron el diente de un megalodón, un tiburón extinto.

En las aguas hay un gran número de especies de invertebrados marinos, probablemente más de 100.000. Sin embargo, nuestro conocimiento de las especies en los distintos hábitats es muy desigual: el número de fauna bentónica de aguas profundas, en particular, es enorme pero casi desconocido.

En cambio, las grandes especies de crustáceos (langostas, camarones y cangrejos), que constituyen un importante recurso comercial en el sur de Australia, están relativamente bien descritas.

Entre estas especies destacan la langosta de roca del sur y el gran cangrejo de profundidad (cangrejo gigante) Pseudocarcinus gigas, el mayor cangrejo del mundo en peso.

Las especies de moluscos, como el abulón, las ostras y las vieiras, también tienen una importancia económica directa en Tasmania y, del mismo modo, su situación y biología son relativamente bien conocidas.

Abulón

En particular, se han desarrollado importantes pesquerías comerciales de abulón negro y, en menor medida, de abulón verde y también de vieiras.

En las aguas más frías de Tasmania y Victoria, el pulpo maorí tiene importancia comercial y es uno de los mayores pulpos de Australia (se han registrado brazos de más de 3 m de longitud y un peso de más de 10 kg).

Otros moluscos también están bien representados en el sur de Australia y Tasmania, como las babosas de mar, de las que se han registrado más de 500 especies. Las volutas y los cauríes representan una fauna relicta en Tasmania y el sur de Australia, con varias especies muy raras. En Tasmania, algunas especies son muy buscadas por los coleccionistas de conchas.

Los equinodermos (estrellas de mar, erizos de mar, estrellas pluma, pepinos de mar, etc.) son también un elemento importante de la fauna de las aguas de Tasmania y del sur de Australia. Varias especies están en peligro de extinción.

La fauna piscícola de Tasmania es muy diversa e incluye más de 600 especies. Más de 50 especies se utilizan comercialmente, y entre 15 y 20 especies son las que más contribuyen a las capturas anuales de la pesca comercial.

Tasmania posee algunos peces que sólo se encuentran en el extremo sur de la región, especialmente en las bahías del sureste y en Puerto Davey, en el suroeste.

En las aguas poco profundas de Puerto Davey, los tiburones, las rayas que son comunes a 50 metros de profundidad en la plataforma continental sustituyen a la mezcla normal de loros, chicharras y otros peces comunes de los arrecifes costeros.

Entre los peces del sureste de Tasmania destacan varias especies de peces de mano. Estos peces no tienen una fase larvaria pelágica y tienen una distribución muy localizada. Todas las especies de peces de mano están protegidas en las aguas de Tasmania.

Otras especies raras y endémicas de importancia en Tasmania y el sur de Australia son los peces pipa, los caballitos de mar y los dragones de mar.

Volcanes bajo el mar de Tasmania

Los volcanes encontrados en el fondo marino de Tasmania han sido siempre un tema que ha interesado a los científicos por sus características muy particulares.

En épocas recientes se han hecho hallazgos muy interesantes bajo el mar de Tasmania, los cuales surgieron de los estudios exploratorios llevados a cabo por un grupo de investigadores australianos de este mar.

Se encontró allí un mundo ancestral submarino en el que existen montañas y volcanes submarinos, así como nuevas formas de vida.

Se pudo constatar que muchas de esas montañas submarinas se originaron de antiguos volcanes extintos, que se levantan en el fondo de mar y que miden aproximadamente tres mil metros de altura e igualmente unos cinco mil metros bajo la superficie.

No obstante, a pesar de su gran altura no se había detectado antes esa cordillera de volcanes, lo cual fue debido a que por encima de esas montañas aún habían, incluso por encima de los picos más altos, una distancia de dos mil metros hasta la superficie del mar, razón por la cual no se habían descubierto hasta ahora.

Los estudios efectuados han proporcionado nueva evidencia científica de los procesos geológicos que allí ocurren ha originado campo de volcanes transtasmánico.

Este descubrimiento fue hecho por los científicos de la Universidad Nacional de Australia a borde de un buque CSIRO Inverstigator.

Estos investigadores apuntan que estas montañas y volcanes submarinos están relacionados con un evento cataclísmico que sucedió hace millones de años, el cual, se cree, ocasionó la ruptura de Australia con la Antártida, que comenzó hace unos 60 Ma y finalizó hace unos 30 Ma.

En dicha ruptura la Antártida fue separándose poco a poco de la Antártida desde hace unos 66 Ma hasta hoy.

En esa zona donde está Tasmania fue donde hace unos 35 Ma se formaron estos volcanes.

