Islas Cíes en Galicia, descubre las Islas de los Dioses

Ingresa a este artículo y descubre las Islas Cíes, sus características geológicas, historia, belleza natural y su poderío sobre las aguas de la provincia de Galicia, España. Un grupo de archipiélagos que predominan y se levantan sobre el océano atlántico.

Islas Cíes

¿Dónde se ubican las Islas Cíes?

Las Islas Cíes están ubicadas según sus coordenadas a 42°14′00″N 8°54′00″O, específicamente en las agua del Océano Atlántico, territorio del continente europeo, en la península ibérica. Para ser más específicos, estas islas están en la provincia de Galicia, España. Conformadas por tres hermosos archipiélagos.

Dentro de las Islas Cíes se aprecia a la distancia tres archipiélagos predominantes: Monteagudo, Do Faro y San Martiño, las cuales te explicaremos más adelante. En cuanto a sus dimensiones geográficas su superficie esta por los 4,4635 km², con una longitud de 7,1 km y una anchura máxima de 2,0 km.

Esta espectacular formación geológica se presentó a finales del período terciario, cuando algunas partes de la costa se hundieron, dando paso al ingreso del mar, dejando expuestas algunas cumbres que terminaron en convertirse lo que hoy en día se conoce como las Islas Cíes.

Historia

Ahora bien, como se ha podido dar cuenta en esta oportunidad estamos hablando sobre las Islas Cíes, un grupo de archipiélagos que posee una larga historia, remontado al siglo V antes de Cristo, cuyo nombre en griego era: las islas Cassiterides. Conformadas por diez islas ubicadas en el mar septentrional de Europa.

Existe una discordancia en cuanto a la cantidad de islas que comprende estas islas, más en todos dejan claro que existen tres principales, las cuales serán tocadas y descritas en este apartado. En sus suelos se han encontrado muy pocos restos arqueológicos que muestran indicios de la época prehistórica.

Islas Cíes

De igual manera los romanos han dejado parte de su historia en las Islas Cíes, durante el siglo III, quedando restos de algunas viviendas construidas para esa época. Al igual de varias reliquias, destacadas entre ellas un pieza de oro que posee una piedra de color azul, llamada nicolo o ágata, la cual también tiene grabada una figura de jabalí acompañado de las inscripciones Heaprav.

Un lugar de vigía

Los investigadores e historiadores han demostrado que no llegaron a establecerse asentamientos de población en las Islas Cíes. Según los hallazgos e indicios, este lugar era más una zona para el abrigo de barcos, al igual que sus aguas eran usadas para la pesca. De hecho sobre esto si se ha encontrado signos.

Como los pequeños destacamentos o puestos de control donde vigilaban las naves mercantes que pasaban por estas aguas. Galeras que no solo llegaban a pescar, entre algunas se suscitaron contiendas. Quedando sumergidas en el fondo del mar aquellas que perdieron la batalla durante las conquistas del siglo IX.

Piratería

Las aguas de las Islas Cíes guardan muchas historias relacionada con la piratería, dada a finales del siglo XVI. Entre muchas se destaca la del inglés Francis Drake, quien bajo las órdenes de la reina de Inglaterra, se apodera de estas aguas para evitar el tránsito de la piratería. Usando las tierras de las Islas Cíes como zona de abrigo y construcción de embarcaciones mercantes.

Una pequeña comunidad

Sabías que en las Islas Cíes existe un monasterio construido a inicios del siglo XIX, en 1810. Lleva por nombre Monasterio de San Esteban, resguardando dentro de sus paredes la artillería que sería usada años más tarde en defensa de las islas. Luego se edifica una taberna y un faro en el año 1840, lugares que obviamente eran usados por los marineros que llegaban a las Islas Cíes.

Posteriormente fue extendiéndose las pequeñas poblaciones que fundaban sus bases en las Islas Cíes, manteniéndose de la agricultura, sosteniéndose a través de la pesca. En su momento su población fue significativa, pero con los años esta descendió significativamente. Al punto de que en la actualidad estos archipiélagos son usados desde el punto de vista turístico.

Aunque en sus tierras aún persisten habitantes que continúan bajo su abrigo. Según los últimos datos estadísticos, su población no supera los 1.500 habitantes, pero en épocas de verano, su índice se incrementa con la recepción de turistas. Quienes han convertido las Islas Cíes en una de los lugares turísticos de mayor recurrencia.

Jurisdicción y patrimonio

Las Islas Cíes  fueron declaradas en 1980 como Parque Natural. Luego en 1984 pasa de manera jurídica a ser propiedad de la Junta de Galicia. Para posteriormente formar parte del extenso y protegido Parque Nacional Marítimo y Terrestre de las Islas Atlántica de Galicia en el año 2002.

