Reserva marina de las islas Macquarie y sus colonias de pingüinos

Le invitamos a conocer la increíble Reserva marina de las islas Macquarie, inmersa en el gran océano Pacifico, descubra acerca de su historia, las especies de fauna y flora, su clima y mucho más, en este artículo.

RESERVA MARINA DE LAS ISLAS MACQUARIE

Dónde se encuentra la Reserva marina de las islas Macquarie?

La Reserva marina de las islas Macquarie es una isla que se encuentra ubicada en el Océano Pacífico meridional, se encuentra administrada por el estado de Tasmania, Australia. Se encuentra ubicada específicamente a 1.450 kilómetros de la isla de Tasmania, la cual se encuentra ubicada al sureste del continente y a tan solo 960 kilómetros de Stewart Island, una isla de Nueva Zelanda, que se encuentra ubicada a 30 km al sur de la isla Nueva Zelanda.

Como podemos inferir si nos ubicamos geográficamente  la Reserva Marina de las islas Macquarie se encuentra a mitad de camino entre Australia y la Antártida.  La isla surge como una zona emergente posterior al choque entre las placas tectónicas del Pacífico y la Indoaustraliana.

Esto hace de la isla una zona de gran importancia geológica, ya que es el único lugar del planeta, en donde se encuentran formaciones rocosas que provienen del manto de la Tierra. Se encuentra situado a seis kilómetros de profundidad bajo el lecho del océano. La Reserva marina de las Islas Macquarie fue declarada en año 1.997 Patrimonio de la humanidad por la UNESCO, tiene una extensión aproximada de 12.785 hectáreas.

Historia

La islas de Macquarie fue descubierta a principios del siglo XIX de manera accidental por Frederick Hasselborough, un australiano cazador de focas. Hasselborough realizó el reclamó de la isla encontrada para que fuera territorio de Gran Bretaña y su administración fue entregada a la colonia de Nueva Gales del Sur. La isla Macquarie  es nombrada en honor al Coronel Lachlan Macquarie, quien fue el gobernador de Nueva Gales del Sur a principios del siglo XIX.

RESERVA MARINA DE LAS ISLAS MACQUARIE

Fue el primer encuentro con esta isla. Para el año 1.911 fue convertida en una base para la Expedición Aurora, la cual fue un proyecto de investigación y cartografía, liderada por Douglas Mawson, la misma tenía el propósito de explorar y cartografiar toda la Antártida.

Este proyecto nace de la alianza entre Australia y Nueva Zelanda, con la finalidad de conocer el territorio inexplorado, en realidad lo llamaron Expedición Antártica Australasiana.  Richard Siddins un marinero australiano naufragó en Hasselborough Bay una isla al noreste de Macquarie, en el año 1812. Posteriormente fue enviada una tripulación  en la nave Elizabeth y María capitaniada por José Underwood, para rescatar a la tripulación que había encallado en Hasselborough Bay, fue enviado a la isla para rescatar a la tripulación restante.

Cuando rescatan a Siddins y éste llega a la isla de Macquarie, en la misma se encontraba un explorador ruso de nombre Fabián Gottlieb von Bellingshausen. Desde el primer momento que fueron avistadas las islas Macquarie hasta el año 1.919,  más de 144 embarcaciones visitaron el lugar y al menos 12 naufragaron. Fue Fabián Gottlieb von Bellingshausen, el primero en elaborar un mapa de la isla Macquarie. Fue una época de explotación excesiva de focas y pingüinos, al punto de llevarlas casi a la extinción.

El premio nobel de Literatura John Maxwell Coetzee describe en su libro titulado Elizabeth Costello como eran masacrados miles de pingüinos de la Isla Macquarie, los cuales eran utilizados en la industria del aceite. Para el año 1.933 la isla fue declarada un Santuario para la Vida Silvestre de Tasmania. Aunque parezca mentira en realidad la isla Macquarie fue un pedazo de roca que emergió del centro de la Tierra, desde las profundidades.

Es un pedazo de tierra en el que llueve casi permanentemente, donde las aguas templadas del norte se unen con las corrientes heladas del sur. El mar siempre se encuentra embravecido, por lo que se es reconocido por los marinos y hombres del mar, como uno de los mares más peligrosos.

RESERVA MARINA DE LAS ISLAS MACQUARIE

En el año 1.840 la tripulación del  Peacock logra atracar en la isla y comienzan a explorar la zona, tomaron muestras de vegetación y algunos ejemplares de la fauna, sin embargo el teniente Charles Wilkes señaló que la isla, no ofrece ningún interés para los viajeros. No obstante, Henry Eld un oficial de la Marina de los Estados Unidos, geógrafo y explorador antártico, nota el increíble valor del lugar, al adentrarse en el agreste paisaje.