Se ha detectado en ese mundo submarino que varios de esos volcanes formaron una especie de “carretera” de corrientes marinas que la fauna de la zona aprovecha para movilizarse, sobre todo las ballenas que se desplazan velozmente por esos valles y montañas submarinas.

Este hallazgo se logró cuando el equipo de científicos realizó durante una jornada de estudios de 25 días por el mar de Tasmania, analizando lo que allí se produce.

Se trata de un proceso en el que el fitoplancton microscópico transforma la luz del sol en el carbono que sustenta ecosistemas oceánicos completos.

Lo que ocurrió es que mientras observaban la vida marina local, otros miembros de la tripulación escanearon signos de actividad de ese fitoplancton y mapearon también trozos del fondo oceánico inexplorado usando un sonar especial.

Cuando estaban a unos 400 km de la isla de Tasmania fue cuando encontraron esa gigantesca cadena de montañas volcánicas sumergidas a miles de metros de la superficie del mar.

Seguidamente los científicos se proponen efectuar nuevos estudios para ver todo lo que se halla allí, que es todo un mundo volcánico lleno de vida y observar las especies animales y vegetales muchas de las cuales muy bien pueden ser desconocidas para el hombre.

Hasta el momento los investigadores han podido establecer que los volcanes en esta región, por sus características, no pertenecen a ninguno de los tres grupos principales de volcanes, ya establecidos:

  • Las enormes islas oceánicas como Samoa.
  • Los volcanes explosivos de anillo de fuego.
  • Los volcanes oceánicos de cadena montañosa de alta mar.

En su trabajo los académicos emplearon métodos de reconstrucción  por computadora para simular los movimientos de las placas tectónicas en el pasado, así como para determinar la huella química de las raíces volcánicas para determinar el origen de cientos de erupciones a lo largo de la costa oriental australiana y el mar de Tasmania.

Como resultado de sus estudios, los científicos plantean que las erupciones se producen porque el fondo marino de la placa del Pacífico es empujado bajo la placa australiana.

En el argot científico, eso se conoce como subducción, que el proceso en el que una placa se hunde debajo de la otra, en su ruta hacia el interior de la Tierra, y la corteza oceánica se rompe deformándose bajo una presión y temperatura extremas.

Los remanentes de la corteza, según los académicos, se acumulan en una zona que se ha denominado Zona de Transición del Manto, localizada a 400-600 km por debajo de la superficie.

Si estos restos regresan a la superficie, es posible que se fundan y generen nuevos volcanes y erupciones.

Islas del mar de Tasmania

El mar de Tasmania cuenta con varios grupos de islas en medio del mar con una población indígena única.

Aparte de las islas costeras situadas cerca de las tierras principales de Australia y Nueva Zelanda, quizás la más famosa de ellas es Tasmania, situada a 240 km al sur de Australia.

Su capital, Hobart, está al sur de la isla, la cual incluye las áreas de gobierno local de la ciudad.

Tasmania, separada de Australia por el Estrecho de Bass, está ubicada en un sitio geológicamente activo, por lo que los científicos creen que una vez que Tasmania fue parte del continente australiano, sin embargo, debido a ciertos procesos se separaron.

Ahora es el territorio más grande de las reservas australianas, porque allí viven animales únicos. El más famoso es el demonio de Tasmania.

Otras islas de importancia son:

Isla de Lord Howe

La isla de Lord Howe constituye el desarrollo insular más meridional de un arrecife de coral moderno.

Es un remanente volcánico con forma de media luna irregular situado en el mar de Tasmania a 600 km al este de Port Macquarie, a 780 km al noreste de Sídney y a unos 900 km al suroeste de la isla de Norfolk.

Tiene una longitud de unos 10 km y una anchura de entre 0,3 y 2,0 km, con una superficie de 14,55 km2, de los cuales sólo 3,98 km2 corresponden a la parte baja y desarrollada de la isla.

A lo largo de la costa oeste hay una laguna arenosa semicerrada y protegida de arrecifes de coral.

La mayor parte de la población vive en el norte, mientras que el sur está dominado por colinas boscosas que se elevan hasta el punto más alto de la isla, el monte Gower de unos 875 m.

El grupo de islas de Lord Howe comprende 28 islas, islotes y rocas. Al norte se encuentra un grupo de siete pequeñas islas deshabitadas llamado Grupo del Almirantazgo.

El primer avistamiento de la isla de Lord Howe tuvo lugar el 17 de febrero de 1788, cuando el teniente Henry Lidgbird Ball, comandante del HMS Supply, se dirigía desde Botany Bay a fundar un asentamiento penal en la isla de Norfolk.

Posteriormente, se convirtió en un puerto de aprovisionamiento para la industria ballenera y se asentó de forma permanente en junio de 1834.

