Conoce el Mar Argentino, entre los más ricos del mundo

El Mar Argentino es una gran masa de agua salada rica en recursos naturales, tanto renovables como no renovables, debido a que posee una extraordinaria combinación de factores favorables como su estructura geológica y la composición de sus aguas, lo que le convierte en una maravillosa fuente de vida natural. Descubre todo acerca de este mar aquí.

Mar Argentino

Introducción

El Mar Argentino es considerado epicontinental, término que se atribuye a un cuerpo de agua salada que se extiende sobre una enorme área cuya profundidad es escasa. Esta área sobre la cual se extiende corresponde a una plataforma continental, lo que quiere decir que su amplitud abarca la superficie del fondo submarino adyacente a la costa, proporcionándole abundancia de vida animal y vegetal.

Indiscutiblemente, la abundancia de recursos naturales que tiene el Mar Argentino es muy diversa, además su composición física, química y biológica, es similar a la corteza continental, en la cual viven y se reproducen miles de organismos, sirviendo como base para la creación de reservas de recursos minerales, por lo que tiene gran importancia económica y estratégica para el país.

Según estudios, está clasificado como una de las áreas marítimas más extensas y fértiles del Hemisferio Sur, de hecho tiene una superficie aproximada de unos 1.529.585 kilómetros cuadrados, enriquecidos con zonas de pesca comercial, cuencas hidrológicas, reservas de hidrocarburos y yacimientos minerales, los cuales aportan una significante contribución económica al país.

Asimismo, el Mar Argentino es una importante fuente de energía undimotriz, que se utiliza para obtener electricidad a partir del movimiento de las olas y de las corrientes marinas, así como también es una fuente importante de energía eólica y térmica, aunque todas ellas se encuentran todavía en etapa de experimentación.

Mar Amarillo

En este sentido, el gobierno Argentino ha impulsado la exploración sistemática de los recursos existentes en este mar, así como la planeación del uso sustentable de este asombroso patrimonio natural. Habiendo detallado todos estos aspectos acerca del mar, es momento oportuno para conocer sobre su historia.

Historia del Mar Argentino

El Mar Argentino tiene antecedentes basados en el Derecho Internacional, en los cuales se establecía que los estados ribereños podían tomar como mar territorial una medida equivalente a la distancia de 3 millas marinas.

Pero al haber descontento en esta reglamentación, en el año 1982 entró en vigencia una cláusula que extendió esta medida a 12 millas marinas. Decreto que fue ratificado por Argentina mediante la «Ley de Aprobación de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar», la cual fue promulgada en el mes de Octubre de 1995.

En este mismo orden de ideas, la Ley Federal de Pesca establece que el Gobierno Argentino tiene total dominio sobre las provincias con litoral marítimo, por lo tanto tiene la jurisdicción sobre los recursos de las aguas interiores y del mar territorial Argentino que se localiza adyacente a las costas, hasta una distancia de 12 millas marinas, con lo cual puede otorgar permisos o concesiones para los fines de exploración, conservación y administración de dichos recursos.

Mar Argentino

El nombre de Mar Argentino hace referencia a una zona enmarcada por el Mar de la Argentina, el cual es fundamentalmente la integración de los espacios marítimos de la República de Argentina.

Si retrocedemos al siglo pasado, encontramos que el explorador de nacionalidad rumana Julio Popper fue el primero en utilizar el nombre de Mar Argentino, al mencionarlo en una de sus publicaciones, específicamente en un mapa que llevaba por título «Tierra del fuego, las exploraciones efectuadas por el Ingeniero Julio Popper».

Este investigador hace referencia al mar Argentino como «La extensión marítima innombrada que baña al extremo sur de la república y que se extiende desde la Isla de los Estados al Cabo de Hornos y desde el canal Beagle al Océano Atlántico«.

Las dimensiones a las que se refiere el nombre, fueron extendidas significativamente hasta llegar a incluir todas las costas continentales de la República de Argentina. Otro cambio relevante corresponde al área nombrada como «la zona sur de Tierra del Fuego», que luego pasó a ser «el Mar de la Zona Austral», debido a la aprobación del Tratado de Paz y Amistad entre los países de Argentina y Chile del año 1984.

Por otro lado, la Organización Hidrográfica Internacional, que funciona como ente encargado de las regulaciones y consultas técnicas acerca de los Mares y Océanos del mundo, no ha incluido al Mar Argentino dentro de su publicación oficial «Limits of Oceans and Seas«, lo cual trae como consecuencia que el Reino Unido no reconozca la soberanía Argentina y se mantiene un conflicto por el control de las Islas Malvinas.

En la cartografía marítima internacional es poco común ver el nombre del Mar Argentino, de hecho al referirse a la zona en cuestión es tratado como si fuera parte del Océano Atlántico en su parte sur, generalmente se desconocen los verdaderos límites físicos de esta maravilla natural.