Logra subir la parte más alta de la isla de donde puede avizorar los naufragios que rodean la isla, escucha cantos de aves que no había escuchado antes, pero queda impresionado con la cantidad de pingüinos que habitan en la isla. Para el año 1.977 la isla tenía la condición de Reserva de la Biosfera, dentro del Programa Hombre y Biosfera, hasta el año 2.011 que terminó el programa.

En paralelo al cumplimiento del programa, en el año 1.997 las islas Macquarie fueron inscritas en la UNESCO para que fuera reconocido como Patrimonio de la Humanidad, sobre el fundamento de ser el único sitio sobre la tierra, en donde se encuentra expuesto el manto terrestre.

Han ocurrido dos terremotos de gran magnitud uno en el año 2.004 y otro cuatro años después. En 2018, la División Antártica Australiana hizo pública la información de la presencia de amianto en las edificaciones de la isla, lo que levanta las alarmas por la posible contaminación.

RESERVA MARINA DE LAS ISLAS MACQUARIE

Especies que habitan en la Reserva marina de las islas Macquarie

Luego de crear la figura administrativa de Reserva marina de las islas Macquarie, las especies de flora y fauna se han recuperado de manera importante. Las especies vegetales como Poa foliosa, se desarrolla hasta alcanzar los 2 metros de altura, aunque las mayorías de las plantas raramente crecen más de 1 metro.

Se han identificado más de 45 especies de plantas vasculares, la presencia de más de 90 especies de musgos y líquenes, también forman parte de las especies vegetales presentes en la Reserva marina de las islas Macquarie. Como principales formaciones vegetales se reconocen los pastizales, las turberas, los pantanos y Feldmark, una formación vegetal característica de los sitios donde el crecimiento de las plantas está severamente restringido, por los extremos de frío y los fuertes vientos.

Con respecto a las especies que conforman la fauna del lugar, podemos resaltar la presencia de las focas subantárticas, los gigantes lobos marinos antárticos y de Nueva Zelanda y también los elefantes marinos del sur. Por supuesto los pingüinos reales y cormoranes Macquarie ambos especies endémicas de la Reserva marina de las islas Macquarie.

Los pingüinos Rey, pingüinos de penacho amarillo del sur y los pingüinos Gentoo se encuentran en saludables poblaciones. Se han identificado al menos 13 especies de aves, con poblaciones  que alcanzan más de 3 millones de ejemplares.  Lamentablemente también existen especies introducidas, que se han convertido en un problema, para las especies autóctonas, como por ejemplo, los conejos.

RESERVA MARINA DE LAS ISLAS MACQUARIE

En los años 60 del siglo XIX, la población de conejos era tan numerosa, que había destruido buena parte de las formaciones vegetales. Las autoridades australianas, necesariamente tuvieron que tomar medidas para controlar las poblaciones de conejo.

Una de las acciones fue introducir gatos, los cuales a su vez se convirtieron en depredadores de las aves, por lo que fueron exterminados en el año 2.000, pero aumento de nuevo la población de conejos, haciendo daños importantes nuevamente sobre la vegetación. La presencia de mamíferos de mar también se encuentran en esta reserva marina de las islas Macquarie.

Aves

Definitivamente la Reserva Marina de las Islas es un área verdaderamente importante y reconocida por organizaciones ambientales para las aves. Se estima que se mantienen alrededor de 3,5 millones de aves marinas en etapa reproductiva, esto garantiza la presencia de las poblaciones de las diferentes especies que han sido identificadas y adicionalmente es una muestra de las condiciones estables y de salud de las comunidades de aves.

Hay 13 especies de aves reconocidas, en donde los albatros son grandes protagonistas. Existen cuatro especies reproductoras de albatros, como los albatros oscuros también llamados albatros hollín de manto claro. Los albatros errantes. La amenaza más latente que recae sobre esta especie, es el estilo de pesca de palangre, cuando salen alimentarse fuera de la isla.

También hay muchas especies de petreles que se reproducen en esta isla, no obstante,  la presencia de especies introducidas como la rata negra, los conejos y los gatos, sin embargo,  las poblaciones de aves se vieron muy afectadas. Esas especies se consideran un verdadero peligro para las especies autóctonas, una de las más afectadas son los petreles azules, considerados en peligro crítico. Con base en esta amenaza se crearon programas para erradicar las especies invasoras.