Sus 3 islas

Al inicio de esta artículo explicamos brevemente que las Islas Cíes es una serie de arrecifes, de los cuales se destaca tres. Estos atolones en total son doce: Agatti, Andrott, Bangaram, Bitra, Chetlat, Do Faro, Kadmat, Kalpeni, Kavaratti, Minicoy, Monteagudo y San Martiño.

La mayoría están totalmente despobladas. Solo las islas Monteagudo, Do Faro y San Martiño poseen habitantes y tiene fines turísticos. A continuación definiremos en contexto cada una de ellas:

Monte Agudo

Dentro de las Islas Cíes tenemos el Monte Agudo, conocido de igual manera como la isla del norte, muy cerca del Cabo Home. Posee una altitud de 197 metros y una superficie de 434 hectáreas, viéndose como una de las más elevadas sobre el nivel de mar.

Su extensión territorial esta por los 1.795 km². Es una de las más predominantes y dentro de ella existe una gran vegetación y fauna, que las vuelve una de las islas más solicitadas por los turistas en vacaciones de verano.

Do Faro

Do Faro o la isla del Medio,  es otra de las tres Islas Cíes más importantes. Con una extensión geográfica de 1.066 km², nos entrega un recuerdo donde se aprecia entre unas 4 a 5 viviendas de totalmente cuadradas, que data de la época romana. Sobre ellas reposan muchas historias, ubicado desde los años 700-600 antes de Cristo.

De hecho sobre este archipiélago en particular reposan esas historias dadas por los romanos hasta finales de siglo II después de Cristo. Un lugar donde tuvo cabida la llegada de marino mercantes, piratas y viajeros que buscaron el abrigo de esta isla para producir y encaminar un futuro en un suelo inexplorado.

San Martiño

San Martiño o isla Sur,  con unos 1.455 km², en ella se presenta un fenómeno natural muy curioso, en ella se localiza un estrecho de unos 500 metros, llamado como: Freu da Porta. Literalmente está unida a la Isla Do Faro. Formándose entre ellas la playa de Rodas, la cual consiste en unos 1.200 metros.

En ciertos momentos estas aguas son reemplazadas por montículos de tierra que muestran la unión de ambas islas. Por otro lado, cuando la marea sube la playa se forma de nuevo y se posa por horas entre ambas, deleitando y enamorando a los vacacionistas.

La playa de Rodas

Alrededor de las Islas Cíes se forman muchas playas, pero entre estas se destaca la Playa de Rodas, muy popular, con un kilómetro de largo y sesenta metros de ancho. Siendo la más grande del archipiélago. A su izquierda se aprecia el muelle de Rodas, el cual crea una unión hacia las Islas de Monteagudo y la Do Faro.

La más popular y la más solicitada en vacaciones, al punto que en la arena podrás conseguir muchas carpas. Este es muy habitual en verano, donde los servicios como camping están a la orden del día. Acompañado de un elaborado y desarrollado complejo de turismo, en los que los restaurantes, socorristas, y cuerpos de seguridad hasta siempre activos.

Para el año 2007 esta playa fue escogida como una de las más hermosas. De hecho, cada vez que se inicia la temporada de vacaciones y observas en los diversos canales televisivos de España documentales sobre las Islas Cíes, podrás apreciar que están en la playa de Rodas.

Islas Cíes

Parque Nacional Islas Atlánticas

En el año 1980 las Islas Cíes fueron consideradas como parque natural, y sobre ella actúan muchas organizaciones que protegen todo su ecosistema. Pero esto trajo ciertos inconvenientes, creando una sobrepoblación que pronto empezó a afectar su flora y fauna. Hasta el 21 de noviembre de 2000, que los entes gubernamentales de España establecen una serie de decretos para su protección.

Permitiendo que para el 2002 la población que habita en las Islas Cíes sea controlada, al igual sobre el ingreso de sus turistas. De hecho, en ella existe una franja marina de 100 metros que protege los arrecifes de las embarcaciones. Y la pesca submarina está totalmente prohibida, todo en pro de proteger los animales, vegetación y la red natural que en ellas abunda.

Características de las Islas Cíes

Evidentemente las Islas Cíes poseen ciertas características, rasgos particulares que definen su clima, vegetación y fauna. Cualidades únicas que le otorgan una belleza única y un valor inigualable. Por lo que procederemos a explicarte cada uno de ellos de manera detallada.

Clima

Sobre estas Islas Cíes se presenta en dos cambios climáticos. Están las épocas de precipitaciones, dadas entre octubre y enero, donde las temperaturas descienden un poco y se ve con frecuencia los fuertes vientos y la fuerza del mar apoderado por la baja presión atmosférica.

Luego tenemos una época donde el sol abunda, alimentando todo es ecosistema, y volviéndose unos meses propios para la llegada de los vacacionistas que buscan disfrutar de estas hermosas Islas Cíes durante los meses de febrero y septiembre.