Ubicación

El Mar Argentino está ubicado en el espacio geográfico natural comprendido desde la desembocadura del estuario del Río de la Plata, o sea desde la Bahía del Cono Sur de América, que se forma por la unión de los afluentes de los ríos Paraná y Uruguay por la parte Norte, específicamente en el paralelo 35º al Sur.

Desde ese punto su extensión va por el sur hasta la Isla de los Estados, la cual a su vez está localizada en el Océano Atlántico Sur, específicamente al este de la Península de Mitre correspondiente a la Isla Grande de Tierra del Fuego, la cual está separada por unos 24 kilómetros del Estrecho de Le Maire, desde ahí se extiende pasando la Costa Argentina hasta la isobata (curva que se utiliza para la representación cartográfica) de los 200 metros de profundidad, incluyendo a las Islas Malvinas.

Si tomamos como punto de referencia el área frente al Mar del Plata, la delimitación para el ancho del Mar Argentino se encuentra entre los 210 y los 850 kilómetros en la latitud de las Islas Malvinas; la línea costera mide unos 4725 kilómetros, además hay que tomar en cuenta que puede extenderse hasta la profunda cuenca Argentina.

Por otro lado, el Mar Argentino está delimitado como una zona económica exclusiva, definida por Argentina entre su plataforma continental y las Islas Malvinas. Un aspecto importante al respecto es que estos límites incluyen al Banco Burwood o también llamado Namuncurá, el cual tiene una elevadísima y variada población de flora y fauna marina, generando condiciones favorables para la actividad pesquera, ya que existen zonas donde realiza la reproducción y el desove de pescados de todos tamaños.

Características del Mar Argentino

Como sabemos, el Mar Argentino es una enorme masa de agua salada que se extiende en la plataforma continental, cubriéndola hasta los 200 metros de profundidad, lo cual ha servido para caracterizarlo como un mar de tipo epicontinental.

Asimismo tiene una extensión de 990.000 kilómetros cuadrados, que se miden desde la desembocadura del Río de la Plata hasta las Islas Malvinas, por lo cual se considera uno de las más grandes mares, con las mejores condiciones de pesca del planeta.

La flora submarina presente en el Mar Argentino es abundante, podemos encontrar desde organismos microscópicos hasta los infaltables bentos, formando un hermoso paisaje en el lecho marino, esto se debe a que la luz solar llega hasta unos 200 metros de profundidad, contribuyendo a que este tipo de vegetación submarina florezca en todo su esplendor.

Los bosques de algas, específicamente el denominado Kelp, aportan a estas aguas elementos esenciales para el desarrollo de fauna marina en grandes proporciones, donde los peces de todos tamaños conviven en un ecosistema rico, equilibrado y auto sustentable.

Navegando en dirección este del Mar Argentino, encontramos de manera abrupta un cambio en la profundidad del mismo, ya que el nivel del terreno baja de manera casi vertical, creando un talud recortado en algunas zonas por cañones submarinos, los cuales son vestigios de antiguos ríos que datan de la era de las glaciaciones.

Luego de sobrepasar el talud, nos encontramos con una llanura abisal, este tipo de formaciones tienen presencia en todos los océanos del mundo, generalmente con una profundidad que puede variar entre los 3.000 y 6.000 metros, ubicándose entre las adyacencias del talud continental y una fosa oceánica.

Específicamente la llanura abisal en el Mar Argentino abarca gran parte del Atlántico Sur, siendo conocida de manera internacional con el nombre de Cuenca Argentina.

Debido a su enorme extensión, posee gran cantidad de recursos naturales, incluyendo aquellos de tipo submarino como la flora y fauna existente en el fondo marino, y los de tipo subterráneo, que además de estar bajo el mar se encuentran por debajo de la superficie terrestre, un ejemplo de esto son las reservas de petróleo y gas (específicamente existen pruebas de la existencia de hidrato de metano), algunas de las cuales están todavía sin explotar.

Clima

El área costera y los espacios argentinos a los cuales pertenece este, se ven influenciados por la zona climática Subpolar Oceánica, en donde los inviernos son relativamente suaves. Los meses considerados fríos no llegan a una temperatura inferior a los -3 grados bajo cero, mientras que los meses de verano la temperatura puede tener una variación cercana a los 10 grados centígrados, lo cual es una característica constante en el Hemisferio Sur.

Las zonas con este tipo de clima, comparten muchas similitudes con los ambientes oceánicos que suelen encontrarse generalmente cerca de los polos, lo cual trae como consecuencia que tiendan a manifestarse regiones con nieve, pero sin ser propensas a temperaturas extremas, como las que se encuentran en los climas boreales y continentales, los cuales tienen inviernos mucho más fríos.