Cuando la caza de ballenas disminuyó, en la década de 1880 se inició la exportación mundial de la endémica palma kentia, que sigue siendo un componente clave de la economía de la isla.

La otra industria que continúa, el turismo, comenzó tras el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

El grupo de islas de Lord Howe forma parte del estado de Nueva Gales del Sur de Australia y se considera legalmente como una zona no incorporada administrada por el Consejo de la Isla de Lord Howe, que depende del Ministro de Medio Ambiente y Patrimonio de Nueva Gales del Sur.

La moneda es el dólar australiano. Las líneas aéreas de cercanías ofrecen vuelos a Sídney, Brisbane y Port Macquarie.

La UNESCO considera el grupo de islas Lord Howe como Patrimonio de la Humanidad de importancia natural mundial.

La mayor parte de la isla es un bosque prácticamente virgen, con muchas de las plantas y animales que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo.

Otros atractivos naturales son la diversidad de los paisajes, la variedad del manto superior y los basaltos oceánicos, la barrera de coral más meridional del mundo, las aves marinas que anidan y el rico patrimonio histórico y cultura.

La Ley de la isla de Lord Howe de 1981 estableció una “Reserva de Parque Permanente” (que abarca aproximadamente el 70% de la isla).

La isla fue incluida en la Lista del Patrimonio Nacional de Australia el 21 de mayo de 2007 y en el Registro del Patrimonio del Estado de Nueva Gales del Sur el 2 de abril de 1999.

Las aguas circundantes son una región protegida designada Parque Marino de la Isla Lord Howe.

Pirámide de Ball

Es un remanente erosivo de un volcán en escudo y una caldera que se encuentra a 20 km al sureste de la isla de Lord Howe.

Es una enorme roca con una altura de 562 m, mientras que sólo mide 1.100 m de longitud y 300 m de ancho, lo que la convierte en la pila volcánica más alta del mundo.

La Pirámide de Ball forma parte del Parque Marino de la Isla de Lord Howe y se encuentra a más de 643 kilómetros al noreste de Sídney, en Nueva Gales del Sur.

Empinada, erosionada y formada hace 6,4 millones de años, la Pirámide de Ball se encuentra en el centro de una plataforma submarina y está rodeada de mares agitados, lo que dificulta cualquier aproximación.

Isla Norfolk

La isla de Norfolk es el principal territorio exterior de Australia situado entre Nueva Zelanda y Nueva Caledonia, a 1.412 km directamente al este de Evans Head, en Australia, y a unos 900 km de la isla de Lord Howe.

Junto con las vecinas Isla Phillip e Isla Nepean, las tres forman colectivamente el Territorio de la Isla Norfolk.

En el censo de 2016, tenía 1.748 habitantes que vivían en una superficie total de unos 35 km2. Su capital es Kingston.

Los primeros pobladores conocidos de la isla de Norfolk eran polinesios orientales, pero ya se habían marchado cuando Gran Bretaña la colonizó como parte de su asentamiento en Australia en 1788.

La isla sirvió como asentamiento penal de convictos desde el 6 de marzo de 1788 hasta el 5 de mayo de 1855, excepto por un paréntesis de 11 años entre el 15 de febrero de 1814 y el 6 de junio de 1825, cuando quedó abandonada.

El 8 de junio de 1856 comenzó la residencia civil permanente en la isla cuando los descendientes de los amotinados del Bounty fueron reubicados desde la isla de Pitcairn.

En 1914, el Reino Unido entregó la isla a Australia para que la administrara como territorio exterior, pero como un asentamiento distinto y separado.

El pino de Norfolk, originario de la isla, es un símbolo de la misma y aparece en su bandera.

El pino es un producto de exportación clave para la isla, ya que es un árbol ornamental muy popular en Australia, donde crecen dos especies afines, e incluso en todo el mundo.

Puertos

Entre los distintos puertos que baña el mar de Tasmania destacan:

  • Hobart: Está situado al sur de la isla de Tasmania, en el río Derwent y es uno de los 12 puertos administrados por la autoridad gubernamental estatal Tasmanian Ports Corporation, también conocida como Tasports.
  • Devonport: Se ubica al noroeste de Tasmania en el río Mersey.  Es la principal puerta de entrada por mar a Tasmania, siendo la sede de los dos transbordadores de lujo para pasajeros que conectan este puerto con Melbourne.
  • Huon Marina: El puerto deportivo de Port Huon, situado al sur de Huonville y al norte de Dover, goza de una ubicación ideal para que los aficionados a la navegación aprovechen esta zona de crucero tan especial.

 

(Visited 68 times, 1 visits today)