Flora y Fauna

Dentro de las Islas Cíes se puede percibir muchos pinos y helechos por todo el lugar, dentro de su ecosistema prevalece una planta en específico: tojos, retama, esparraguera, torvisco o la jara. Pinos y plantas de eucalipto forman parte de la cuarta parte de la extensión territorial. Acompañados de los grandes árboles.

En ciertas zonas se podrá topar con una extensa producción de plantas llamada armería, conocida por los pobladores como herba de namorar. Esta es extremadamente vigilada y protegida, debido a que se encuentra en período de extinción.

Varias playas, dunas y acantilados forman parte de la línea de aguas dentro de las Islas Cíes que te llevan directo al mar. Rodeadas de juncos y plantas de aguas. Todo un espectáculo cuando se aprecia a la distancia.

Fauna

En cuando a la población animal, en las Islas Cíes predomina la gaviota patiamarillas. Según el último censo existen unas 22.000 parejas, considerada por los zoólogos como la colonia más grande a nivel mundial. Con esta se encuentra el cormorán moñudo, otra ave de color oscura, con unas 2.500 parejas.

Muchas aves rapaces, palomas torcaces, pardelas, alcatraces, tórtolas, pájaros carpinteros y otros pájaros suelen estar por todas las áreas de las Islas Cíes dominando los cielos. En sus suelos están los conejos, erizos, ratones de campo, musarañas, reptiles, lagartos, salamandras, sapos, caracoles, arañas, escarabajos, mariposas y murciélagos son otras de las variedades que se encuentran dentro de las islas.

Islas Cíes

Buceo en Vigo

Entre los meses de abril y julio, en las Islas Cíes se ve con mucha frecuencia actividades de buceo recreativo, sobre todo en un área denominada la Ría de Vigo, en las aguas de la Isla Do Faro. Aquí existe un mundo acuático muy hermoso. El cual de inicio a la creación de empresas de submarinismo.

Con una planificación, orientación y capacitación para explorar este rico patrimonio subacuático, la ría de Vigo es una de las zonas más populares para la práctica del buceo. Apreciando las hermosas formaciones de arrecifes, la fauna marina y los indicios históricos.

Sumergirse bajo las aguas de las Islas Cíes le llevará al pasado, encontrándose con los restos del buque corsario, flota británica de Francis Drake, hundido en 1589 al perder la batalla en plena conquista. Y el Southern Cross, un barco a vapor que se sumergido en sus aguas a finales del siglo XX, tras chocar con los arrecifes.

Dos enormes construcciones que fueron consumidas por las aguas de las Islas Cíes y en sus escombros se encuentra una serie de plantas marinas, peces, pulpos y corales que se apoderaron de estas estructuras, formando su propio ecosistema y lugar territorial.

Curiosidades

Las Islas Cíes forman parte de uno de los paisajes más espectaculares, perfectos y predominante. Se le ve a menudo en casi todas las postales, tanto físicas como digitales. Bendecidas por un clima único, y unos secretos ocultos en las profundidades de las aguas en la Ría de Vigo. En ellas existen una serie de curiosidades que bien vale la pena conocer:

Desde el 2007 recibe muchos turistas, montándose las cifras por 5.000 personas diarias que quieren conocerla, activando la guardia de la localidad para resguardar sus suelos y la seguridad de quienes la visitan.

No solo sus playas son visitadas, muchas de las personas les encanta recorrer las largas caminatas en todo el territorio de las Islas Cíes. Donde el personal de seguridad se encuentra activo y dispuesto a colaborar, evitando los extravíos, deshidrataciones o daño al ecosistema.

Las actividades de buceo o de incursión sobre las aguas son muy famosas, debido a que estas son totalmente cristalinas, permitiendo apreciar el suelo marino y su ecosistema. Trabajan arduamente varias organizaciones infantiles en pro del desarrollo de actividades recreativas donde conozcan las Islas Cíes y colaboren en su preservación.

Temporadas para vacacionar

Entre julio y agosto son las fechas de temporada alta. Por lo que se despliega un operativo especial, donde se regula la cantidad de personas que ingresarán a las Islas Cíes. Permiten que solo 700 duerman en los campings y en el día estén unos 2.000. Este control es muy riguroso y estricto, para a través de este poder controlar la sobre población y todo el sistema ecológico de los archipiélagos.

La caza y la pesca están totalmente prohibidas, aunque en el área turista los restaurantes sirvan pescado, estas especies están constantemente monitoreadas. Los productos alimenticios que se distribuyen en las Islas Cíes llegan a través del comercio mercante, ninguno de estos provienen de las archipiélagos.

A excepción de los que se producen mediante la agricultura, aunque es mínima. Se puede obtener ciertos vegetales y frutas que provienes de las cosechas. Las cuales son de igual manera supervisadas y monitoreadas por los entes encargados en el área de la salud y alimentos. Muchos de estos cultivos son cuidados por su pequeña población.