Lamentablemente no podemos dejar de mencionar especies que ya desaparecieron de la isla antes de ser convertida en reserva marina de las islas Macquarie, como el periquito de la isla que se extinguió a finales del siglo XIX. El riel una bella subespecie endémica del riel con banda de color amarillo, también se extinguió casi al mismo tiempo.

Pingüinos

Desde el descubrimiento de las islas Macquarie los pingüinos y sus grandes poblaciones impresionaron a todos los que llegaban a la isla. Fueron explotados casi hasta su extinción por la industria del aceite, sin embargo, a tiempo fue creada la reserva marina de las islas Macquarie. Los pingüinos reales y cormoranes Macquarie son especies endémicas.

El pingüino Real en muchas oportunidades es confundido con el pingüino macaroni, por sus plumas color naranja que adornan su rostro, sin embargo, hay una característica que los diferencia como es el rostro blanco del pingüino Real, mientras que el pingüino macaroni lo tiene de color negro.

Los cormoranes  Macquarie de nombre científico Leucocarbo purpurascens, se caracterizan por tener un plumaje predominantemente negro en la zona superior, mientras que son blancas en la parte inferior, presenta franjas blancas en las alas.

Los pingüinos de penacho amarillo del sur y pingüinos Gentoo, también son vistos en un gran número a reproducirse en la isla. Se estima que la población de pingüinos reales sobre pasa las 800 mil parejas, convirtiéndolas en una de las colonias más grandes del mundo.

Se estiman un número inferior de pingüino rey pero igualmente importante. Por su parte los pingüinos Gentoo y los pingüinos penacho del sur, tienen la reserva marina de las islas Macquarie como zona de reproducción.

Mamiferos

Los mamíferos se encuentran muy bien representados en la reserva marina de las islas Macquarie, sobre todo por las especies de elefantes marinos del sur, cuya población supera los 80 mil individuos. Dentro de los mamíferos se incluyen los sellos subantártico de piel, es importante aclarar de que se trata cuando hablamos de sellos, se trata de unos de los tres grupos principales de mamíferos pertenecientes a la familia Phocidae.

Se usa esta denominación para distinguirlos de los leones y lobos marinos, los cuales pertenecen a la familia de los Otariidae.  También se encuentra dentro de los mamíferos identificados el lobo fino antártico de nombre científico Arctocephalus gazella, esta fue una de las especies amenazadas sobre todo en los siglos XVIII y XIX, ya que su piel era comercializada, actualmente es una población que se encuentra satisfactoriamente recuperada.

Los lobos marinos de Nueva Zelanda y los elefantes marinos del sur también son especies que se mantiene saludables en la reserva marina de las islas Macquarie. Se realizan avistamientos de ballenas francas del sur y de las orcas, las ballenas dentadas, sin embargo estas prefieren aguas más profundas.

Flora de la Reserva marina de las islas Macquarie

Como hemos comentado la vegetación de la reserva marina de las islas Macquarie ha tenido muchos altos y bajos. Primero el clima solo permite el establecimiento de ciertas especies que son tolerantes a los fuertes vientos, bajas temperaturas, alta humedad y largos periodos de precipitación. Se han reconocido al menos 45 especies de plantas vasculares y más de 90 especies de musgos y líquenes, que se desarrollan con éxito en las islas.

Sin embargo, las especies introducidas por los exploradores, como los conejos, se convirtieron en una especie invasora, que afecto de manera notable y en algunos espacios podemos decir que permanente, algunas de las especies de plantas establecidas y autóctonas de la reserva marina. Las similitudes taxonómicas de la vegetación de la reserva marina de las islas Macquarie son muy parecidas a las de otras islas subantárticas.

La mayoría de las plantas no se desarrollan en altura, aunque la especie Poa foliosa ha logrado desarrollar alturas de 2 metros en zonas  protegidas, del viento. Las formación vegetación que se encuentran en las islas incluye pastizales, pantanos y feldmark. Dentro de las especies vegetales que son endémicas se encuentran la Azorella macquariensis, Puccinellia macquariensis y las orquídeas Nematoceras dienemum y Nematoceras sulcatum.

Clima

El clima de la isla de Macquarie es un clima oceánico, está determinado por la presencia del mar, pero se encuentra identificado como clima de tundra, según la clasificación de Köppen. Las precipitaciones son bastantes regulares durante todo el año, se tienen determinado un promedio de 968 mm anuales de lluvia.

Los días de sol son muy pocos, porque se caracteriza por permanecer nublado la mayor parte del tiempo, más de 290 días al año son días nublados. Las temperaturas máximas promedios se ubican en 5 °C en el mes de julio  y de 9 °C en el mes de enero.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que recomendamos a continuación:

 

(Visited 10 times, 1 visits today)