Por lo general las precipitaciones son escasas, pues a pesar de que el clima tiene un nivel elevado de humedad, las lluvias están repartidas equitativamente durante todo el año, a causa de las temperaturas con frío constante (que ronda los 10 grados centígrados), suelen haber días con alto promedio de precipitaciones, así como también se pueden presenciar numerosos días nublados o brumosos.

Para conocer con mayor profundidad acerca de la hidrografía presente en el Mar Argentino, es necesario mencionar que existen 2 corrientes marinas principales: una tiene características cálidas, provenientes de Brasil, la cual llega hasta los 39 grados de latitud Sur; mientras que la otra se mueve desde las Islas Malvinas, con temperatura muy fría, como una prolongación de la corriente Circumpolar Antártica.

La corriente que viene desde Brasil, va con dirección Sur, recorriendo el margen continental de Sudamérica y llegando a ser el límite oeste del llamado giro subtropical del Atlántico sur. Como mencionamos antes, esta corriente tiene aguas con una temperatura más cálida, a veces llegan a superar los 26 grados en la superficie del mar, también tienen un nivel de salinidad más alto que las aguas adyacentes.

Por otra parte, la corriente de las Malvinas está formada por aguas sub-antárticas, las cuales son muy frías, de modo que la temperatura superficial del agua es menor a los 7 grados en invierno y al contrario de la corriente que viene de Brasil, el nivel de salinidad es bajo.

Su origen proviene de la corriente Circumpolar Antártica, la cual de manera interesante y majestuosa rodea al Banco de Burbwood dejándose llevar con el fluir de un patrón de circulación anticiclónica, cuando el flujo ascendente se separa en dos vertientes a la altura del Archipiélago de las Islas Malvinas, es en este punto cuando la rama oeste (la que es más fría y menos salina) avanza hacia el norte de la Plataforma Continental.

Ambas corrientes se llegan a encontrar muy cerca de los 38 grados de latitud sur, formando una zona de confluencia entre los dos cursos de agua  Brasil – Malvinas, los cuales crean una región con mayor concentración de energía, a comparación de otras masas de agua del mundo.

Al ocurrir esta mezcla de aguas subtropicales y subantárticas, se obtiene como resultado la presencia de altas concentraciones de nutrientes y sustancias favorables para la vida del ecosistema marino, son estas condiciones biológicas junto con la luz solar, las que benefician la flora y fauna existente en la zona.

Recursos Naturales

El Mar Argentino es uno de los mayores portadores de riqueza biológica y económica, sus aguas combinan la maravillosa pluralidad de dos vertientes que aunque son diferentes, se complementan muy bien; las cuales literalmente dan vida al traer a este mar la composición oceanográfica necesaria para ser un mar autosustentable, el cual posee uno de los ecosistemas más completos y variados que existe.

La estructura geológica, los componentes sedimentarios y la biodiversidad, forman una conjunción de elementos que propician el desarrollo de las especies que allí conviven, iniciando una cadena de aprovechamiento de los recursos naturales renovables presentes en el Mar Argentino.

En cuanto a los recursos minerales no renovables, también existen muchas reservas de hidrocarburos presentes en el subsuelo del lecho marino, principalmente de gas y minerales que esperan ser extraídos, algunos llevan años siendo explotados por el gobierno Argentino, como es el caso de los yacimientos petroleros y los gasíferos. A continuación, conoceremos a fondo cada uno de estos invaluables recursos naturales por separado.

Recursos Minerales

El Mar Argentino tiene una vasta colección de reservas minerales, siendo aprovechados solo los recursos petroleros existentes, mientras otros por el contrario están aún en fase exploratoria, tales como nódulos y sulfuros polimetálicos, así como también los hidratos de gas metano y gas biogénico.

Los nódulos polimetálicos, son formaciones esféricas extraordinarias que están compuestas por metales útiles, como lo son el magnesio, hierro, cobalto, níquel, cobre y titanio, cabe mencionar que todos ellos están presentes en el talud patagónico.

En cuanto a los hidratos de metano y gas biogénico, existen numerosas reservas existentes en el Mar Argentino, principalmente de gas biogénico, presente en diversas zonas de Río de la Plata, Bahía Blanca, Golfo San Matías y en el Canal de Beagle. Estos hidratos son considerados como un recurso potencial para duplicar las reservas actuales de los hidrocarburos utilizados tradicionalmente.

Actualmente se conocen diez cuencas petrolíferas, las cuales han sido exploradas desde mediados del siglo XX, aunque no de forma continua. Podemos decir que han sido perforados un poco más de 150 pozos en el subsuelo marino, la mitad de ellos se encuentran en la Cuenca Austral, la cual tiene una productividad plenamente comprobada.