Entre sus lugares fascinantes para recorrer, tenemos la famosa Terraza de Serafín, esta nos lleva directo al mirador del Lago de Cíes, donde si caminas un poco más te dejara maravillado el gran Faro de Cíes, quien te espera en la cima de un peñasco y su único camino en un sendero llamado la subida en zigzag, conviniéndose en uno de los lugares más visitados y fotografiados.

Un lugar emblemático

Una vez en el faro, acerca a la Pedra Da Campá, esta es una piedra agujereada enorme por donde se cuela la luz del sol al atardecer, regalándote un espectáculo de colores y contrastes. Muy pocos suben el Faro, ya que debe ser valiente que alcance tal altura. Una vez en su cima quedaras hechizado con el dominante paisaje que te espera.

Apreciando desde la playa de Nosa Señora hasta los acantilados que se aprecian hacia el final. Las cuales al atardecer los reflejos del sol lo tillen de color amarillo y naranja, que se pinta en las piedras como terciopelo. Un total espectáculo para quienes aprecian la magnificencia del sol cuando se oculta al fondo del paisaje.

En cuanto a las playas de las Islas Cíes su inigualable color blanco y textura fina es todo un placer para quienes les gusta tumbarse en la arena. Dejándose llevar por un momento muy relajante, escuchando las olas y el viento que baila junto a ellas. Una de las playas más concurridas para desconectarse del todo es la que lleva por nombre playa de Rodas.

Islas Cíes

Un puente natural

Esta playa además de placentera, goza de un detalle muy particular, la misma posee un puente que comunica la Isla de Monteagudo del lado Norte y la Isla Do Faro del lado Medio, durante el día, por el espacio de casi dos horas, la marea sube. Creando una bella laguna. Pero cuando estas aguas bajan.

Dejan expuesto un camino que es muy concurrido por quienes siempre caminan y cruzan entre las islas, creando esto momentos graciosos, dado que los turistas deben estar atentos a las indicaciones de los guardias para saber la hora justa que esta marea les cerrara el camino.

Otro de los sitios más visitados es el Mirador el Sillón de la Reina, este se aprecia al fondo de un fino puente que separa ambas islas, llegando por el piedra, el cual para algunos puede ser algo peligroso, debido a que se le ha dejado en su estado natural. No posee protección alguna, ni barandillas que sirvan de agarre.

Por lo que no todos se atreven llegar al Sillón de la Reina, sin embargo, a lo lejos lo puedes observar y disfrutar de este espectáculo magnífico y natural. En fin, son muchas las bellezas naturales que ofrecen las Islas Cíes. Es por demás una de las zonas de mayor auge turístico en este país español.

Playas

Uno de los lugares más concurridos en las Islas Cíes son sus playas, limpias, hermosas y cautivadores, regalando un verdadero paraíso para quienes solo se sientan en la arena y nadan en sus aguas cristalinas. Entre las playas con mayor demanda tenemos:

  • Playa de Areiña, con unos 31 metros de largo por 40 metros de ancho.
  • Playa de Bolos, de 60 metros de largo por 40 metros de ancho, y se llega a ella por medio de un sendero que están al lado del antiguo cementerio de la isla
  • Playa de Cantareira donde más se hace camping, de 40 metros de largo por 22 metros de ancho
  • Playa de Figueiras, de 350 metros de largo por 50 metros de ancho, una de las más grandes y también se llega por medio de un sendero cercano al muelle de Rodas
  • Playa de Margaridas, de 31 metros de largo por 18 metros de ancho rodeado de imponentes rocas
  • Playa de Muxieiro, al lado del embarcadero de Rodas. Con unos 42 metros de largo por 38 metros de ancho
  • Playa de Nosa Señora, de 140 metros de largo por 20 metros de ancho
  • Playa de Rodas, con 60 metros de ancho, la más popular, cerca del muelle de Rodas y une la Isla de Monteagudo con la Do Faro
  • Playa de San Martiño, de 520 metros de largo por 35 metros de ancho, y se llega a ella a través de una embarcación propia, es decir; aislada del todo y todos

Un lugar para vacacionar solo en las fechas anteriormente expuestas, cerrando a los visitantes todos los 25 de septiembre de cada año, debido a que sus escasa población se prepara para la llegada de las lluvias y fuertes tormentas que azotaran pronto a la isla.

Concluimos este hermoso y detallado artículo obsequiando un vídeo muy bien ilustrado, donde apreciará los bellos paisajes de las Islas Cíes.

De igual manera le invitamos a ingresar a los siguientes enlaces a fin de conocer un poco más sobre nuestro ecosistema:

(Visited 63 times, 1 visits today)
Categorías Islas