Recientemente, se está evaluando el potencial de los recursos petroleros y de gas existentes en el Mar Argentino, ubicados específicamente en los depósitos arenosos del talud continental, estas reservas corresponden a acumulaciones de sedimentos formados en zonas que tienen fuertes pendientes y en cañones submarinos, también han sido compuestos por las corrientes de fondo existentes en las zonas más planas del lecho oceánico.

Otros recursos minerales presentes en el Mar Argentino son los áridos, es decir la arena y canto rodado, utilizados alrededor del mundo en el sector de la construcción, a nivel industrial y en la fabricación de productos tan diversos como el vidrio y los componentes electrónicos.

La arena es un recurso importante y es abundante en la plataforma Argentina, la cual por su extensión y composición oceanográfica tiene reservas disponibles de enorme tamaño y perfectamente renovables.

Tan solo en la plataforma del Mar Argentino se cuenta con una superficie de 170.000 kilómetros cuadrados, con bancos de arena que pueden llegar hasta los 15 metros de espesor, todo ello constituye una fuente de riqueza, muy útil para su uso en la industria.

Otro recurso mineral importante lo constituyen las reservas de minerales pesados, especialmente hierro, titanio y circonio en las arenas costeras, sobre las cuales se proyecta una explotación que podría resultar muy rentable.


Flora y Fauna

El Mar Argentino tiene una de las aguas más ricas y productivas del mundo. En este sentido, cuenta diversidad de animales marinos de todos tamaños, desde pequeños moluscos, hasta animales enormes como las ballenas, pasando por los pintorescos pingüinos.

Primeramente, debemos decir que existe una abundante presencia de plancton, variadas clases de algas y crustáceos en toda la extensión del lecho marino. En las costas acantiladas, es posible encontrar variedades de mejillones y pulpos, pero también existen en esta área las almejas, centollas, estrellas de mar, cangrejos y diversidad de peces pequeños.

Asimismo el Mar Argentino sirve como refugio de especies de entorno especial como los pingüinos y cormoranes, los cuales hallan las condiciones adecuadas para convivir, desarrollarse, procrear y hacer su anidación.

En sus costas llenas de grandes piedras, podemos ver ejemplares grandes y hermosos de leones y elefantes marinos, los cuales prefieren este lugar para tener y cuidar a sus pequeñas crías.

mar argentino

También se destacan por su abundancia y por su fácil distribución y comercialización a especies de peces como la curvina rubia, la pescadilla, el tiburón vitamínico, la anchoíta y el lenguado, todos de excelente calidad e importancia comercial.

Otro animal marino a destacar es el delfín del Plata o también llamado Franciscana, el cual es un cetáceo que pertenece de manera exclusiva a esta rica región pesquera y que proporciona a los habitantes de estas tierras una considerable fuente de ingresos.

Es momento de mencionar a las aves y los mamíferos marinos, entre los cuales existe un lugar especial para la ballena Austral, quien es la gran reina de estas aguas, acompañada de una diversidad de cetáceos en todos lo tamaños, así como poblaciones enteras de pinípedos, como lo son el lobo marino ( de un pelo y de dos pelos), el elefante marino del sur y las focas antárticas.

Entre las aves se incluyen los petreles, los albatros, las gaviotas que son muy abundantes en toda la región costera, los gaviotines y los hermosos pingüinos que mencionamos antes.

mar argentino

Profundidad del Mar Argentino

La plataforma submarina sobre la cual está ubicado el Mar Argentino, es una de las regiones más extensas que existen, esta área tiene la característica única de que se ensancha a medida que hacemos un desplazamiento en dirección sur, de manera contraria a lo que sucede con la parte continental, que se va estrechando.

En este mismo orden de ideas, la plataforma Argentina tiene una configuración morfológica similar a la Patagonia extra Andina, se trata de una meseta sumergida bajo las aguas donde, se puede notar un descenso de manera escalonada. También se pueden encontrar en este maravilloso lugar algunas depresiones tectónicas, hablamos del Golfo de San Jorge, así como el Golfo de San José y San Matías.

El Mar Argentino contiene subregiones importantes como el litoral costero, incluyendo playas hasta los 200 metros de profundidad, la región Oceánica Atlántica que tiene profundidades de hasta 1300 metros, y la Oceánica Antártica.

En conclusión podemos decir que el Mar Argentino tiene una profundidad de unos 2.224 metros, en los cuales existen maravillas naturales dignas de un paraíso terrenal, con recursos abundantes, vida marina variada y exquisita, que lo han convertido en uno de los reservorios naturales de mayor riqueza del mundo.

Si la información encontrada en este artículo ha sido de utilidad, podrá encontrar más información interesante en los siguientes enlaces:

(Visited 52 times, 1 visits today)